Brito: “Hemos buscado esos espacios de encuentro y diálogo”

lunes, 18 de noviembre de 2019 · 00:04

“El no resolver las diferencias políticas por la vía constitucional ha generado esta crisis por la que estamos viviendo”, opina la diputada Sonia Brito,  del MAS.   Destaca que para poder viabilizar un diálogo se debe recuperar el Estado de Derecho y agrega que buscaron  espacios de encuentro y diálogo.  

 Resalta que aquellas diferencias se han convertido en formas violentas en contra del MAS. “Se han generado acciones delictivas, se quemaron viviendas de autoridades del MAS  y se ha torturado a dirigentes. La supuesta protesta pacífica se ha convertido en acciones irregulares”, dice. 

 Brito destaca que en el  gobierno de Morales hubo gente protestando en las calles, “pero no se las acusó de sedición”. 

 “En nuestro  gobierno  respetamos el derecho a pensar diferente, a sentir y opinar diferente. Esto no lo hace el actual Ministro de Gobierno, que está cazando a quien piensa distinto”, dice Brito, quien también critica  a  la Ministra de Comunicación.

La legisladora asegura que Bolivia ha vivido un golpe de Estado. Reclama que los parlamentarios han sido perseguidos y limitados.

“En el  marco de lo que dijo el presidente Morales hemos buscado esos espacios de encuentro y diálogo. No se puede pedir paz cuando se siguen vulnerando los derechos y el Ejército está en las calles. Primero se tiene que retornar a un Estado de Derecho y retornar los derechos de todos los bolivianos”, sentencia. 

Para la analista Erika Brockmann,  el MAS también ofendió  a la sociedad boliviana y no se han  subsanado esos daños. Son esos  los factores que agravaron la actual situación de Bolivia.

Señala que la salida del gobierno del MAS dejó un campo minado. “La amenaza de un cerco a la ciudad no valía para ese momento. La amenaza de convertir Bolivia en un Vietnam que hizo Quintana tampoco. Esas amenazas eran estructurales”, asevera.

Además señaló la satisfacción que mostró Morales al ver que sus seguidores amenazaban con cortar el agua y otras medidas. “El tercer agravio  fue del ministro Javier Zavaleta, que dijo que ya están listos para contar los muertos por docena”, apunta.

Brockmann dice que así como hubo un desagravio a la wiphala, también debería haber unas disculpas del MAS.

 

 

Más de
2
18

Otras Noticias