Policías y ciudadanía juntos en una misa para pedir paz

Este domingo se celebró una homilía en la que se oró para que la tranquilidad y la conciliación retornen a las familias y los hogares bolivianos.
lunes, 18 de noviembre de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

El domingo por la mañana,   monseñor Fernando Bascopé, obispo castrense de Bolivia, celebró una misa en la plaza Abaroa organizada por la Policía y a la que asistieron fieles, uniformados y decenas de personas para hacer votos y elevar oraciones por la pacificación y la conciliación  del país. 

Sosteniendo banderas blancas, los asistentes,  entre los que estuvo el comandante general de la Policía, Rodolfo Montero, participaron  en  la ceremonia religiosa en la que un grupo coral  cantó alabanzas y la  tradicional Viva Mi Patria Bolivia.    

“Para que Bolivia sea nueva, la nueva Bolivia debe descender del cielo, del corazón de Dios. Por eso hemos invocado a Dios de frente a la destrucción. No perdamos la esperanza, la esperanza está en Dios, en el cielo (…). Nosotros amamos a Dios, queridos hermanos, hoy estamos suplicando la paz que viene de Dios, la esperanza viene del cielo”, señaló  monseñor Bascopé durante la homilía.  

Foto:APG

La mayoría de los asistentes llevaban una prenda blanca que simbolizó el pedido de paz que se ha convertido en un clamor de los barrios paceños y de toda Bolivia. Policías y creyentes rezaron de rodillas en la plaza Abaroa, un lugar que fue el epicentro de los enfrentamientos entre la población que denunciaba el fraude electoral y fuerzas del orden,  y  que ayer se convirtió en un  espacio de encuentro y el deseo de que la calma llegue finalmente  a Bolivia.    

Después de la misa,  consultado por los medios de comunicación,  el comandante Montero se refirió a varios temas. Aprovechó su intervención  para agradecer  al grupo de apoyo del  Comando General de la Policía e hizo votos para que la celebración se  replique en todo el país y el mundo. 

“A nombre de mi institución, pido que la paz reine en toda nuestra amada patria Bolivia, que nos dejemos de rencores, de odios, que pensemos en nuestros hijos, en nuestros nietos, que pensemos en el futuro de Bolivia para que siga adelante. Ya no miremos el pasado porque al final todos somos hermanos”, dijo el comandante  después de la celebración.

 Una de las asistentes indicó: “Queremos que haya paz, queremos dormir tranquilos y que logremos acuerdos en todos los departamentos porque somos bolivianos, no queremos más luto”.  

 Por su parte, monseñor Bascopé dijo a los medios que será Dios  quien regalará paz a Bolivia e invitó a los bolivianos a abrir su corazón a la palabra del Padre Santo. “Que sean nuestros corazones, el hogar, el nido donde comience a gestarse la nueva Bolivia, una Bolivia que busca la fraternidad” concluyó.  
 

   Monseñor  Fernando Bascopé, durante la misa. 
Foto: APG

 

Más de
23
6