Amenazadas y sin provisiones, unas 11 zonas están aisladas en Río Abajo

En los puntos de bloqueo controlan a los vecinos la cantidad de alimentos que ingresan e impiden tomar imágenes. Advierten con quemar las casas de quienes los delaten ante autoridades o la prensa.
martes, 19 de noviembre de 2019 · 00:04

Madeleyne Aguilar A / La Paz

 Desde Mallasa hasta Mecapaca, las vías están totalmente bloqueadas. Los vecinos de al menos 11 zonas están atemorizados porque los comunarios del lugar los han amenazado. En los puntos de bloqueo se controla la cantidad de comida que ingresa e impiden que se tomen   fotografías o videos de los dirigentes.

 “Hace siete días que  no podemos salir. Los campesinos del sector Illimani se han parapetado en el sector de Lipari, donde era el peaje. Desde que  comenzó  el bloqueo no hemos podido abastecernos” cuenta un vecino de  la zona de Huajchilla.

Las protestas debido al conflicto  político en el país han afectado con más fuerza algunos sectores de La Paz. Habitantes del sector de  Río Abajo, al sur de la ciudad, denunciaron por redes sociales que “son rehenes en sus propios hogares”.

 Ni siquiera el patrullaje militar pudo ayudar a las más de 500 familias que viven en el encierro. “Los policías y militares sólo llegaron hasta el ingreso a Jupapina. Liberaron a la zona de Mallasa, pero no más abajo”, denunció otro de los  afectados.

En Río Abajo,  hay dos grupos: los vecinos, que tienen  domicilio allí y no hacen ninguna actividad agropecuaria, y los comunarios. Según denuncian, los últimos son los bloqueadores de  vías.

Las tiendas han sido obligadas a cerrar. Los afectados intentaron establecer un  diálogo con los dirigentes para aprovisionarse, pero éste no tuvo  resultados. “Son bastante reacios. No permiten conversar”, comentó una vecina de Carreras.

La carretera es intransitable, cada 150 metros hay piedras. Así mantienen varios puntos de bloqueos, algunos  pequeños  y otros  grandes.  Ya no hay pollo ni fruta. Todavía se vende carne de res, “a   48 bolivianos el  kilo”. También tienen carencia de gas licuado.

  “Una vecina pedía leche de fórmula, para su bebé. No había dónde conseguir. Su esposo tuvo que subir hasta la ciudad, comprar y bajar”, narra un habitante de la zona Carreras. 

Los que viven en  las zonas más alejadas, como Valencia o Mecapaca, deben caminar cuatro horas hasta Jupapina, para salir a la ciudad de  La Paz. Según  testimonios, los bloqueadores actuarían obligados o pagados.  

 “Pude corroborar que están siendo pagados, ya que hacen fila para el almuerzo. Denuncié al alcalde, Enrique de La Cruz, quien es militante del MAS, pero nadie ni una sola autoridad hizo algo por pacificar la zona”, reportó un vecino, enojado. 

Las personas que accedieron a dar información pidieron no revelar  su nombre. Otros prefirieron callar. “Tenemos que aceptar todas las condiciones para resguardo de nuestra casa y nuestra vida. Ese es el panorama”, dijo una vecina a Página Siete.

Denuncian que  amenazaron  con destruir los vidrios y quemar las casas “de los k’aras”. Tenían un grupo de WhatsApp, pero por seguridad  lo han cerrado. Ahora tratan de  colaborarse entre vecinos cercanos.

 Los bloqueos más contundentes  concentran hasta 70 personas. En otros puntos no hay  bloqueadores,  pero pusieron calaminas, troncos y piedras para impedir  el tránsito.

Algunos vecinos  han preferido salir para ya no retornar. Se alojaron en la ciudad de La Paz.

“Yo tuve que salir para trabajar y quedarme en la ciudad, pero mi familia está en Carreras, son dos adolescentes, de 19 y 15. Hemos preferido que ellos no salgan”, cuenta un padre de familia, asustado. Revela que en la zona Carreras hay rumores de que los comunarios controlan los bolsos.

En la tranca de Lipari no se permite sacar el celular. Los bloqueadores   se molestan, porque “piensan que graban a sus dirigentes”, denuncian.

Alertan  que usan dinamitas que lanzan desde los cerros. Se burlan de las personas que intentan salir caminando, les dicen que son gente vinculada con el cívico Fernando Camacho. Los  bloqueadores se declaran seguidores del MAS.

 

Una persona  murió

  • Reporte  Desde el grupo de bloqueo se informó el  fallecimiento del comunario Silverio Condori. Él había desapaparecido  el 11 de noviembre y habría sido encontrado el jueves 14. Los vecinos lo velaron  en Taypichullo, Huajchilla y se lo enterró el domingo. Según reportan, “murió en Mallasa cuando estaba escapando de la Policía, que intervino el bloqueo. Con mala suerte cayó en un barranco”.
Más de
1
49