Evo descarta “por ahora” desmovilizar a su gente, pero piensa en retirarse y abrir un restaurante de pescado

Pidió la renuncia de la presidente interina Jeanine Añez y reveló que sueña con tener un local de comidas: “Yo sirvo. Cobro el plato y, de paso, la foto te cobro”.
martes, 19 de noviembre de 2019 · 14:32

Clarín

Evo Morales dice que Jeanine Áñez​, quien asumió la presidencia de Bolivia tras su renuncia el 10 de noviembre, haría "un gran favor a la democracia" si renuncia a ese cargo.

El primer presidente indígena boliviano, de 60 años, se asiló en México hace una semana denunciando un "golpe de Estado". Dejó el cargo presionado por protestas ciudadanas contra irregularidades en las elecciones del 20 de octubre, de las que se proclamó ganador en primera ronda para un cuarto mandato. El Ejército le pidió renunciar tras un informe que constató irregularidades.

En una entrevista con la agencia DPA en Ciudad de México, Morales descartó, por lo pronto, llamar a la desmovilización a sus simpatizantes para facilitar un diálogo. Dijo que debe haber antes garantías de seguridad y castigo por las muertes de más de 20 manifestantes en las protestas contra su salida del poder.

Su plan para el futuro es abrir un restaurante de pescado y trabajar como mesero. Pero falta todavía: después de haber sido presidente casi 14 años, aún no tiene planes de retirarse de la política.

¿Usted ve posible llamar a una desmovilización?

Primero tiene que dar garantías este gobierno de facto. Injustamente ex ministros, asambleístas están siendo perseguidos, amenazados. Segundo, tiene que haber una comisión nacional e internacional para dar con los autores intelectuales y materiales de semejante masacre.

El gobierno interino de Jeanine Áñez evalúa llamar a elecciones por decreto. ¿Apoyaría esto?

No es gobierno interino. Gobierno interino es cuando el presidente se ausenta y hay una sucesión constitucional. La señora que está era segunda vicepresidenta de los senadores y se proclama presidenta. Es un gobierno de facto y no interino. Todavía no aprobaron ni rechazaron mi renuncia la Asamblea Legislativa. Si no ha rechazado, entonces ahora ¿quién es la presidenta interina?: la presidenta de Cámara de Senadores, Eva Copa. Es legal y constitucionalmente la presidenta.

¿Quién debería convocar las elecciones?

Para eso es la negociación. ¿Por qué digo esto? Porque hay sectores movilizados: dicen no al golpe, no a la dictadura. 24 muertos a bala, ya es dictadura. Entonces, los mediadores, los facilitadores, tienen que hablar con todos los sectores. El nuestro, por supuesto, los movimientos sociales, la Asamblea, porque también tiene que pasar por la Asamblea Legislativa Plurinacional. Estamos dispuestos a nuevas elecciones basadas en la Constitución. Por la vida y por la democracia, Evo no participa, si no quieren que participe.

¡Evo Morales no sería candidato?

Así es.

Los líderes cocaleros dieron un plazo de 48 horas a la presidenta Áñez para renunciar. ¿Está de acuerdo?

Si renunciara haría un gran favor a la democracia, a la sucesión constitucional.

¿Se arrepiente de haber renunciado?

Yo renuncié para que los militantes de nuestro movimiento político, nuestros militantes, no fueran agredidos. No me arrepiento. Para que no sigan agrediendo a mis militantes, renuncio. Pero siguen. A mí no me perdonan porque soy indio, no me perdonan por nacionalizar los recursos naturales.

El enviado especial de la ONU, Jean Arnault, está ahora en Bolivia. ¿Se ha comunicado con usted?

No, no se comunicó conmigo.

Ha dicho que regresaría a Bolivia si se lo piden. ¿Cuál sería su papel?

Ustedes saben que tenemos mucha ascendencia dentro del movimiento campesino indígena originario. Yo como dirigente sindical desde 1988 primero uní mi región, la zona del trópico de Cochabamba. Entonces sé que mis compañeros, mis hermanos del campo, pueden entender cómo podríamos buscar paz, justicia, pero ahí va a ser importante garantías e investigación de tanta masacre.

¿Teme ser arrestado en Bolivia?

Me comuniqué con algunos expertos juristas sobre cuál es mi situación. Por Constitución, a mí no podrían arrestarme, salvo que haya un proceso de responsabilidades por algún tema y que haya sentencia. Ahí sí podrían arrestarme. Por bronca política pueden hacerlo, pero sería ilegal. Eso comentaron algunos juristas: No pueden arrestarte, pero evidentemente no hay cierta seguridad. Por eso la comisión (mediadora) esperamos que empiece. Sobre todo, garantizar seguridad para todos.

Si usted no es candidato, ¿eso significa el fin de la era de Evo Morales?

Nunca es Evo: sin pueblo unido y organizado, no hay Evo. Evo es uno más de ellos. Que tengo un poquito más de experiencia de unir, de organizar, sí.

¿Pero quiere volver a ser presidente?

Por ahora, fortalecer nuestro movimiento político. Eso es por ahora. Y segundo, claro, mi gran deseo cuando termine mi gestión como presidente es ir a mi región y hacer un restaurante de tambaqui, que es un pescado. Yo los sirvo. Cobro el plato y, de paso, la foto te cobro.

¿Entonces, Evo Morales sigue mientras en la política?

Quiero acompañar a mis compañeros. Quiero acompañar. Es mi obligación. Tantos años me acompañaron, si puedo aportar en algo. Si no, me quedo en casa.

¿Entonces, Evo Morales sigue mientras en la política?

Quiero acompañar a mis compañeros. Quiero acompañar. Es mi obligación. Tantos años me acompañaron, si puedo aportar en algo. Si no, me quedo en casa.

¿Quiso perpetuarse en el poder?

Para nada. Para mí, el primer año de gestión, feliz me iba. El cargo no se busca, el cargo te busca. Si acepté esta candidatura por última vez es porque me dijeron: que sea candidato Evo. No es que yo he buscado.

¿Si lo vuelven a buscar, el restaurante quedará para más adelante?

Por ahora, yo digo no.

 

Mexico. Andrea Sosa Cabrios y Nick Kaiser (DPA)

4
100