Convoyes sacan combustible de Senkata; la venta será por cupos

La ANH informó que se podrá cargar hasta Bs 100 de gasolina o Bs 300 de diésel. Se venderá una garrafa de GLP por familia con la última factura de luz.
miércoles, 20 de noviembre de 2019 · 00:04

Manuel Filomeno /  La Paz

Luego de dos semanas de bloqueos, un  fuerte contingente policial y militar logró abrir paso a  las vías de acceso a la planta de Senkata, en el distrito 8 de El Alto, y sacar combustible para abastecer a la ciudad de La Paz desde hoy.

Un  gigante operativo conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional permitió  liberar  de   la planta un convoy de cisternas con carburantes  en horas de la mañana que inmediatamente se dirigió a la zona Sur. 

Minutos antes de que las cisternas y camiones, cargados de gasolina, diésel y Gas Licuado de Petróleo (GLP), salieran de la planta, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, hablaba con la prensa y decía que los carburantes esperaban pacientemente en el interior de la planta, esperando alguna señal de apertura de los vecinos que bloquearon  las vías de acceso y cavaron  zanjas en el camino.

 Los vecinos y seguidores afines al MAS, que se encontraban en el lugar  para impedir la salida   de carburantes,  fueron dispersados con gases lacrimógenos. Sin embargo, hubo resistencia.

En total salieron 19 cisternas de gasolina, 14 con diésel, dos con jet fuel, cuatro camiones con GLP. Una vez que ya habían partido, los manifestantes  muy  enardecidos se reagruparon y atacaron el complejo, volando un muro perimetral y amenazando con quemar todo lo que se encontraba en su interior.
 
La caravana de cisternas se dirigió rumbo a la ciudad de La Paz por la ruta de la avenida del Policía para conectar con las avenidas Max Fernández y  Mario Mercado. A su paso recibieron el aplauso  de  los vecinos mientras se mantenía un fuerte resguardo de las fuerzas del orden. 

La sede de Gobierno  está afectada por la falta de combustible y el municipio no ha podido realizar el recojo de basura por falta de gasolina para los carros basureros, lo que está generando que los contenedores de residuos se conviertan en focos de infección. 

El transporte público también ha comenzado a sentir el impacto y se ha replegado en un 40%.

Las cisternas y camiones se dirigieron al Colegio Militar en Irpavi para de ahí establecer la logística de distribución a las  estaciones de servicio.

En el lugar  casi inmediatamente se formaron largas filas de personas sentadas sobre sus garrafas, esperando poder comprar GLP para poder cocinar.

La misma escena se presentó en otros puntos de La Paz y El Alto, generando en algunos casos bloqueos esporádicos de vías.

En los principales surtidores de la ciudad, transportistas y choferes particulares empezaron a formar largas serpientes de autos que se extendían por cuadras y cuadras, en algunos casos, atravesando barrios.

Sin embargo, por la tarde, oficiales del ejército salieron a informar en el lugar  que la distribución de los carburantes recién comenzaría hoy miércoles. En el Ministerio de Hidrocarburos indicaron que el horario aún se coordinaba. Fuentes de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) también confirmaron que la venta se hará desde hoy.

Cupos de venta y logística

De acuerdo con dos comunicados de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la entrega de combustible estará sujeto a cupos ya que se dispuso que cada motorizado solo podrá cargar hasta 100 bolivianos de gasolina o 300 de diésel cada semana.

 También se venderá una garrafa por familia, previa presentación de la última factura de luz para comprobar que no se compran más de las necesarias.

De acuerdo con el plan de distribución, para la seguridad del Estado se destinarán alrededor de 100 mil litros de gasolina y 34.000 litros de diésel; servicio de recojo de basura  35.000 litros; 16 cisternas con 442 mil litros de gasolina  para abastecer al  transporte público y particular en estaciones de servicio. Para  el transporte público (buses PumaKatari) se preven 35.000 litros y   35.000 litros de diésel para los camiones de recojo de basura. 

Se restringe la distribución a vehículos convertidos a Gas Natural Vehicular (GNV) y se evalúa las solicitudes de hospitales, clínicas y ambulancias.

 

 

 
 

Más de
17
4