Colombia preocupada por la presencia de FARC en el país

“Hoy es una gran preocupación porque las FARC han estado muy vinculadas al narcotráfico”, afirmó el diplomático de ese país.
jueves, 21 de noviembre de 2019 · 00:04

Beatriz Layme  / La Paz

El embajador de Colombia en Bolivia, Aníbal José Ariza Orozco, afirmó que “es una gran preocupación” que las  Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que “hicieron mucho daño” a su país, hayan trascendido sus fronteras.  

 El diplomático expresó esa preocupación debido a que la pasada semana se conoció que el argentino Facundo Molares Schoenfeld, alias Camilo, miembro de las FARC, brindaba entrenamiento paramilitar a jóvenes de Yapacaní, para generar zozobra en la población.

“Políticamente lo que hay es una gran preocupación porque las FARC han hecho mucho daño en Colombia y ha estado muy vinculada al narcotráfico. Entonces es muy difícil  desligar el tema de las FARC del narcotráfico”, expresó el embajador, quien agregó que la presencia de un miembro de este grupo subversivo en Bolivia  “enciende las alarmas” y, por tanto, urge solicitar la cooperación internacional para “desarrollar una gran campaña que evite que los movimientos subversivos trasciendan más fronteras”.

Ariza manifestó que desconoce las rutas que utilizan los miembros de las FARC para llegar a Bolivia, pero dijo que como Colombia están dispuestos a colaborar “en todo” al Gobierno boliviano.
 
No obstante, afirmó que no todos los colombianos que llegan a Bolivia tienen fines subversivos, por lo que pidió a las autoridades “no estigmatizar” a sus compatriotas.

“El hecho de que dos o tres colombianos sean parte de guerrillas no quiere decir que todos los colombianos que están en Bolivia estén involucrados con actos ilícitos. La mayoría son colombianos de bien”, manifestó Ariza, quien anunció que su país trabaja en crear un nuevo consulado en Santa Cruz para ayudar al Gobierno boliviano proporcionando antecedentes penales de forma inmediata de colombianos detenidos. 
 
Por otro lado, el diplomático colombiano   también expresó su preocupación por las  movilizaciones sociales que se registran en varios países de América Latina, los que en muchos casos concluyen en violencia.

Dijo que las protestas fortalecen la democracia, pero cambia cuando sus actores incurren en actos violentos. “Rechazamos toda influencia de actores violentos. El deber del Estado es proteger  a sus ciudadanos, y  en la medida que se vayan infiltrando factores violentos que tienen móviles oscuros, por supuesto que la protesta se desvirtúa. Una fortaleza de la democracia se puede convertir en la amenaza de la democracia”, manifestó.

 La preocupación del diplomático surge porque hoy en Colombia está previsto un paro general en contra del Gobierno. “El presidente Duque está cumpliendo con los compromisos que asumió el anterior gobernador”, dijo Ariza, quien espera que en su país se dé una protesta pacífica. 
 

 

Más de
18
1