Indígena acusa a 10 “cabezas” del MAS, se ofrece de testigo

Asegura que los movilizados son llevados como carne de cañón y que los dirigentes cocaleros sabían que iba a haber un enfrentamiento armado.
jueves, 21 de noviembre de 2019 · 00:04

María Mena M. / Cochabamba

“Si tengo que morir, voy a morir. No me voy a doblegar”, sentenció Gabina Condori Nina, líder indígena descendiente del ayllu Coconi de Cochabamba, porque sabe que sus declaraciones le pueden costar la vida. A través de un audio que circula en redes y una entrevista concedida a este medio, Condori acusó a más de 10 dirigentes y cocaleros considerados “cabezas” del Movimiento al Socialismo–Instrumento por la Soberanía de los Pueblos, MAS–IPSP, de ser quienes instigan, obligan y pagan a campesinos para marchar, bloquear y participar  en los enfrentamientos armados en Sacaba.

Condori, aparte de revelar los nombres de los instigadores masistas, también se ofreció de testigo y aseguró que tiene pruebas, todo con la finalidad de que los acusados depongan sus actitudes y llamen a la pacificación. “Vamos a estar como testigos. Yo no voy a dar un paso atrás”, afirmó con determinación a tiempo de asegurar que no sería la primera vez que su vida corre peligro, ya que en tres oportunidades intentaron matarla y le iniciaron alrededor de 12 procesos durante el gobierno de Evo Morales, pero ninguno prosperó.

“En mi condición de campesina originaria ancestralmente reconocida por las comunidades originarias, como los ayllus, quiero denunciar. Como siempre, Cochabamba es el puntal donde se cometen estos actos porque aquí radican las cabezas más importantes de su partido político y nosotros los ciudadanos, los compañeros de las comunidades campesinas, somos utilizados como carne de cañón por toda su cúpula”, afirmó Condori.

Reveló que los cocaleros y masistas reciben entre 200 y 300 bolivianos para movilizarse y enfrentar a los policías y militares.

La indígena continúa: “Son los responsables de esas muertes, de mis hermanos que en su ignorancia han sido obligados y oprimidos,  con sus palabras que faltan a la verdad han traído mi gente acá (a Sacaba). Y todavía se atreven a acusar a la Policía y a los militares. Sabían que iban a suceder esos actos (la muerte con armas de fuego), pero no tuvieron la valentía de parar, de llamar a la paz y decirles que no lo hagan”, afirmó y  aludió  a uno de los instigadores.

Condori reveló los nombres y apellidos de estos dirigentes del instrumento político que están pagando, movilizando y armando a los cocaleros, pero por cuestiones de seguridad no serán expuestas sus identidades. Sin embargo, la líder indígena aseguró que continuará con la lucha y las acciones legales para que paren y sean procesados.

En esta lista de “instigadores” figuran legisladores y dirigentes cocaleros tanto de amplia y reconocida trayectoria  como también de reciente incursión, tanto hombres como  mujeres.

Condori  insta a sus compañeros campesinos que están al tanto de esas injusticias e ilegalidades a  denunciar a sus dirigentes ante  “el aparato judicial”.

“De ahí adentro han disparado, había orden para dispararles y ustedes (las bases) son testigos de estos actos criminales, por tanto, les pido que denuncien y se pueda buscar la verdad detrás de  estos actos violentos ocurridos en Cochabamba (Sacaba)”, alertó Condori.

El informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), revelado por la Fiscalía General sobre las causas de la muerte de los nueve cocaleros durante los enfrentamientos del 15 de noviembre, da cuenta de que fallecieron por “armas de fuego largas” y que continúan las investigaciones para determinar la procedencia de los disparos.


Las grescas  tuvieron como saldo varios muertos.
Foto:Los Tiempos 

Denuncia nacional

La indígena aseguró que los nombres de los instigadores masistas ya son de conocimientos de las autoridades del  gobierno transitorio. Guarda la esperanza de que su denuncia  prospere y que los cabecillas de esta “ola de violencia” depongan sus actitudes para que retorne la paz a Cochabamba y el país. 

“Una comisión de abogados está investigando la denuncia”, dijo Condori.

Sobre  Evo Morales, Condori lamentó que los medios internacionales le otorguen al expresidente de Bolivia la oportunidad de declarar “divulgando mentiras e incitando a la violencia”.

“En mi condición de indígena campesina solicito el mismo derecho: que a mis compañeros ancestrales les den el mismo derecho de refutar. No a los disfrazados del MAS–IPSP que vienen acá y se compran ponchos, ch’uspas, pututus, bastones de mando y sombreros”, afirmó.

No descartó que una comisión de autoridades indígenas viaje a México para exponer la situación que vive Bolivia y refutar “las mentiras” que –a su parecer– emite el aún líder  cocalero.

El tata Claudio Centeno, de la nación sura, aseguró que Evo Morales no es un indígena como constantemente alardea ante los medios y organismos internacionales. Recordó que en una oportunidad le dijo a Evo que, si es un “indígena originario”, se identifique a qué ayllu pertenece, pero Evo jamás lo hizo.

“Hasta ahora no dice a qué ayllu pertenece, que muestre su árbol genealógico, pero jamás lo hace”, afirmó Centeno.
 

 

  Reconocen a Añez como Presidenta

Las comunidades indígenas originarias reconocen a Jeanine Añez como presidenta y que el cargo le corresponde por “línea de sucesión”. Piden que la dejen gobernar estos meses de transición.

“Está correcto. Se ha seguido la línea de sucesión, que la dejen gobernar”, afirmó Gabina Condori Nina, líder indígena descendiente del ayllu Coconi de Cochabamba. Las declaraciones fueron respaldadas por el tata Claudio Centeno de la nación sura.

“Toda una nación está en su espalda. Yo la apoyo, no la conozco, pero sé que es  madre y se preocupa por lo que pasa. Evo Morales nos ha hecho mucho daño. Desde que ingresó al poder nos ha avasallado, nos ha quitado nuestro territorio a los pueblos indígenas”, dijo Condori.

El 12 de noviembre, dos días después de la renuncia de Evo Morales, la entonces senadora Jeanine Añez de la bancada de Unidad Demócratas asumió la Presidencia de Bolivia.

Se aplicó esta medida constitucional debido a que también renunciaron  el entonces vicepresidente, Álvaro García Linera; la presidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra, el senador Rubén Medinaceli y el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

 

 

Más de
535
12