De los 7 detenidos, sólo dos están domiciliados en Senkata

Del grupo de bloqueadores defensores de Evo Morales que atacaron la planta de YPFB, 7 personas fueron aprehendidas, 5 de las cuales no viven en la zona.
viernes, 22 de noviembre de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

 De los siete detenidos y encarcelados por el atentado contra la planta de combustible en Senkata, la Fiscalía determinó que sólo dos están domiciliados en esa zona de El Alto, mientras que los otros provienen de otros barrios, incluso de La Paz.

Según los datos registrados en la imputación que emitió el Ministerio Público, los procesados Elian Barra Ramírez y Édgar Luis Guarachi Condori son los únicos dos que viven en la zona, el primero es albañil y vive en Cristal de Senkata y el segundo es mecánico y vive en la zona de Atipiri, también en Senkata.  

Ambos fueron encontrados dentro del grupo de personas que tumbaron los muros de la planta de YPFB, aunque el momento de requisarlos no se encontró nada entre sus pertenencias.

 Unos 200 manifestantes defensores del expresidente Evo Morales regresaron a la planta de Senkata, el martes, minutos después de que 45 cisternas cargadas salieran de la planta, custodiadas por más de 25 vehículos militares y policiales, rumbo a La Paz. Los bloqueadores rodearon las instalaciones, primero lanzaron piedras y después se acercaron con explosivos al muro.

 Dos partes de la pared perimetral  fueron derribadas con dinamita y luego los manifestantes metieron fuego e incendiaron al menos cinco vehículos, adentro y afuera de las instalaciones.

En ese interín se escucharon disparos de arma de fuego, los militares estaban dentro de la planta y hay videos en los que se los ve disparando. Pero también los bloqueadores tenían armas; en otro video se ve que los manifestantes corren para evitar que les lleguen los gases lacrimógenos y uno de ellos dice: “Hazte a un lado, voy a disparar”.

 Producto de esa acción militar al defender la planta de YPFB se registraron ocho personas muertas, de acuerdo a un informe que presentó el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

Los policías, que custodiaban las instalaciones por afuera detuvieron a siete personas y los pusieron a disposición del Ministerio Público. 

Los vecinos ajenos a Senkata

La Fiscalía también registró el domicilio de los otros cinco detenidos que fueron enviados a la cárcel con detención preventiva. Rubén Félix Laura Riveros vive en Alto San Pedro y es chofer. A él la Policía lo encontró con una soga de color blanco, cinco billetes de corte de 200 bolivianos, 10 billetes de 100 bolivianos, cuatro billetes de 50 bolivianos, dos hojas con teléfonos celulares y un billete de 200 bolivianos.

 Asimismo, Iván Teófilo Apaza Chambi, que se dedica a ser pastelero, está domiciliado en Villa Nueva Potosí. 

Uno de los manifestantes en la zona de Senkata, el martes.
 Foto:Freddy Barragán / Página Siete

También fue detenido Florentino Villca Franco, comerciante, registra como domicilio la localidad de Luribay Vizcaya, en La Paz. Él fue encontrado con un  equipo celular negro, un barbijo, dos cédulas de identidad de otras personas, una tarjeta azul, una credencial de MAS-IPSP. 

 Teófilo Yesid M.L. es estudiante y su cédula de identidad refiere que vive en la zona Alcoreza. Finalmente, Juan Jhandimer B.C., también estudiante, está domiciliado en la zona de Tarapacá. Fue aprehendido en posesión de  un sobre de bicarbonato, un encendedor rojo, un flash memory, una mochila negra que tenía una botella de agua, ropa y varios  alimentos.

El juez séptimo de Instrucción Penal  de El Alto determinó la detención preventiva para los siete aprehendidos, los dos estudiantes irán al centro de  Qalahuma y el resto al penal de San Pedro.

Todos son investigados por los delitos de destrucción, deterioro de bienes del Estado y riqueza nacional; instigación pública a delinquir, sedición y atentados contra la seguridad de los servicios públicos. El Ministerio Público los imputó también por terrorismo, pero el juez descartó esta figura penal durante la audiencia de medidas cautelares. 
 

La Defensoría señala que las ocho personas murieron por bala

La Defensoría del Pueblo confirmó que las ocho personas fallecidas en la zona de Senkata  murieron por impacto de proyectil de arma de fuego, y anunció que hará seguimiento a la investigación que inició de oficio el Ministerio Público.

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, junto a personal defensorial, acompañó el miércoles la realización de las autopsias legales a seis cuerpos que se encontraban en la parroquia San Francisco de Asís en el sector de Senkata. Horas antes, también estuvo en la autopsia de otros dos cuerpos en la morgue del Hospital de Clínica, según un comunicado de prensa de esa instancia.

Cruz conversó con los familiares de los fallecidos y otras personas que hicieron vigilia en el lugar tras lo ocurrido el pasado martes, a quienes se persuadió de aceptar que se realicen las autopsias, ante la negativa de que los cuerpos sean trasladados a la morgue de La Paz.

“Tras varias horas de espera, el Coordinador del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), José Daza, informó a las personas que se encontraban en el lugar, que las seis autopsias, en las que participaron dos médicos forenses, un radiólogo y un perito en criminalística, mostraron que todos sin excepción presentaban lesiones y traumas provocados por proyectil de arma de fuego”, indicó la Defensoría.

Una manifestación en la ciudad de El Alto.
Foto: Marco Aguilar / Página Siete

Según el certificado de defunción de los fallecidos, al que accedió Página Siete, se tiene que Devi Posto Cusi murió por hemorragia por múltiples impactos en órganos abdominales y toráxicos, Clemente Mamani Santander murió por hemorragia por múltiples impactos en órganos abdominales y toráxicos, Pedro Quisbert Mamani perdió la vida  por  hemorragia por herida de arma de fuego en los pulmones, Juan Tenorio Mamani falleció por hemorragia por herida en el pulmón.

Asimismo, Joel Colque Patti murió por hemorragia por heridas en el pulmón y el corazón, Edwin Jamachi Paniagua perdió la vida por  hemorragia por herida en el tórax, Ruddy Vásquez Condori falleció por una hemorragia, la bala le llegó a la cabeza, y de Antonio Ronaldo Quispe Ticona, de 23 años, no se tiene datos. La Fiscalía no dio el informe forense.

 

 

Más de
82
3