Las mentiras del MAS: EEUU dio el golpe y Camacho manda a saquear

En varias zonas, los vecinos reconocen que se trata de mentiras pero no pueden reaccionar, pues son amedrentados con saqueos y otros atropellos.
viernes, 22 de noviembre de 2019 · 00:04

   Página Siete /  La Paz

Para arrastrar a los vecinos de El Alto  a sus   movilizaciones, los militantes del MAS recurren a mentiras como que  Evo Morales sufrió  un golpe de Estado financiado por Estados Unidos, porque ese país quiere quedarse con los recursos naturales de Bolivia, especialmente el litio. 

Los masistas también les dicen a los alteños que los saqueos son protagonizados por motoqueros mandados desde Santa Cruz por Luis Fernando Camacho,  presidente del Comité  Pro Santa Cruz, y que éste trajo el racismo a La Paz. Falso.

Los  vecinos que no creen estas mentiras aclaran que no pueden hacer nada para contrariar a los masistas porque se sienten amenazados. “Son los del MAS los que vienen a decir que Estados Unidos financió un golpe de Estado contra Evo  y que Camacho está mandando motoqueros desde Santa Cruz para saquearnos. En las redes sociales se ve hasta imágenes, pero nosotros sabemos que son de Cochabamba. No creemos , pero no podemos hacer nada, tenemos que cuidar nuestras casas”, dice un vecino  de la zona 16 de Julio.
 

A estos argumentos falsos se suman otras mentiras como que con  Morales  fuera de Bolivia  la discriminación volverá;  que ya no se pagarán más los bonos sociales y que el gobierno de transición  de Jeanine Añez  se quedará para siempre, para entregar el país a Estados Unidos. 

“La gente de Evo Morales dice aquí que  Estados Unidos pagó a (Jeanine) Añez y a Camacho para desestabilizar el gobierno de Evo; también dicen que Añez se quedará para siempre y que  se acabarán los bonos. Acusan también  a Carlos Mesa”, cuenta otro vecino de Río Seco.

Ambos prefieren guardar su nombre en reserva porque temen ser presionados. Hay amenazas.

 “Nos obligan a ir  a marchar y obligan a cerrar las tiendas. Pero hay división porque no todos estamos de acuerdo; sin embargo,  aparece gente, que no sabemos sin son de la zona o no, para presionar, para decirnos que tenemos que soportar, que Evo llegará en cualquier momento, que hay que defender la democracia”, señala el vecino de Río Seco, cuya zona está prácticamente sitiada. 

En la 16 de Julio se vive una situación similar, pero no porque los vecinos salgan a bloquear, sino porque “unos 30 o 40  masistas, que no se sabe sin son de la zona, se reúnen en la calle  para hablar”.   “Cuando hay marchas, vienen en movilidades y a los marchistas les entregan comida y refrescos, en gran cantidad”, cuentan.  
 

Y las mentiras que manejan los masistas también se   oyen en  los cabildos y reuniones, que en su mayoría circulan en las redes sociales. Después de la muerte de ocho personas en Senkata en la acción militar ante el intento de dinamitar la planta de YPFB, se realizó un cabildo en el que los oradores arengaban a la movilización. “La discriminación está volviendo  y un desenlace fatal es la muerte de nuestros compañeros de Senkata”, dijo uno de los que tomó la palabra.

En declaraciones a la prensa también se oyen estas mentiras, como la vertida el 18 de noviembre por  el poncho rojo Gonzalo Quenallata a Telesur. 

  “Nosotros somos los campesinos que producimos los alimentos que consumen los k’aras, los yanquis, estos señores que viven en la hoyada (La Paz) que constantemente nos han discriminado. A nombre de la democracia nos están masacrando hermanos de Latinoamérica”, dijo el masista. 
 

 Masistas: El  fraude electoral se hizo por el litio de Potosí

Pero los falsos discursos  de  los  militantes del MAS que rechazan la renuncia de Evo Morales  no sólo se dispersan en la ciudad de El Alto. En zonas de La Paz corren versiones en sentido de que Estados Unidos planificó el fraude electoral de las elecciones del 20 de octubre para quedar con el litio de Potosí.

“Pero dice que el fraude lo hizo Estados Unidos porque quiere quedarse con el litio de Potosí. Nos mostraron un cuadro donde se ve quiénes han armado todo. Están Carlos   Mesa, (Luis Fernando) Camacho, la nueva presidenta (Jeanine Añez), Goni, Sánchez Berzaín y Waldo Albarracín”, contó una vecina de la avenida Periférica de la ciudad de La Paz.  

Otra versión que se maneja en  algunos barrios de La Paz es que  el nuevo gobierno ya entregó Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos a Estados Unidos y que los carburantes que salieron de Senkata el miércoles,  custodiados por  las Fuerzas Armadas,  fueron enviados a Chile.

Otros indican que esos carburantes fueron llevados sólo a la zona Sur, “a los ricos”.

Algunas personas mencionan que los invitan a ver videos en los que se ve todo el plan que elaboró Estados Unidos para sacar de Bolivia a Evo y así apoderarse del país. “Dicen que la actual Presidenta se autoproclamó, que aprovechó el golpe de Estado y que quiere hacer todo por decreto, como en las dictaduras, y eso no está bien. Por eso nos dicen que tenemos que seguir con la causa, defender la democracia hasta el final”, señala otro vecino.    

Después de que el domingo 10 de noviembre Evo Morales renunciara a la  Presidencia tras conocerse el informe de la OEA que estableció que en las elecciones del 20 octubre hubo fraude,  el MAS desató movilizaciones  que terminaron en saqueos y en muerte al enfrentarse con las FFAA.  

 

 

Más de
3
169