Delapaz: denuncian atropellos y maltratos para beneficiar al MAS

Según funcionarios, la dirección de la empresa vigilaba sus redes sociales personales y los hostigaba para que denuncien a los críticos al proceso de cambio.
sábado, 23 de noviembre de 2019 · 00:04

Página Siete  /  La Paz

Funcionarios de la   Distribuidora de Electricidad La Paz SA (Delapaz) denunciaron a los gerentes y directivos  por  maltratos, invasión de la privacidad y la obligación a hacer campaña por el Movimiento Al Socialismo (MAS), además de malos manejos al interior de la empresa estatal.

En días pasados, se hizo público  un pronunciamiento de los trabajadores de la empresa en el cual expresan quejas contra el gerente general, René Ustariz, Isabel Ortuño, la jefa del departamento jurídico, y Rafael Laime, identificado como operador político dentro de la estatal eléctrica.

Aportes, obligación a inscribirse como militante del MAS  y participar en actos de campaña con su propio dinero; además de vigilancia y monitoreo de sus redes sociales fueron algunas de las denuncias  que los trabajadores hicieron llegar a  Página Siete y que son citadas también en el pronunciamiento.

“Se nos obligaba a hacer aportes al MAS, del 1%, del 5%, hasta del 10% de nuestro salario, y no eran descuentos, eran aportes, que se nos cobraban para hacerlos  pasar como algo voluntario”, señaló un trabajador de Delapaz que prefirió mantenerse en el anonimato. Además de estas contribuciones, el funcionario indicó que desde la dirección de la empresa se le presionó para inscribirse como militante del partido en función de Gobierno y participar de los mítines y movilizaciones del MAS.

“A todos se nos ‘sugería’ inscribirnos como militantes y a los que se negaban  se los hostigaba, se los cambiaba de destino, se los obligaba a renunciar, hemos trabajado con esa presión constante”, explicó.

Oficinas  de atención al cliente de Delapaz.
Fotos: Delapaz.

 Como ejemplo, el trabajador relató que en un caso, a una secretaria de gerencia que se negó a inscribirse en el partido se le cambió de destino a una provincia alejada, a pesar de que se encontraba a punto de jubilarse, obligándola así a renunciar.

Otro funcionario agregó que, además de la presión para formar parte de la militancia del MAS, se los obligaba a sacar días de vacación para asistir a los actos de campaña del expresidente Evo Morales.

“Se nos obligó a viajar a Tarija, a Chimoré, siempre con nuestros recursos y sacando días de vacación para que pareciera que lo hacíamos de voluntad propia. A quienes   no accedían se los sancionaba, se los vigilaba”, dijo.

Otro de los atropellos que los trabajadores denunciaron fue que a todos los empleados  de la empresa se les “pidió” que acepten como amigos a los directivos en sus redes sociales, para así mantener el control de lo que publicaban y si esto iba en contra del  Gobierno.

“Además de esa obligación, había personas que preguntaban a los compañeros de trabajo sobre lo que publicábamos o no. Ellos no sólo querían que fuéramos neutros, querían que fuéramos partidarios del MAS”, puntualizó.

Los trabajadores que se contactaron con  Página Siete también denunciaron que el sindicato de la empresa así como la Confederación Sindical de Trabajadores de Luz y Fuerza servían como un control más para los directivos de la empresa.

 Cualquier queja que ellos presentaban ante estas instancias era comunicada con nombre y apellido a la gerencia, que tomaba represalias inmediatas contra los denunciantes.

“Uno presentaba una queja al sindicato e inmediatamente la gerencia lo llamaba para amenazarlo”, refirió otro trabajador.

Asimismo, los funcionarios pidieron que se realice una auditoría a la empresa y a Ende Corporación, ya que existen indicios de malos manejos y hasta robos en los almacenes de Delapaz, los cuales se intentó  ocultar.

“Pedimos que las nuevas autoridades tomen cartas en el asunto, ya que cada día que estas personas siguen en sus cargos pueden desaparecer pruebas de los malos manejos que han realizado  estos años”, coincidieron.

Otras  denuncias

  • Sistema Los trabajadores denunciaron que el sistema informático que utilizaban dejó de funcionar sin razón, causando perdidas de información. 
  • Ítems Según los funcionarios, en la empresa existen trabajadores fantasma, pagados por Delapaz, pero que ejercían sus funciones en el Ministerio de Energías.
  • Sueldos Otra denuncia señala que empleados cercanos a la gerencia fueron beneficiados con incrementos en sus salarios sin explicación.

 Funcionarios del SIN piden destitución de los gerentes

Los trabajadores del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), mediante un pronunciamiento publicado en redes sociales, denunciaron abusos y atropellos por parte de algunas autoridades de la repartición y pidieron  su destitución al nuevo ministro de Economía, José Luis Parada.

 “Los funcionarios  de Impuestos Nacionales denuncian públicamente que a lo largo de todos estos años, y más aún en este año electoral, hemos sido víctimas de imposiciones excedidas y abuso de poder, creando molestia entre los funcionarios”, señala el pronunciamiento.

Oficinas  del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN).
fOTO:Archivo / Página Siete

Los gerentes y autoridades señaladas en el documento  son el expresidente del SIN Mario Cazón, la secretaria Paola Espejo, la gerente de recursos humanos Libia Mollinedo y  el gerente de tecnologías Vladimir Terán, entre otros gerentes.

Los trabajadores denunciaron que se les exigió, mediante lista, la afiliación como militantes del MAS, bajo la amenaza de ser despedidos si no lo hacían.

Asimismo, se les obligó a hacer aportes mensuales, mediante planilla, al partido del expresidente Evo Morales, así como participar en movilizaciones y concentraciones del MAS con sus propios recursos, siendo controlados por sus gerentes mediante fotografías y listas.

Indican también que se les ordenó a marchar con sectores afines al Gobierno, incluso arriesgando su seguridad física (por el uso de dinamitas en algunas movilizaciones).

Otra denuncia, señala que antes de las elecciones generales, el  presidente del SIN los citó y les instruyó  que debían votar por el expresidente Evo Morales y comunicar a sus familiares que lo hagan también, si es que querían mantener sus puestos de trabajo en la entidad recaudadora.

 

 

Más de
6
97