Productores venden sin intermediarios y aún hay largas filas por la carne de res

El Gobierno trajo a La Paz 14.000 kilos de carne de res y el kilo se vendió a 50 bolivianos. Los carniceros también transportaron por iniciativa propia el producto y ofrecen el kilo a 80 bolivianos.
sábado, 23 de noviembre de 2019 · 00:20

Luis Escobar  / La Paz

Miles de personas realizaron ayer  largas filas para comprar carne de res en 113   puntos de venta y 83 mercados  de la ciudad de La Paz. Ante la escasez, este producto   llegó   gracias a los puentes aéreos del Gobierno  e iniciativas privadas de los carniceros.  Los primeros vendieron el kilo de la carne de res  a  50 bolivianos. Los segundos cobraron por un kilo de la proteína hasta  80 bolivianos.

Ante los conflictos sociales que cercaron La Paz, en los últimos días varios productores se dieron modos para vender frutas y verduras sin intermediarios. Muchos se instalaron en esquinas y calles de la urbe paceña para ofrecer los alimentos.  
 
 Además,  en las últimas 24 horas, los productores también llevaron  verduras a mercados. Pese al abastecimiento persisten los precios altos.

 Los primeros 14.000 kilos de carne  de res llegaron a la ciudad a través de puentes aéreos organizados por el Ministro de Desarrollo Rural y Tierras. Su distribución fue coordinada con la Alcaldía de La Paz en 113 puntos de la ciudad. 

“Hay personal de la Intendencia, con el apoyo de la Guardia Municipal y la Dirección de Mercados,  que está haciendo la verificación a todos los puntos y a los 83 mercados de la ciudad de La Paz”, declaró la  intendenta municipal, Velma Vargas.

Los puntos de venta  fueron publicados a través de  las redes sociales. Casi de inmediato,  miles de ciudadanos se volcaron  para hacer filas en  los sitios designados. Cada comprador  sólo  podía adquirir entre  dos y tres kilos de carne  para que llegue a todos. 

 “Me enteré por los grupos de WhatsApp y me vine a las 7:00 al mercado (Yungas). Desde  esa hora ya había mucha fila”, dijo Patricia Coarite mientras esperaba.

El kilo de pulpa de segunda se vendió por  50 bolivianos.  El de  chuleta costaba  36 bolivianos.  Le siguen  paletilla (36 bolivianos), pecho costilla (34),  molida corriente (34), hueso rojo (34),  hueso rojo (15) y hueso blanco (cinco  bolivianos). 

Ante la alta demanda, ayer por la mañana se acabó el producto en varios centros de abasto. Muchos vecinos se quejaron porque aunque esperaron  horas  no lograron adquirir el producto.

 En caso alguna irregularidad en la provisión de carne, la funcionaria  edil pidió a la ciudadanía denunciar a la línea gratuita de la Intendencia Municipal 800 140217.

 Algunos de los carniceros de los mercados Yungas, Lanza y Rodríguez también hicieron llegar carne  de res. Vendían el kilo entre 65  y  80 bolivianos dependiendo del corte.  “Nosotros trajimos carne por nuestra cuenta, no es la subvencionada del Gobierno y por eso la vendemos en estos  precios”, dijo uno de los comerciantes del mercado Lanza.

Llegaron diferentes tipos de verduras, frutas y hortalizas al mercado Rodríguez. Por ejemplo, caseras vendían ocho postres por 10 bolivianos. Este precio se duplicó en las últimas dos  semanas.  La sorpresa fue que llegó tomate y bajó de precio: de 10 bolivianos a ocho  bolivianos.    La libra de    zanahoria costaba siete bolivianos.

Llegaron también  huevos en gran cantidad.  El precio bajó de  2,50 bolivianos a  1,5.  “Este alimento aún está caro, pero al menos ya se puede encontrar”, dijo una vecina  que se llevó un maple de 30 unidades en 45 bolivianos.

 Tanto comerciantes como compradores esperan la suspensión de los bloqueos y      que todo regrese a la normalidad. “Mañana (hoy) es sábado y es el primer fin de semana que esperamos tener mayor venta. Los anteriores no salíamos por temor y porque no había productos. Ahora esperamos recuperar los días perdidos”, comentó María Heredia, una comerciante del mercado Rodríguez.

 

 

Más de
18
2