Pactan ley de garantías políticas y Gobierno se abre a modificar Decreto 4078

domingo, 24 de noviembre de 2019 · 08:01

Erbol

En una reunión entre el Gobierno, organizaciones sociales y legisladores, se consensuó un proyecto de ley cuyo objetivo es brindar garantías de seguridad y derechos a dirigentes y políticos, pero también garantizar que un eventual procesamiento de dignatarios se haga por la vía constitucional y legal. 

Asimismo, las autoridades gubernamentales se abrieron a modificar el Decreto 4078, que generó polémica porque permite a las Fuerzas Armadas participar en operativos para restablecer el orden y no tener responsabilidad penal.

La reunión se extendió hasta pasadas las dos de la mañana de este domingo, con participación de la presidenta interina Jeanine Añez con su gabiente, dirigentes del Pacto de Unidad, formado por organizaciones afines al MAS, la Central Obrera Boliviana, representantes de otros sectores, asambleístas y la importante mediación de la Iglesia, la Unión Europea y la ONU.

El proyecto se denomina “Ley para a Pacificación del País y para Reafirmar el Ejercicio de los Derechos y Garantías del Pueblo Boliviano”.

El texto consensuado tiene como objeto garantizar los derechos y garantías de “líderes sociales, dirigentes sindicales, personas movilizadas, actores políticos, ciudadanos en general, autoridades electas, funcionarios designados y de libre nombramiento, y prohibir las acciones de hecho: detenciones aprehensiones arbitrarias y cualquier medida que coacciones el libre ejercicio de derechos y libertades”.

También incluye un artículo que brinda garantías para el juzgamiento de dignatarios. “Se reafirman las garantías establecidas en el artículo 161 de la Constitución Política del Estado y el párrafo 1 del artículo 2 y el artículo 12 de la Ley número 044”. señala.

Dicha Ley 044 y sus artículos mencionados marcan en qué situaciones pueden ser sometidos a proceso un presidente y vicepresidente por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones.

El proyecto original del MAS pretendía incorporar explícitamente que Evo Morales y Álvaro García Linera no puedan ser procesados en la jurisdicción ordinaria por hechos cometidos en el ejercicio de sus mandatos, pero en el texto consensuado ya no se menciona a estas dos personas, sino sólo se limita a ratificar la Ley 044.

El proyecto consensuado también garantiza que asambleístas no serán hostigados y que, también dirigentes, tendrán asegurado el ejercicio de sus derechos. Dichas personas podrán tener servicios de seguridad a sus familias y propiedades a sola denuncia verbal.

Se viabilizará la libertad de detenidos que no tengan en su contra elementos de convicción de delitos. También se investigará las muertes de las semanas de conflicto de este año en coordinación con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Asamblea Legislativa.

Asimismo, se estipula que se dará de manera inmediata salvoconductos a exautoridades, dirigentes y personas que reciban asilo de otros Estados.

Se pactó también dar indemnización a familias de los fallecidos y que también el Estado se hará cargo de las personas heridas en las movilizaciones posteriores al 21 de octubre.

El Decreto

El tema del Decreto Supremo 4078 fue el más discutido, porque dirigentes consideran que vulnera la normativa y da “carta blanca” a las Fuerzas Armadas para disparar contra las manifestaciones.

El Gobierno, mediante el Ministro de Defensa, respaldó el Decreto, bajo el argumento de que se necesita de las FFAA para resguardar la seguridad sobre todo de instalaciones como la Planta de Senkata y contrarrestar a presuntos grupos que estarían armados y con presencia de extranjeros.

A partir de la intervención del dirigente de los dirigentes petroleros, Rolando Borda, se planteó la posibilidad de que el Decreto sólo sea modificado, porque se necesita de seguridad para plantas y empresas estratégicas del Estado.

Otros dirigentes aclararon que no se oponen a que las FFAA resguarden las plantas estratégicas frente a amenazas terroristas, sino su interés es que los militares no estén en las calles.

Ante esa posibilidad y el respaldo de otros dirigentes, el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, manifestó la apertura el Gobierno a realizar un Decreto modificado justamente para que las FFAA se limiten a asegurar las empresas estatales. 

“Dispongamos lo siguiente: que se va abrogar el Decreto y se lo va a modificar disponiendo que las Fuerzas Armadas se mantendrán en todas aquellas empresas estratégicas del Estado para su custodia y conservación”

Aclaró que las FFAA podrían también resguardar la reparación del gasoducto que fue dañado en el trópico de Cochabamba.

La presidenta interina Añez enfatizó que las FFAA no salieron a las calles por capricho, sino por el clamor y la extrema necesidad de la ciudadanía ante hechos de vandalismo. 

Evo

El dirigente Fidel Surco, exsenador por el MAS, pidió que se toque el tema de un regreso de Evo Morales en su calidad de dirigente en el cargo de presidente de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, porque –según afirmó- por ahora no tiene ni garantías para salir de México.

La propuesta no tuvo eco de otros dirigentes. La reunión se declaró en cuarto intermedio sin que se toque el tema.

Promulgación

La presidenta del Senado, Eva Copa, se comprometió a que se aprobaría en el Legislativo la Ley consensuada.

La intención de las organizaciones sociales era que se promulgue la Ley de nuevas elecciones y la Ley de garantías políticas de manera conjunta a las 17:00 de este domingo, sin embargo, la presidenta interina ratificó que la primera norma se promulgará a las 10:00 y la otra después.

 

55
18