Piden a la CIDH una pesquisa amplia para determinar si hubo terrorismo en reciente conflicto

RIBE lamenta que la violencia desatada, que afecta y enluta al pueblo boliviano, “esté siendo incitada y dirigida desde el territorio de un país latinoamericano, México, cuyo Gobierno está siendo totalmente permisivo a esta actividad”.
lunes, 25 de noviembre de 2019 · 10:02

ANF / La Paz

La Red Internacional de Bolivianos en el Exterior (RIBE) pidió a la misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizar una indagación amplia y objetiva para determinar si en Bolivia ocurrieron o no actos de terrorismo contra el gobierno transitorio de la presidenta Jeanine Añez y por el retorno del exmandatario Evo Morales.

“Estamos seguros que en su trabajo la Comisión está recabando información, lo más amplia posible y de una manera objetiva, con la cual podrá determinar también el grado de conflictividad y violencia que está soportando Bolivia, así como si existe o no una actividad terrorista”, señala el comunicado de los migrantes bolivianos.

RIBE expresa su preocupación por los hechos ocurridos en el país en los últimos 15 días, que mostraron diferentes niveles de violencia que pusieron en riesgo a gran parte de la población con el cerco a las ciudades y a la planta de combustibles en Senkata.

También se dirige a la comunidad internacional, con el propósito de seguir “enfrentando la desinformación y la tergiversación de la información”, que se ha acentuado en los últimos días sobre el país, en torno a la situación por la que ha venido atravesando Bolivia.

La organización pide a la CIDH tomar en cuenta para su evaluación actos como el cerco realizado a la planta de hidrocarburos de Senkata, en la ciudad de El Alto; la rotura del ducto Carrasco-Cochabamba, entre Santa Cruz y Cochabamba, por parte de grupos irregulares afines a Evo Morales que hicieron volar un tramo de aproximadamente 200 metros.

También tomar en cuenta el cerco a las ciudades de La Paz, Cochabamba y Sucre con el ingreso de alimentos y otros productos, así como la instrucción que da el expresidente Morales a sus militantes para cercar ciudades en Bolivia.

Ribe lamenta que la violencia desatada, que afecta y enluta al pueblo boliviano, “esté siendo incitada y dirigida desde el territorio de un país latinoamericano, México, cuyo Gobierno está siendo totalmente permisivo a esta actividad”.

“Los hechos violentos en la planta de Senkata han dado como resultado la pérdida de 8 vidas humanas. En otras zonas de conflicto, también se han perdido vidas, tal el caso de la zona cocalera de Yapacaní, donde las protestas y amenazas violentas de los productores de hoja de coca han sido fuertemente reprimidas por las fuerzas del orden”, se lee en el comunicado.

Los residentes en el exterior también llaman al Gobierno transitorio a evitar represiones desproporcionadas, con el uso de la fuerza. “Una pérdida de vida, provenga de donde provenga, es la pérdida de un hermano que debe doler a todos los bolivianos. No sigamos enlutando al país”.

42
1