Alimentos llegan a mercados y precios bajan de forma gradual

Durante los días de conflicto, la libra de tomate llegó a costar Bs 10, ayer se ofrecía a Bs 2,5. En una semana, el Gobierno transportó 2.200 toneladas de alimentos.
martes, 26 de noviembre de 2019 · 00:04

Luis  Escobar  / La Paz

La carne de res es uno de los productos que ya se puede encontrar  en los mercados  de la ciudad de La Paz, pero  el precio del kilo se mantiene con un incremento de 10 bolivianos. Los puestos de venta ya  se abastecen de  verduras, hortalizas y frutas.

La Alcaldía de La Paz realizó el fin de semana la clausura de  10 negocios  por agio. “Aún no está normal la venta de carne. Llegan pocos carros desde Beni, hay poca carne del Altiplano. Nos informaron que desde mañana (hoy) se  regularizará la venta de los mataderos de El Alto y la ciudad, pero todavía   no llega de Santa Cruz”, dijo María C.,  una comerciante del mercado Rodríguez, uno de los principales centros de abasto de la ciudad.

Otra vendedora informó que el kilo de carne de res en gancho –adquirido de los intermediarios– llegó a costar hasta 42 bolivianos el kilo y ahora se vende en  24 bolivianos. Advirtió que en la época normal  tiene un precio de  20 bolivianos. 

“Dejamos de vender por casi dos semanas porque el capital ya no nos alcanzaba. Dos piezas las compramos en 2.500 bolivianos,  pero el precio se duplicó  a 5.000 bolivianos. Además, se debía pagar al contado y no como antes cuando podíamos pagar después”, afirmó.

En las semanas de conflicto, el kilo de  carne molida corriente costaba  55 bolivianos. El kilo de pulpa valía entre  80 y 90 bolivianos. Ahora, estos precios bajaron y la pulpa la vende a 50 bolivianos el kilo. “La rebaja no es de golpe, paso a paso se recuperarán los precios anteriores”, explicó  la comerciante. 

De esta forma, espera que llegue a costar 40 bolivianos el kilo. De la misma manera, otros alimentos volvieron a los mercados. Por ejemplo, llegó papa, la arroba se vende aún a 60 bolivianos.

La sorpresa fue el tomate. Hasta el fin de semana, la libra  se  vendía a ocho bolivianos y ayer se ofertaba  hasta en 2,5 bolivianos,  recuperando su precio original. El huevo bajó de 2,5 a un boliviano la unidad.

 Las lechugas, el  apio y el  perejil que antes se vendían en 10 bolivianos,  ayer se  ofertaban  a cinco bolivianos. Lo que no bajó fue el precio de los plátanos y papayas. Las 25 unidades de los bananos de buen tamaño costaban  15 bolivianos, antes se ofrecían  en ocho bolivianos.

 Las papayas mantienen el doble de su precio original  y una unidad grande vale 18 bolivianos. “Lo que pasa es que los camiones que llegaron con estas frutas tuvieron que comprar gasolina a precios altos para llegar a La Paz. Por eso nos vendieron a costos más altos y debemos vender a ese precio”, dijo una de las comerciantes de la avenida Max Paredes. 

La trucha llegó recién el domingo después de dos semanas. “Subió un poco de precio,  pero no alteramos mucho el costo  para nuestros compradores.  Vendemos la  libra de las más grandes   en 10  y  15 bolivianos. También llegó el sábalo a 30 bolivianos, los más  grandes  valen 50 bolivianos”, declaró Lidia B. otra de las vendedoras del mercado Rodríguez.

El alcalde Luis Revilla presentó un cuadro que muestra cómo se duplicó o triplicó el precio de algunos alimentos. Por ejemplo, informó que la carne de res se vendió hasta en 120 bolivianos el kilo, el pollo subió hasta los 95 bolivianos, la papa a 100 bolivianos por arroba. “Desde el fin de semana, la Intendencia y la Guardia Municipal están trabajando en todos los mercados de la ciudad para controlar el peso, el precio y evitar la especulación, el agio y el almacenamiento ilegal de productos”, sostuvo.

De acuerdo con el burgomaestre, se espera  que en el curso de los días la provisión de alimento vuelva a la normalidad y “los precios se restablezcan”, declaró. Indicó que  cerraron  el fin de semana una decena de puestos en algunos mercados que incumplieron el precio y el peso.

Operativos del Gobierno

El ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Wilfredo Rojo, dijo ayer  que, gracias al puente aéreo, se transportaron en una semana 2.200 toneladas de alimentos a  La Paz, El Alto, Oruro y Sucre, ante los bloqueos. 

“Hemos movilizado 2.200 toneladas de alimentos en puentes aéreos”, dijo Rojo. Según la autoridad, 50% de los alimentos transportados fue carne de pollo, debido a la costumbre de la población de consumir ese producto. Indicó que las aerolíneas Boliviana de Aviación y Amaszonas transportaron 400 toneladas de alimentos adicionales. Añadió que tras  llegar a acuerdos con los sectores para desbloquear las carreteras del país, se espera que el abastecimiento de alimentos se produzca en cinco días.

 

 

15