Del 21F al 20-O, más de Bs 400 MM se gastaron en tres comicios

En Demócratas consideran que los tres procesos implicaron una inversión inútil. En el MAS manifiestan que el “el gasto innecesario fueron las primarias”.
miércoles, 27 de noviembre de 2019 · 00:04

Madeleyne Aguilar A / La Paz

El referendo del 21 de febrero  del 2016, las elecciones primarias del 27 de enero y las elecciones generales del 20 de octubre (20-O) de esta gestión costaron al Estado más de 400 millones de bolivianos. Legisladores afines al Gobierno critican que se haya destinado  ese monto en comicios  que quedaron sin efecto y que resultaron “innecesarios”.  

El 21F significó un presupuesto de más de 156 millones de bolivianos; las primarias, 26,9 millones de bolivianos;   y las elecciones generales del 20-O,   217,3 millones de bolivianos. 

El 23 de noviembre, la presidenta Jeanine Añez promulgó la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de Elecciones Generales de 2020, que anula los comicios del  20 de octubre. Esa norma fue aprobada en consenso y fue el resultado del diálogo que entablaron  el Gobierno y el Movimiento Al Socialismo (MAS).

 “Las tres elecciones han  sido un gasto innecesario realizado en la ambición de dos personas, por querer continuar en el poder a toda costa, contra la ciudadanía, el voto boliviano y que, finalmente, eso tuvo las consecuencias que hemos visto el 20 de octubre y el paro que hubo de 21 días en el país”, aseveró  la diputada Eliana Capobianco (UD).

 La legisladora resaltó  que fue innecesario el gasto de más de 400 millones de bolivianos. Sin embargo, destacó  que esos procesos, “para lo único que sirvieron, fue para recuperar la democracia”. 

Al respecto,  el diputado Henrry Cabrera (MAS) señaló que cada  elección nacional tiene que tener los gastos correspondientes. Sin embargo, de esos tres comicios, señaló  que “el gasto innecesario fueron las primarias”.

Respecto al 21F, aseguró que la consulta  “era correcta”,  porque se preguntó  si se iba a modificar el artículo 168 de la Constitución. “Ganó el ‘No’. Con ese resultado deberían  respetarse las elecciones del 20 de octubre y no hubiéramos  tenido gastos innecesarios”, aseveró Cabrera. 

 Consultado sobre si ese gasto afectaría las elecciones de  2020, aseguró que no debería  incidir en el presupuesto. En su criterio, los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) tendrán  la capacidad suficiente  de administrar con transparencia.

 
“Yo creo que los bolivianos estamos conscientes de que en esta última elección hubo errores en la administración y esta próxima elección será una de las más transparentes de nuestro país”, dijo el diputado del MAS.

En cambio, la diputada Capobianco advirtió: “Creo que habrá que buscar los recursos para realizar las próximas elecciones y seguramente tendrá  que ser un presupuesto mucho más ajustado del que se tuvo”.

Señaló que “la situación es complicada”,  debido a la situación que vive Bolivia. “Hubo  mucha corrupción, se han saqueado prácticamente el país. Pero yo tengo la esperanza de que  el TSE será  muy bien manejado”, opinó la diputada.
 

Punto de vista
Salvador Romero  Vocal del  TSE

“Hoy, lo importante es mirar hacia adelante” 

 No tengo una información detallada sobre los gastos que se hicieron en procesos electorales previos, más allá de los montos globales. Sí puedo comprometer que el Órgano  Electoral va a presentar un presupuesto que sea  lo más ajustado posible, que parta de un principio de austeridad sin poner en riesgo ninguna función básica. Se buscaría suprimir cualquier gasto superfluo, con un respeto por el estado complicado de las finanzas públicas. Hoy, lo importante es mirar hacia adelante y garantizar  el éxito de la elección de 2020, crucial para el futuro democrático del país. 
 

 

13