“Del Fondioc se han robado más de mil millones de bolivianos”

La autoridad anunció una auditoría a todos los proyectos. Adelantó que se procesará a quienes desviaron el dinero. “No es venganza, es justicia”, dijo.
miércoles, 27 de noviembre de 2019 · 00:04

Madeleyne Aguilar A / La Paz

Tras ser posesionado por la presidenta Jeanine Añez, como el  director del Fondo de Desarrollo Indígena, Rafael Quispe anunció una auditoria a todos lo proyectos. 

Recordó  que cuando era diputado investigó y detectó que   se habían robado “más de 1.000 millones de bolivianos”. Los recursos -aseguró el flamante director- habrían sido desviados para “prebendas”. 

  ¿Cómo pretende  limpiar el Fondo Indígena? ¿Qué va a pasar con las personas procesadas?

Vamos a reconstituir el Fondo Indígena, vamos a refundarlo para que sirva al verdadero indígena originario campesino, a los ayllus a las markas y a las comunidades. 

 Lo primero que vamos a realizar es la auditoría. Nosotros hemos hecho las investigaciones y se han robado más de 1.000 millones de bolivianos. Los responsables están en los informes y han quedado impunes: Nemesia  Achacollo, Juan Ramón  Quintana, Héctor Arce y otros ministros que han sido parte del directorio. Ellos han desviado el dinero que debería ir a los más pobres, a los más humildes. Ha sido desviado a cuentas particulares. 

¿Que pasará  con los procesos que se iniciaron por esos casos dentro del fondo?

Los procesos están estancados, se a va a dar continuidad. Se va a hacer la auditoria a todos los proyectos. Yo voy a bajar a las comunidades, yo soy indígena. 

Están en papeles en el Fondo Indígena, pero si sales a las comunidades, a los ayllus, no está el proyecto. Por lo tanto, hubo el desfalco millonario.

¿Hay peligro de fuga de las autoridades procesadas?

Sí. Por eso, el Ministerio Público y  la Policía deben actuar inmediatamente, ponerles a disposición del juez y del Fiscal.

¿Hay gente que está injustamente en la cárcel? 

Claro, hay personas, hermanos y hermanas, que están en la cárcel simplemente por haber firmado. Ese tema vamos a hacer especial seguimiento. La auditoria lo determinará. Vamos a hacer que los que están allí injustamente salgan de la cárcel.

 ¿Habrá nuevos proyectos del Fondo Indígena?

Se beneficiará a los verdaderos indígenas y al tema productivo y social, porque lo han mal orientado. Han distribuido para prebendas, a los bolsillos. Eso va a cambiar. 

Pero los proyectos que están bien encaminados al tema productivo se va a mantener, se va a terminar de ejecutar.

 
¿Qué va a pasar con Nemesia Achacollo y Felipa Huanca?

Como la ley manda, tienen que estar en la cárcel. Todo ese proceso del 2015 no ha cumplido su objetivo. Se han robado más de 1.000 millones y han entrado  un ratito a la cárcel. Ahora, disfrutan.

 Vamos a hacer que la Procuraduría del Estado y con nosotros, como víctimas,  se recupere esa plata que han robado. Todo de acuerdo a procedimiento penal.

Además de esas personas ¿Quienes más deberían estar en la cárcel?

Además de  Achacollo, están Juanita Ancieta, Melva Hurtado, Felipa Huanca, Rodolfo Machaca, Hilarión Mamani, el exministro Héctor Arce  y otros tres más porque eran parte del directorio.  El directorio tiene mucho que ver porque ellos son los que controlaban, fiscalizaban, podían negar o aceptar. Han incumplido, han ocasionado un daño económico al Fondo Indígena.

 Deben estar en la cárcel. No es venganza, es justicia.

¿Cuántos procesos hay dentro del Fondo Indígena?

Más de 1.000 millones de bolivianos han ido a parar en cuentas de dirigentes del MAS, eso hay que recuperar y es lo que vamos a investigar. 

 De esa plata no se ha recuperado nada. Sólo  los 500 mil bolivianos que ha devuelto el señor Damian Condori;  el resto, no. 

Juanita Ancieta se comprometió a devolver cinco millones, pero nunca  devolvió.

Quispe, del Conamaq al Ejecutivo  

Rafael Quispe entró a la palestra mediática de la mano del Conamaq (Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu), siendo  mallku de la Comisión de Industrias Extractivas de ese sector.  

 Desde ese cargo despuntó como uno de los líderes del movimiento originario que marcó distancia del denominado “proceso de cambio”, capitaneado por  el expresidente Evo Morales.

 Una de sus declaraciones  emblemáticas datan de diciembre de 2010,  cuando el Ejecutivo determinó el alza  del precio de la gasolina (medida que al final se dejó sin efecto).  

En aquella oportunidad,  Quispe aseguró que el entonces gobierno de Morales “se había  desenmascarado”, pues el incremento era un  “atentado criminal” contra la economía “más empobrecida del país”. Concluyó:  ese gobierno “demostró tener la misma actitud de los gobiernos neoliberales”.

 Una de  sus acciones   clave fue  su participación  en la VIII marcha indígena,  que partió de tierras bajas en defensa del Tipnis.  

Luego, fue elegido diputado por Unidad Demócrata y tuvo un papel nodal en las denuncias sobre  el caso Fondo Indígena. El analista Iván Arias tuiteó en las últimas horas: “El Fondo Indígena requiere ser dirigido por una persona que conozca ese antro de corrupción y destrucción de la moral indígena”.

 

176
44