Para Estados Unidos, Serrate es el encargado de negocios

“El señor Óscar Serrate Cuéllar ha sido designado Embajador en Misión Especial ante el Gobierno de los Estados Unidos”, afirmó la canciller Longaric.
jueves, 28 de noviembre de 2019 · 00:50

Página Siete  / La Paz

Fuentes diplomáticas de la Embajada de  Estados Unidos (EEUU) sostuvieron  que Walter Óscar Serrate Cuéllar cumple las funciones de encargado de negocios y no las de  embajador.  La canciller  Karen Longaric, quien posesionó al representante diplomático, señaló que  el cargo   no es permanente.

      “La designación de Serrate no cambia la relación entre Bolivia con Estados Unidos, porque él cumplirá técnicamente la función de  encargado de negocios”, explicaron a Página Siete fuentes de la embajada  estadounidense. 

“Las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Estados Unidos no se suspendieron en ningún momento. Nosotros saludamos la designación del señor Walter Oscar Serrate”, sostuvo el agregado de prensa de la embajada de EEUU, Christopher Gunning.
  
La Canciller boliviana coincidió y aseveró: “El señor Óscar Serrate Cuéllar ha sido designado Embajador en Misión Especial ante el Gobierno de los EEUU. Estas designaciones están previstas en la Ley del Servicio Exterior  y las realiza el poder ejecutivo y son misiones de corta duración”.

Longaric explicó que  luego de que el gobierno de Evo Morales  expulsara  al embajador de EEUU,  las relaciones se coordinaron a nivel de encargados de negocios. En septiembre de 2008,  Morales  expulsó al entonces  embajador de EEUU en Bolivia, Philip Goldberg, a quien declaró   “persona no grata”.

Once años después, en la gestión de la presidenta Jeanine Añez, el Ejecutivo  nombró a un nuevo representante diplomático ante  EEUU,  Serrate Cuéllar. En la cuenta de la Cancillería lo presentaron  el miércoles como el “nuevo Embajador Extraordinario con representación plenipotenciaria ante el Gobierno de EEUU”. 

Ayer, Longaric  recalcó que la designación    “no  debe confundirse con la misión que tiene un embajador permanente con cartas credenciales,  cuya designación es de conocimiento de la Cámara de Senadores”.

  La Ley del Servicio Exterior a la que hace referencia la Canciller señala en su Artículo 22, sobre Delegaciones plenipotenciarias presidenciales, que   la Presidenta “tiene la facultad de delegar la Representación Plenipotenciaria y con rango de Embajador Extraordinario a cualquier Ministro de Estado, autoridad o servidor público (...)  para misiones especiales públicas o confidenciales de carácter temporal, a fin de ejecutar mandatos presidenciales específicos, de forma rentada u honoraria”.

La designación de  Serrate es parte de las reactivaciones de las relaciones que se están dando  con todos los países. “Es de interés del Gobierno promover las relaciones en un plano de cordialidad, impulsando fundamentalmente la cooperación en todos los niveles, en beneficio de Bolivia, desprovisto de intereses políticos e ideológicos”, apuntó Longaric.

Después de  la salida  de Goldberg, Morales  expulsó a la DEA. El 31 de octubre de 2009, el Jefe de Estado   sentenció: “Que se entienda bien, la DEA no va a volver a Bolivia”. En 2008,  EEUU determinó  retirar a Bolivia de  la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga (ATPDEA). 

 Consultado sobre los cambios que podrían significar tener nuevamente un representante de Estados Unidos, el abogado máster en relaciones internacionales  Alejandro Durán  resaltó  que el relacionamiento con otros Estados  es trascendental para Bolivia. “Es importante generar esos espacios de cooperación e integración entre los Estados en un mundo globalizado”,  aseveró.

Señaló que ante el cambio paradigmático en el plano internacional “de Estado-Centrista” a una transformación  en el discurso sobre espacios fronterizos  sociales, políticos, económicos, geográficos, el punto de partida será la  diplomacia, en la que  Bolivia  “más allá de buscar socios con ideología política similar, establezca relaciones en pos del Estado”.

 

 

44
9