Anuncian proceso en contra de exfiscales que presionaron para favorecer a Achacollo

Saravia, exfiscal que denunció irregularidades en la aprehensión de Nemesia Achacollo por el caso del Fondo Indígena, apuntó contra Ramiro Guerrero, exfiscal General del Estado, y Edwin Blanco, exfiscal departamental.
viernes, 29 de noviembre de 2019 · 19:32

Página Siete Digital / La Paz

Ángelo Saravia, exfiscal que denunció irregularidades en la aprehensión de Nemesia Achacollo por el caso del Fondo Indígena, anunció procesos judiciales en contra de Ramiro Guerrero, exfiscal General del Estado, y Edwin Blanco, exfiscal departamental, porque presionaron para favorecer a la imputada con delitos penales “más sencillos”.

“Estoy viendo la ley 044, que habla de la ley de responsabilidades, estoy haciendo también un análisis, consultando con algunos abogados también para que me puedan ayudar a hacer esa denuncia (en contra de Guerrero y Blanco)”, aseguró Saravia.

Ayer, Saravia revelo que en junio del 2016 recibió presiones por parte de los exfiscales Guerrero y Blanco para desaprehender la ciudadana Nemesia Achacollo, después que ya había sido ejecutada por la Policía una Orden de Aprehensión en contra Achacollo por el caso de desfalco en el Fondo de Desarrollo Indígena Originario Campesino (Fondioc).

“Ellos me han presionado, como ella estaba aprehendida después de dar su declaración, en media declaración se ha indispuesto la señora, el teniente ejecutó la orden de detención, después me llaman de Sucre de la Fiscalía General. Edwin Blanco y Guerrero me dicen que hay que soltarle, desaprehendela”, dijo Saravia.

El exfiscal Saravia señaló que después de ejecutarse una aprehensión, por norma, no puede ser revertida la acción, más aún cuando ya fue ejecutada la aprehensión por personal de la Policía boliviana.

De la misma manera, Angeo Saravia informó que en esa oportunidad, en junio del 2016, Guerrero y un abogado de nombre Pablo Franco obstaculizaron la aprehensión de Achacollo. Denuncia que ambos juristas habrían modificado los delitos penales que Saravia consideró en la orden, con el fin de favorecer a la imputada con delitos que sean “más sencillos”. Saravia consideró que eso es tráfico de influencias y que deben ser investigados.

“Ellos se han dado el lujo de modificar, vienen y me hacen cambiar tipo de delitos penales, me hacen poner los más sencillos que le podían favorecer y presentamos de esa forma la imputación, entonces estos son delitos de tráfico de influencias que en su momento se tienen que investigarse”, concluyó Saravia.

61
1