Evo Morales afirma que “algunos grupos tratan de hacernos odiar”

En la semana que termina grupos afines al MAS fueron acusados por la muerte de dos personas y de un centenar de heridos, en su intento por desbloquear.
domingo, 03 de noviembre de 2019 · 00:04

Página Siete  / La Paz 

El presidente Evo Morales sostuvo ayer que “algunos grupos tratan de hacernos odiar”, después de una semana violenta protagonizada por grupos de choque afines al gobernante MAS en contra de los vecinos, que bloquean en las capitales de departamento en rechazo del supuesto fraude electoral, con el saldo de dos fallecidos y más de un centenar de heridos.

“No solamente el pueblo boliviano está viendo, el mundo entero, no hagamos quedar mal a Bolivia con golpismo, no hagamos quedar mal a Bolivia con odio, con racismo, con discriminación; no se puede entender algunos grupos tratan de hacernos odiar; hemos superado bastante eso, instigar al desprecio, al odio; no sé si están haciendo bien”, dijo el mandatario después de la entrega de graderías para 1.500 personas en el estadio del municipio de Toco, Cochabamba.

El pasado domingo, el Jefe de Estado amenazó con cercar las ciudades en contra de los paros y bloqueos en las ciudades. “Más bien en las ciudades dejen de perjudicar con paros; si quieren paro, no hay problema, nosotros vamos a acompañar con cerco a las ciudades, para hacernos respetar, a ver si aguantan”. 

La advertencia se cumplió en la semana que termina, pues mineros y campesinos llegaron a las ciudades de La Paz y Cochabamba con dinamitas, palos y chicotes para desbloquear las barricadas instaladas por vecinos. El saldo, dos fallecidos, Marcelo Terrazas y Mario Salvatierra, un universitario perdió un ojo, otro, tres dedos, además de más de un centenar de heridos, entre ellos 15 trabajadores en salud que recibieron golpizas de campesinos.

El presidente Morales recordó ayer que en su experiencia sindical, como líder de las seis federaciones de cocaleros del trópico cochabambino, y presidencial no aprueba “esa forma de manejo con intereses de grupo, no dura, tarde o temprano siempre ganamos con la verdad y siempre ganamos con el pueblo y especialmente cuando estamos con los más humildes”.

En la misma población de Toco, Morales se refirió al fallido golpe de Estado. “Los que intentaron el 2008 golpe de Estado, ahora otra vez están intentando golpe de Estado” y, ahora, “la obligación es defender la democracia, nuestro proceso de cambio”. Dijo que la oposición “intenta e intenta” con el supuesto golpe de Estado le sorprendió que el “pueblo está movilizado” y que defiende el nuevo palacio gubernamental.

Da por hecho su continuidad

El presidente Morales dio por hecho su continuidad en la administración gubernamental el 2020, pues dijo a los alcaldes del valle alto de Cochabamba que elaboren proyectos para la construcción de represas y sistemas de riego y que lo convoquen para una reunión final donde se aprobará y se garantizará el presupuesto. 

Pero dijo que ahora ya no tiene recursos económicos para financiar proyectos con  el  programa “Evo cumple, Bolivia avanza”, cuyo presupuesto anual supera los 800 millones de bolivianos, de uso discrecional y que no tiene fiscalización de ninguna instancia.

“En noviembre y diciembre ya no tengo plata, enero y febrero vamos a destinar plata par ejecutar”, dijo Morales después de aprobar un proyecto de construcción de una unidad educativa que requiere 3,5 millones de bolivianos, después de inaugurar graderías. 
 

La Iglesia desmiente a Quintana de promover denuncia de fraude

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) desmintió ayer mediante un comunicado las afirmaciones  del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien identificó a la Iglesia Católica, a líderes de opinión y a algunas ONG de ser las responsables de activar la versión del fraude electoral en el país.

 “La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana desmiente categóricamente las falsas afirmaciones del ministro de la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, Juan Ramón Quintana, de que la Iglesia Católica sería responsable de promover las acusaciones de fraude en las elecciones generales de Bolivia”, señala  el documento emitido por la CEB.

El documento enfatiza que las acusaciones de Quintana tienen el propósito de menoscabar la credibilidad varias instituciones en Bolivia, y que, al contrario de estas declaraciones, la Iglesia Católica ha cumplido con la tarea de ser un agente de paz en los diferentes escenarios.

 “La Iglesia Católica en Bolivia no ha realizado ni inspirado acción o reflexión alguna, que tuviese como fin promover o financiar acusaciones de un fraude electoral en el país. Más bien ha cumplido siempre un rol pacificador y de servicio a la concordia y la democracia en el país”, indica otro de los puntos.

 En ese sentido la  CEB exigió al ministro Quintana a presentar pruebas de las afirmaciones vertidas contra la Iglesia Católica o retractarse de las mismas.

 El viernes,  Quintana manifestó que las constantes acusaciones de fraude electoral solo tienen como objetivo conducir a un golpe de Estado en contra del presidente Evo Morales.

 

 

Más de
8
46