Periodistas rechazan las agresiones de sectores en conflicto

Piden a la Policía protección y a la Fiscalía investigar los ataques a reporteros.
domingo, 03 de noviembre de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

Periodistas de base reunidos ayer  de emergencia con la directiva de la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba (Fstpc), rechazaron las agresiones constantes de los sectores en conflicto. 

 Exhortaron a los dirigentes y representantes de los cívicos  que realizan bloqueos en Cercado, como a organizaciones sociales afines del MAS, que intentan desbloquear la ciudad, a detener las agresiones verbales y físicas contra periodistas.

En ese marco, también pidieron a la Policía que cumpla su compromiso de garantizar y proteger el ejercicio de los trabajadores de la prensa en la cobertura diaria. “Los periodistas solo buscan información de la primera fuente para entregar su material para que luego sea difundida en una pluralidad de medios televisivos, radiales e impresos”, explicó el ejecutivo de la Fstpc, David Ovando.

   La Fstpc dejó en manos del Ministerio Público la investigación de los casos de agresión a periodistas en Cochabamba, pero no descartó recurrir a instancias internacionales.

El camarógrafo Alejandro Camacho de la Red Uno recibió un golpe de una granada de gas  durante los enfrentamientos en el campo ferial de la laguna Alalay el 21 de octubre. Al día siguiente, Humberto Ayllón,  corresponsal de El Deber recibió  una pedrada. El 24 de octubre, el periodista de Los Tiempos, Christian Burgos, sufrió un accidente mientras cubría los enfrentamientos en la avenida Oquendo. El 25  Geraldine Arandia,  de Los Tiempos, recibió una pedrada. 

El  29 de octubre la periodista de la red ATB Brishka Espada denunció agresiones tras ser rodeada por manifestantes y acusada de “masista”. En otro caso, ese mismo día, el camarógrafo del canal de televisión Tele C David Aramayo recibió el impacto de un petardo en su rostro y brazo en Muyurina. El periodista Marcelo Beltrán, de la red Unitel, fue desalojado a empujones de la plaza Tarija.

  A  la radialista de Pío XXII Juani Reyes  la forzaron a borrar las imágenes de su cobertura en la avenida Blanco Galindo. Ariel Buitrago de Unitel fue agredido con golpes de puño en un punto de bloqueo. Además la motocicleta de la Red Uno conducida por el periodista Adalid Peredo fue quemada en un bloqueo.

 

Pruebas y ataques

  • Filmaciones Se pide a los periodistas  documentar (audios, video y fotografías) las agresiones para probar la responsabiidad de los autores.
  •  Página Siete María Mena, corresponsal en Cochamaba fue agredida y acusada de ser “infiltrada” del MAS después de que registró con su celular forcejeos entre dirigentes cívicos y universitarios antes  del cabildo el 31 de octubre.
Más de
1
2