Williams Bascopé: Si me pasa algo es responsabilidad del Gobierno

El abogado constitucionalista asegura que lo amenazaron personalmente por expresarse en contra de la gestión y del nuevo mandato de Evo Morales después del proceso electoral al que califica como “un fraude”.
domingo, 03 de noviembre de 2019 · 00:04

Alejandra Pau  / La Paz

“En estos días en los que he salido a reclamar más por la democracia, la libertad y la constitución para que no nos vean  la cara de imbéciles (...), me han perseguido. Se me acercaron personas y me  amenazaron diciendo que  debo callarme hasta la medianoche y que no debo salir a opinar”, dice el abogado constitucionalista Williams Bascopé Laruta. 

Asegura que las intimidaciones en su contra se han intensificado desde el 28 de octubre cuando   intervino en un cabildo en el que declaró  que hubo fraude en las elecciones generales, se manifestó  en contra del “abuso de poder de Evo Morales y Álvaro García Linera”  y expresó la necesidad de realizar  nuevos comicios electorales.      

Su posición es crítica a la gestión y a la aspiración del presidente Evo  Morales a un cuarto mandato, señala que el mandatario debe  “dar un paso al costado” porque  su Gobierno enarbola “un discurso para eternizarse en el poder y que  los vicios del poder hacen que se distorsione el proceso de cambio”. Opiniones como ésta le han valido estar en la mira del Movimiento Al Socialismo (MAS) y sus acólitos. 

 
Bascopé es mestizo aymara, vivió su niñez entre el área rural y La Paz. Considera que el precepto de campo versus  ciudad siempre ha existido, pero que en el caso del Gobierno  se trata de  “querer servirse del Estado maquillándose de indigenistas y emplear el libreto de que en la ciudad  ‘son clasistas y racistas’, lo que es mentira”.         

   Entre el campo y la ciudad

Nació en La Paz el 18 de enero de 1976. Desde muy pequeño pasaba largas temporadas en la comunidad Santiago de Okola a orillas del lago Titicaca, localidad conocida como la tierra del dragón dormido  en la  provincia Camacho.

Su madre lo tuvo cuando era muy joven y  creció  bajo el cuidado de los que considera sus padres, sus abuelos José Laruta Quenta y Felipa Laruta Quenta, ella era una mujer de pollera que hablaba únicamente aymara.  

Estudió en La Paz  a cargo de su tía Fidelia Laruta y  Don José, que vivía entre el trabajo  en su taller de   carrocería en la sede de Gobierno  y su comunidad, llevando a Bascopé casi siempre con él. 

  
“Soy más carabuqueño y camacheño  porque he pasado parte de la niñez y la adolescencia con mis abuelos. Mi papá, es decir mi abuelo,  era un hombre  muy rígido, estricto, y siempre me impulsaba a estudiar (...). A mis seis o siete años  me hacía comprar  periódicos y yo leía las noticias delante de todos sus operarios del taller; me tenía dos horas en eso, así me inculcó el hábito de la lectura”, rememora sentado en el escritorio de su oficina, mientras que  el sonido de petardos y detonaciones de dinamita  entra por su ventana.     

  Don Francisco tenía la premura abigarrada de que  Bascopé  estudie, lea y se eduque porque   dejó la escuela al segundo año de primaria.

Foto:  Cortesía  Williams Bascopé

  Identidad mestiza aymara

En Santiago de Okola no había agua, luz y Bascopé leía con mechero; pero tenía montañas y las orillas del lago Titicaca para explorar con los primos. En  La Paz, forjó sus recuerdos en la casa familia de Villa Fátima. Dice que desde siempre tiene asumida su identidad cultural como un  hombre mestizo aymara que ante todo es boliviano.    

En 1991, a los 15 años y antes de salir del colegio, fue enviado al cuartel para hacer servicio militar en Cobija, Pando. Ahí entendió la realidad del hombre indígena más allá de su visión de la niñez, la fue comprendiendo  al convivir con sus compañeros aymaras. 

La precariedad de la vida en el área rural, la falta de educación,  la discriminación y las diferencias sociales afincaron los principios que ya tenía, según dice. Los mismo que  lo llevaron a participar en la  Guerra del Gas como un joven de base.   
  
Antes de ese suceso fue becado por  la Universidad Católica Boliviana (UCB) y estudió Derecho, motivado por su afición  a la historia y la política.  Cree que fue la ayuda de Dios la que lo puso ahí, se considera católico no practicante. 

Foto:  Cortesía  Williams Bascopé

En ese tiempo creó junto a   Wilder Nina, Jorge Mostajo y Mauricio Ochoa la revista Crítica enfocada en las luchas sociales y filosofía  política.   Según el abogado, antes de que la revista  desaparezca tres números después, Álvaro García Linera escribió en ella.  

Sobre la Guerra del Gas recuerda...    “Evo Morales no participa (en las calles) en Octubre Negro” mientras jóvenes como él  en ese entonces estaban en las calles  entre balas y caídos.   

Constituyente y reelección 

El 2006 y con Morales como presidente, forma parte del equipo técnico del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) y la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) para la redacción de la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

    “La esperanza no estaba puesta en   el líder Evo Morales sino en el proyecto de país (...); pero en  el MAS ya había gente que tenía atisbos autoritarios porque ya querían la reelección indefinida”, sostiene el analista y puntualiza que  la CPE necesita varios ajustes.  

Foto:  Cortesía  Williams Bascopé

Tipnis y el rostro autoritario

“El 2009 o 2010 me desencantó bastante del proceso cuando veo el ascenso de personas ajenas que llegan a convertirse en directores, viceministros y ministros. Luego ocurre el abuso de la gente de Sacha Llorenti y lo de Chaparina en el tema del Tipnis (…) cuando intervienen policialmente una marcha indígena con niños y mujeres. Ahí vi el rostro autoritario de la cúpula que estaba gobernando”, enfatiza el abogado.

Después de todos estos años dice que a los oficialistas “les falta el amor a la patria, ellos le tienen amor al dinero” y que lo que se echó a perder en el aparataje masista “fue la utilización del discurso indígena campesino y con ese maquillaje empezaron a medrar con negocios oscuros en el Estado y uno de los grandes culpables en esta situación es García Linera. Les empezó a gustar más el tema del dinero que luchar por los principios y valores del todo el movimiento indígena”, destaca. 

Desde su análisis se ha roto con varios principios de los pueblos indígenas: la reciprocidad, la complementariedad, la alternancia y la rotación. “Ellos piensan que el Estado les pertenece (…). Lo ven al opositor político como enemigo a eliminar, no hay reciprocidad de saberes. Vienen las lecturas estalinistas, marxistas ortodoxas de García Linera destrozando todo lo que es el Estado institucional, que no tiene nada que ver con la filosofía del vivir bien de los pueblos indígenas. Debido a la radicalidad sindical que tiene Evo Morales no tiene esa filosofía, él es ‘o estás conmigo o estás en contra mía’”,  aclara.  

Incursionar en la política

Respecto al presente, Bascopé asume que ya no hay vuelta atrás. “Los indígenas siempre estarán en el Parlamento, esté o no esté Evo Morales y no va a ser la última vez que participe y sea presidente un mestizo, un indígena o una indígena. Si Evo Morales  tuviera grandeza estaría dejando el poder y postulando a una candidata a una mujer”.  Para Bascopé, este es un error en el que también incurrió la Coordinadora en Defensa de la Democracia que no incluyó  mujeres en su lista. “Todavía no se supera el machismo marcado”, acota. 

Varias agrupaciones le han ofrecido participar como candidato, considera que es un honor. Al ser un niño de Santiago de Okola nunca soñó con algo semejante; pero afirma que no es el momento. En tanto, se  mantendrá en la trinchera como activista defensor de la democracia,   se reconoce como un “demócrata socialista” que seguirá diciendo su verdad porque no tiene nada que ocultar. 

“Si me pasa algo es inmediatamente responsabilidad de todo este Gobierno traidor, este Gobierno impostor y neoliberal. Este es el Gobierno más de derecha de los últimos 30 años, porque por lo menos los Gobiernos neoliberales respetaban la institucionalidad”, concluye.    

Sobre  el abogado constitucionalista 

  • Origen y Educación   Williams Bascopé nació en La Paz. Es descendiente de una familia aymara.     Estudió Derecho en la Universidad Católica Boliviana (UCB). Es especialista en Derecho Constitucional. Tiene un posgrado en filosofía Política   y es analista.
  •  Fútbol Llegó a  ser arquero en el equipo Sub-20  de Chaco Petrolero.     
  • Activismo La lucha por los derechos de los pueblos indígenas y de la ciudadanía lo  llevó a participar de la Guerra del Gas y  a criticar al Gobierno de Evo Morales y a su reelección.
  •  Cabildo El jueves fue invitado a intervenir en el cabildo convocado por el Comité Cívico de La Paz.  
     
Más de
315
32