Cabildo determina cierre de instituciones

Anuncian que cerrarán fronteras y que, con renuncia de Evo, marcharán a la plaza Murillo.
martes, 05 de noviembre de 2019 · 02:42

Carlos Quisbert / La Paz

Los cívicos, a nivel nacional, determinaron en Santa Cruz paralizar las instituciones del Estado, cerrar las fronteras y marchar -portando la carta de renuncia del Presidente Evo Morales- hasta la plaza Murillo. Las medidas fueron anunciadas luego de   finalizar el plazo del ultimátum de 48 horas que dio el cívico cruceño Luis Fernando Camacho   para que el mandatario presente su renuncia.

        “Le dimos el plazo de 48 horas y pedimos  que renuncie. Sabíamos que no lo iba a cumplir; sin embargo, la lucha no tiene retorno (...) Por eso vamos a hacer cumplir todo lo que nos propusimos y vamos a ejecutar todas las medidas que de forma conjunta  hemos tomado a nivel nacional con el Conade (Comité Nacional de Defensa de la Democracia) y las plataformas”, anunció Camacho anoche en el multitudinario cabildo que se realizó en Santa Cruz, a los pies del Cristo Redentor, que tuvo plegarias y música.

 Foto: Comité Cívico

“Por eso hemos decidido radicalizar el paro cívico nacional   indefinido”, señaló el dirigente cívico. Luego  preguntó a  las miles de personas que estaban presentes si aprobaban paralizar todas las instituciones estatales y las fronteras de Bolivia. “Aprobado”, respondió la multitud.

Precisó que el paro general indefinido sólo permitirá la circulación hacia los aeropuertos, el trabajo de las empresas que proveen los servicios básicos y dará paso libre para la atención médica. La paralización de las empresas estatales tiene el fin de frenar  los ingresos económicos  para    el Gobierno, que son usados, según Camacho, “para asesinar” a los bolivianos.

 Por otro lado, anunció que hoy   junto con  otros dirigentes cívicos encabezaría una marcha hacia el palacio de Gobierno, en la  plaza Murillo, con el fin de entregar la carta de renuncia redactada por los propios  cívicos.  

Aludiendo a Morales, Camacho dijo que la pacificación del país estaba en sus manos. Le pidió que no le crea a “su entorno mentiroso” y vea a la gran cantidad de movimientos sociales que están en las calles pidiendo su renuncia desde hace 13 días.

“Yo personalmente le voy a llevar esa carta a la ciudad de La Paz. No estoy yendo con las armas, con mi fe y mi esperanza, con una Biblia en mi mano derecha y su carta de renuncia en la mano izquierda”, afirmó. Pidió a los cruceños que no bajen la guardia y les aseguró que el miércoles por la tarde tendría la renuncia de Morales  firmada.

 Foto: Comité Cívico

 Desde La Paz, la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, criticó los anuncios de Camacho. Dijo que el cívico quedó “en  ridículo”, porque no logró la renuncia de Morales y lanzó nuevas amenazas, “para dañar el país y dañar la economía”.

Señaló que Camacho optó por una medida radical y que   vendió a Santa Cruz la idea de que sería fácil sacar por la fuerza al  Presidente y ahora, con esta nueva promesa, continúa manteniendo movilizados a los jóvenes. “El señor Camacho esta impulsando una aventura golpista, que por suerte para la oposición democrática, no está respaldada”, aseveró Salvatierra.

  Ayer, luego de varios incidentes en el Aeropuerto de El Alto, Camacho confirmó que arribó a La Paz. Dijo que logró burlar a algunos masistas agresivos con la ayuda de militares.

 

 

Más de
45
5