En la OEA Pary habla de golpe;13 países ven anomalías en comicios

Llaman a la pacificación. Representantes de EEUU y Venezuela (de Guaidó) observaron que el candidato Morales se declarara ganador antes de que concluyera el proceso.
martes, 05 de noviembre de 2019 · 01:00

Ivone Juárez /  La Paz 

Por segunda vez después de las elecciones del 20 de octubre sobre las que pesa la sombra del fraude, el canciller Diego Pary se presentó ayer  ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) convocado de manera urgente por la situación de convulsión que vive Bolivia. Denunció que se gesta  un golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales y apuntó al presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

En respuesta,   13 países firmaron una declaración que, entre otros puntos, afirma que durante el proceso electoral boliviano se vulneraron varios principios.

“Permítanme agradecer la convocatoria urgente a esta sesión extraordinaria del Consejo Permanente que permite poner en conocimiento de la comunidad internacional, de los pueblos de nuestra América, las graves amenazas que sufre la democracia boliviana y el intento de ruptura del orden constitucional a través de un golpe de Estado (...)  Las acciones impulsadas por el movimiento cívico, a la cabeza de señor Camacho, tienen el propósito de   derrocar al Gobierno constitucional de Bolivia”, declaró Pary al inicio de su intervención  que duró alrededor de 30 minutos. 

Tras su participación, el embajador de Brasil leyó la  declaración de siete puntos  firmada por los 13 países que son miembros de la OEA, entre ellos Venezuela, en la que  apoya el trabajo realizado por la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA y su conclusión de que durante el proceso electoral boliviano se vulneraron varios principios.  

“Señalar que la MOE estableció que toda elección debe regirse por los principios de certeza, legalidad, transparencia, equidad, independencia e imparcialidad. En ese sentido, la MOE afirmó, en su informe preliminar del 23 de octubre de 2019, que pudo constatar que varios de estos principios han sido vulnerados por distintas causas a lo largo del proceso electoral boliviano”, leyó el representante.

La declaración también expresa el apoyo de estas naciones al proceso de auditoría que la OEA inició el jueves pasado. Además, exhorta a los partidos políticos y actores sociales a colaborar con su trabajo y  a asumir sus resultados con carácter vinculante.

 Al mismo tiempo, los 13 países anuncian  su apoyo a los mecanismos para la preservación y defensa de la democracia representativa en Bolivia, en  cumplimiento de la Carta Democrática Interamericana. También llaman a que el Gobierno y todos los participantes en  la contienda electoral “respeten y honren la voluntad democrática del pueblo boliviano y al cese de la violencia”.

Tras la lectura de la resolución, tomaron la palabra representantes de  ocho países, entre ellos   Venezuela y Estados Unidos. El primero, que representa al gobierno de Juan Guaidó,   desestimó las versiones  del canciller Pary en sentido de que en Bolivia se gesta un  golpe. 

 “Un golpe de Estado requiere fuerzas militares, armamento y soldados, que no se ven presentes, afortunadamente”, dijo. Añadió que Bolivia expresó su “repudio” a la respostulación de Evo Morales en estas nuevas elecciones;  sin embargo, éste se volvió a presentar.  

“El presidente Evo Morales antes de que terminara el día de las elecciones ya se declaró ganador”, continuó. Expresó el apoyo de su país a una segunda vuelta electoral.

Por su parte, el embajador de EEUU también observó que Morales  se haya  proclamado ganador antes de que concluyera el proceso electoral. “¿Por qué la OEA debe esperar cuando el Gobierno trata de consolidar su victoria cuestionable. Me refiero a la ilegitimidad del Gobierno boliviano  y de sus autoridades electorales que ya declararon ganador al  presidente Morales, a pesar del reporte de numerosas irregularidades”, dijo. Añadió que su país también recomienda  la segunda vuelta electoral.

 Pary: Hordas racistas atacan al pueblo que tiene color de piel de Evo

 Armado de al menos tres videos, el canciller Diego Pary intentó demostrar ante la OEA que en Bolivia se vive un proceso de golpe de Estado  encabezado por hordas racistas incrustadas en los movimientos cívicos que van en contra de “todo un pueblo que tiene la identidad de Evo Morales”.
 

“La voz de un pueblo corre el riesgo de ser silenciada ante el surgimiento de hordas racistas, incrustadas en organizaciones cívicas que expresan su odio contra todo aquel que no comulga con sus ideas. Su actuar violento se focaliza en todos aquellos que por su forma de pensar, su forma de vestir o su apariencia física son identificados como indígenas, campesinos o afines a Evo Morales. No se trata de una agresión contra Evo Morales, la agresión es contra todo un pueblo que tiene la identidad de Evo, el color de  piel o las ideas de Evo”, sostuvo.  

En los videos se ve  al presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y enfrentamientos que afines al MAS protagonizaron en diferentes regiones de Santa Cruz,  como si se tratara de ataques racistas.

Pary afirmó que las denuncias de fraude electoral, seguidas del pedido de una segunda vuelta electoral y de la anulación de los comicios sólo ocultan la intención de la toma del Gobierno a través de un golpe de Estado que tienen grupos radicales del movimiento cívico  y del Conade. También responsabilizó a  Carlos Mesa de ese intento de desestabilización.

 

La  resolución

  • Países firmantes Brasil, Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, EEUU, Guatemala, Honduras,  Paraguay, Perú y Venezuela declaran:
  • 1  Apoyar el trabajo profesional y técnico realizado por el equipo de la MOE-OEA y al equipo de la OEA que continúa trabajando para fortalecer el proceso electoral en Bolivia.
  • 2  Señalar que la MOE estableció que toda elección debe regirse por los principios de certeza, legalidad, transparencia, equidad, independencia e imparcialidad. Así, la MOE afirmó, en su informe preliminar del 23 de octubre de 2019, que pudo constatar que varios de estos principios han sido vulnerados por distintas causas a lo largo del proceso electoral boliviano.
  • 3  Apoyar un análisis de integridad electoral por parte de la OEA en Bolivia, según lo establecido en el Acuerdo de Integridad Electoral, suscrito entre el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia y la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos, y asumiendo de buena fe las obligaciones contenidas en el mismo.
  • 4  Instar a todas las partes de la contienda electoral y a todos los actores sociales a que asuman el resultado del análisis de integridad electoral con carácter vinculante e implementen sus conclusiones, según los plazos establecidos por la Constitución y las leyes del Estado Plurinacional de Bolivia.
  • 5  Urgir al Gobierno boliviano, a los partidos, a las autoridades electorales y a  los actores sociales a que colaboren plenamente con la OEA y a que garanticen la seguridad, transparencia y credibilidad del proceso.
  • 6  Apoyar  los mecanismos para la preservación y la defensa de la democracia representativa en Bolivia, en cumplimiento de la Carta Democrática Interamericana.
  • 7  Hacer un llamado al Gobierno de Bolivia y  los participantes en las elecciones para que respeten y honren la voluntad democrática del pueblo boliviano y al cese de la violencia.
     
Más de
78
8

Otras Noticias