TSE dio al menos cuatro “golpes bajos” a la auditoría de la OEA

Presentar los resultados al 100%, firmar el acta de cómputo nacional, declarar que los resultados son sagrados y pedir una auditoría paralela son esas acciones.
martes, 05 de noviembre de 2019 · 00:04

Beatriz Layme  / La Paz

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio al menos cuatro “golpes bajos” a la auditoría a los comicios del 20 de octubre  que realiza la Organización de Estados Americanos (OEA). Esas acciones  dejan al proceso “sin credibilidad”, coincidieron expertos. 

 “El TSE, cuando inició la auditoría, empezó asfixiándola, pues descartó las condiciones planteadas por la OEA”, sostuvo el investigador social Roger Cortez,  quien señaló que el Gobierno también dio “golpes bajos” a la auditoría,  porque el acuerdo que suscribió, por ejemplo,  no consideró a los partidos que intervinieron en el proceso electoral.     

El primer “golpe bajo” del TSE se registró el 25 de octubre, cinco días después de los comicios y un día después de que en la sesión del Consejo Permanente  de la OEA se   respaldara la auditoría.   

  En esa cita, que se instaló el 24 de octubre en Washington -sede de la OEA-,   el  Secretario General Luis Almagro pidió al Gobierno que los  resultados de los comicios no sean  considerados “legítimos” hasta tener  el informe final de la auditoría. 

No obstante, el viernes 25 de octubre,    la presidenta del TSE, María Eugenia Choque,  acompañada de sus colegas,  comunicó los resultados del escrutinio  oficial al 100%, con lo que dio la victoria en primera vuelta al presidente Evo Morales.

 El  segundo “golpe bajo” ocurrió el 1 de noviembre,  cuando el equipo de técnicos de la OEA, conformado por 30 expertos,  cumplía su segundo día de trabajo. Entonces,  los vocales del TSE firmaron el Acta de Cómputo Nacional de los comicios. 

La Ley de Régimen Electoral,  en su artículo 190, establece que “los procesos electorales, referendos y revocatorias de mandato no pueden ser anulados, por ninguna causa y ante ninguna instancia”.

 Amparado en esa norma, el TSE asestó el tercer “golpe bajo”. El vocal Idelfonso Mamani afirmó: “la ley dice expresamente que por ningún motivo se podría anular una lección, por ningún motivo. Es la garantía que tenemos como pueblo soberano”.

A ello agregó que para el TSE el voto popular es sagrado y por tanto, como ese organismo está encargado de administrar la elección, “los resultados que se han presentado, en honor a la verdad, vamos a defender”.

 Cortez señaló que esas declaraciones son contradictorias, dado que  el TSE no consideró intangibles los resultados del referendo del 21F ni la Constitución al admitir “un fallo violatorio que habilitó a Morales a los comicios”.  

El  cuarto “golpe bajo” que dio el TSE a la auditoría se registró el 3 de noviembre, luego que la OEA abriera la posibilidad de  recibir  a los representantes de los partidos de oposición que participaron en los comicios.  

En aquella oportunidad, el canciller Diego Pary informó que el TSE solicitó al Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela) una auditoría paralela a la OEA, que realizan los 30 expertos. El Ceela, no obstante,  certificó 14 años las elecciones generales en Venezuela y todas calificó de buenas.

 En criterio del analista político Iván Arias,  todas las acciones del TSE le restan a la auditoría “credibilidad”. El especialista pidió esperar los resultados de esa labor, porque ayer  los miembros de la OEA ratificaron  su apoyo al estudio.  “La ventana internacional no está cerrada y la oposición boliviana debe usarla con sabiduría”, expresó.

 

 Los “golpes bajos”

1 TSE anuncia resultados. El 25 de octubre de 2019, la presidenta del TSE María Eugenia Choque comunicó el cierre del cómputo al 100%, que da la victoria en primera vuelta a Evo Morales. Los resultados muestran que Morales obtuvo 47,08% de los votos, seguido de Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC),  que logra una votación de 36,51% del total.

   2 TSE firma el acta de cómputo. El 1 de noviembre de 2019, los vocales firmaron el Acta de Cómputo Nacional que proclama ganador a Morales, con un porcentaje que evita la segunda vuelta. Entonces ratificaron que no hubo fraude electoral. 

   3 TSE descarta anular comicios. El vocal Idelfonso Mamani  descartó la posibilidad de anular las elecciones.  “La ley nos dice expresamente que  por ningún motivo se podría anular una elección, por ningún motivo, es la garantía que tenemos como pueblo soberano”, expresó la autoridad electoral. Legisladores de oposición cuestionaron que se haya consolidado el resultado cuando está en curso la  auditoría de la OEA ante las  denuncias de fraude.

4  TSE con auditoría paralela. Mientras la OEA realiza la auditoría a los comicios del 20 de octubre, el canciller Diego Pary reveló que el TSE solicitó las gestiones para que el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela) pueda realizar, en paralelo, similar trabajo. No obstante, el Ceela certificó 14 años las elecciones generales en Venezuela,  y todas calificó de buenas. El jefe de esa misión, Nicanor Moscoso, dijo que asiste hace más de 14 años a los procesos electorales de Venezuela y reconoció importantes avances para dar confianza y la credibilidad (Erbol).

 

 

Más de
5
116