Los qaqachacas hablan de paz pero dicen que tienen armas

Representantes de 8 ayllus del Norte de Potosí y del sur de Oruro se quedan en La Paz. Sus bases retornaron a sus regiones. Advierten que responderán a los ataques.
jueves, 07 de noviembre de 2019 · 01:06

Verónica Zapana S.  / La Paz

Los ayllus guerreros que llegaron hace algunos días a la sede de Gobierno para defender a Evo Morales   piden paz y  evitar confrontaciones entre bolivianos. Advierten también que tienen fusiles y que se defenderán ante agresiones.   

“No queremos una confrontación  con los universitarios. No es así. Ayer (el martes) nosotros hemos marchado pacíficamente para respaldar  a nuestro presidente Evo. No hemos portado nada. No hemos traído nuestros fusiles. Sí tenemos armas, estamos armados, pero no tenemos que confrontarnos entre los bolivianos”, dijo  ayer el líder de los ayllus guerreros de Potosí, Rosendo Copa.

 La declaración del dirigente indígena fue realizada   luego de los enfrentamientos que se registraron entre  grupos afines al partido de Gobierno  y universitarios, en inmediaciones de la Casa Grande del Pueblo. Los primeros contaron con la protección de los policías. Este hecho dejó  ocho heridos, entre  médicos, universitarios  y  miembros de los ayllus. 

Según otro de los dirigentes y exautoridad de los ayllus guerreros, Leoncio Calle, los representantes de estos pueblos  sólo llegaron a La Paz para defender al Presidente. “Por eso, nos quedamos  alrededor de la plaza Murillo. Estábamos haciendo vigilia y llegaron ellos directamente a atacarnos. Había  señoras con bebés que fueron agredidas. Eso no puede pasar”, sostuvo. 

Eso sí -indicó  Copa-  ellos llegaron para hacer respetar sus derechos. “Nosotros vinimos para hacer  una  marcha pacífica”, comentó el dirigente. 

Según  la autoridad máxima de la Unión de Desarrollo de los Ayllus en Paz, David  Ariel Torrejón, hay  ocho ayllus que pertenecen al  sur Oruro y Norte de Potosí, como  Layme, Curaca, Jukumani y Pocoata en Potosí y Qaqachacas, Aguas Clientes,  Norte Condo y Kullta, en Oruro. 

“Todos estamos pidiendo paz.  Que haya de una vez diálogo”, dijo Torrejón. “Todos somos hermanos, no podemos continuar en esta situación”,  añadió. 

“Como ayllus estaremos en  alerta ante cualquier conflicto. Nuestras bases ya se han ido, sólo nos hemos quedado los representantes”, puntualizó. 

Los ayllus llegaron desde hace unos días a La Paz y sembraron temor en la población paceña porque algunos golpearon y amenazaron  a vecinos con chicotes, ondas y  palos. 

El 30 de octubre,  varios  indígenas del ayllu de Oruro golpearon a Julio  Llanos, el presidente de la Plataforma de Luchadores Sociales contra la Impunidad por la Justicia y la Memoria Histórica del Pueblo Boliviano Sobrevivientes de las Dictaduras,  y adulto mayor. Ahora, esta persona de la tercera edad se recupera en el Hospital Obrero. 

Días después también agredieron con chicote, palo y piedra a dos funcionarios de la Cámara de Comercio,  en la avenida Mariscal Santa Cruz.  Golpearon  a otro joven en la avenida Arce. 

Calle recalcó que  su sector pide paz, pero aseguró que defenderán la democracia y el proceso de cambio. “Si nos atacan ya no es nuestra culpa. Nos preocupa. Si nos ofenden, tenemos que defendernos. Anoche mismo cuando nos han metido dinamita, mínimamente teníamos que defendernos con nuestras warakitas”, dijo. “No permitiremos que nos ataquen”.

Dijo que Carlos Mesa es el instigador de estas grescas. Solicitó además   evitar  la creación de más grupos de choque para no tener más heridos.

 

 

Más de
10
104