Corrupción y dichos ofensivos, las denuncias contra la Alcaldesa de Vinto

La burgomaestre cochabambina fue acusada de cometer actos de corrupción en la entrega del hospital La Esperanza, a favor de la Policía. Además, de emitir discursos que incitaban a la violencia.
viernes, 08 de noviembre de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

La alcaldesa de Vinto por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Patricia Arce Guzmán, quien el miércoles sufrió agresiones y humillaciones, fue denunciada hace meses por hechos de corrupción durante su gestión y también por discursos que incitaban a la violencia.

   El 2 de abril de este año, concejales denunciaron a la autoridad ante la Fiscalía por presuntas irregularidades en la entrega del hospital La Esperanza a la Policía en esa región de Cochabamba. Pidieron al Viceministerio de Transparencia que investigue  la firma de un convenio por el que la  Alcaldesa  entregaba el nosocomio a la institución del orden. 

“Hasta el momento no se pronunciaron las comisiones y menos el pleno del concejo, se anticipó mucho al firmar el acuerdo. El procedimiento no es ese. Pediremos la investigación”, declaró la concejala Martha Choque, también autoridad del Movimiento Al Socialismo (MAS). 

Según Choque, el hospital serviría de mucho a la población. “Peleamos los tres concejales y por eso estamos siendo amenazados”, declaró. La concejala también denunció que luego de pedir investigación, “nos pidieron nuestra renuncia”. Ante la acusación, Arce respondió escuetamente: “No incumplí nada, yo actué bajo normativa”.

La autoridad edil es agredida por una turba, el miércoles.
 Fotos: lostiempos.com

Hace pocos días, Arce participó en un acto de entrega de un canal de riego. “La derecha se está uniendo para decir que nos va a derrocar, esos que sueñen, hermanas y hermanos, porque primero vamos a dar la vida para defender este proceso de cambio, no tenemos miedo”, dijo.

    En otra parte de su discurso señaló: “Me han amenazado con quemar mi casa. No podemos permitir que unos cuantos malandrines vengan y causen zozobra a la gente humilde”.

La tarde del miércoles, luego de dos enfrentamientos en el puente sobre el río Huayculi, un grupo de manifestantes retuvo a la Alcaldesa de Vinto. Las personas, enardecidas, la obligaron  a renunciar e  intentaron  lincharla, le cortaron el cabello, le echaron pintura roja, la hicieron caminar descalza e intentaron golpearla.

 Cuando estaba hincada, ella preguntó a los periodistas si lo que hacían con ella era legal y luego, desafiante, dijo que daría su vida por el proceso de cambio.

Después de casi una hora de agresiones y humillaciones, los policías lograron negociar con los cívicos y también con los motoqueros denominados Resistencia Juvenil Cochala y la Alcaldesa de Vinto fue rescatada y trasladada en una motocicleta.

Minutos antes, otro grupo de cívicos llegó hasta las oficinas de la Alcaldía y prendió fuego, al margen de causar destrozos en gran parte de la infraestructura. Los policías fueron rebasados, no pudieron acudir a tiempo.

Mientras estaba retenida, varias mujeres le exigían a la autoridad  que confiese haber ordenado matar  a vecinos de Quillacollo. Le reclamaron  por  dar  comida a comunarios  y  a los  mineros que intentaron ingresar a Cochabamba para enfrentarse con  los cívicos. “Confiesa, les has dado cobijo, les diste el coliseo para que duerman, asesina, ¿cómo te puedes negar?”, le reclamaron.

 

Un fallecido y 59 heridos, el saldo de los hechos en Quillacollo

ABI / Cochabamba 

El subcomandante departamental de la Policía, Juan Carlos Espinoza, informó ayer que se registraron 59 heridos durante los hechos violentos del miércoles en Quillacollo, además de un joven que falleció en el hospital Viedma, luego de ser atendido en otros centros.

“Se tiene registradas 59 personas heridas (…), asimismo, lastimosamente, un joven que fue trasladado a diferentes centros médicos, posteriormente al hospital Viedma, donde lastimosamente perdió la vida”, informó.

Espinoza agregó que en el caso de los lesionados, no se tomó en cuenta a las personas con policontusiones, porque no solicitaron atención en los centros médicos disponibles.

El oficial recordó que la víctima fatal era Limbert Guzmán Vásquez, de 20 años, cuyo caso continúa en proceso de investigación, ya que falleció por un traumatismo en la cabeza, que le causó daño cerebral.

“Vamos a establecer cuáles han sido los móviles o las causas que hayan ocasionado esta lamentable pérdida de una vida humana”, agregó Espinoza.

El jefe policial apuntó que también hubo aprehendidos que fueron puestos a disposición de la Fiscalía, para su procesamiento penal por daños en patrullas.

Los hechos violentos ocurrieron en una manifestación contra el supuesto fraude electoral.

A las 10:30 del miércoles, grupos de campesinos afines al MAS marcharon  armados con palos y otros objetos para desbloquear el puente Huayculi, dentro del municipio de Quillacollo. Allí, a las 11:00,  los vecinos que mantienen un bloqueo desde hace 15 días se resistieron y lograron hacer retroceder a los masistas. La Resistencia Juvenil Cochala se dirigió hasta el lugar.

2 A las 14:30, con el rumor de cuatro muertos y varios heridos del lado de los cívicos y  vecinos que apoyaban  las protestas contra el gobierno de Evo Morales, la gente   reaccionó  y se dirigió  a la Alcaldía de Vinto. Allí secuestraron a la alcaldesa María Patricia Arce, a quien golpearon,  cortaron el cabello e  intentaron  linchar, hasta la intervención de los efectivos de la Policía.

3 Acorralada por la turba, Arce fue obligada a caminar descalza un tramo de dos kilómetros. “Ellos tienen mi celular”, gritaba a los periodistas, mientras los vecinos que la capturaron decían  que tenían pruebas de los delitos cometidos por la autoridad. Una hora y media después del inicio de los ataques, policías en motocicletas lograron rescatar a la Alcaldesa masista.

Más de
3
42