Ethical Hacking: las elecciones en Bolivia están viciadas de nulidad

El informe final con 11 conclusiones ya fue entregado al TSE y revela que se violó la integridad informática del sistema del cómputo.
viernes, 08 de noviembre de 2019 · 02:08

 Carlos Quisbert  / La Paz

Las elecciones generales del pasado  20 de octubre en   Bolivia están viciadas de nulidad, es la conclusión a la que llegó la empresa que realizó la auditoría informática al proceso electoral, Ethical Hacking. Los informes consignan   11 conclusiones sobre todas las vulneraciones que sufrió el sistema de cómputo oficial.

 Los datos fueron presentados en una entrevista realizada anoche  por la periodista Ximena Galarza, en el Canal Universitario, el gerente de la empresa con sede en Panamá, Álvaro Andrade. El técnico boliviano, confirmó que miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) lo contactaron y también conocen parte del revelador informe.

“Desde el punto de vista de la auditoría es difícil que podamos decir si hubo o no fraude, lo que sí te puedo decir es que no se llevaron adelante los procedimientos adecuados. Se violó la integridad de la base de datos, del sofware de las elecciones, los procedimientos, se dieron inconsistencias, más allá de lo que pudo pasar, del cambio de actas que se han reportado estos días, nuestra función como empresa de seguridad de auditores es decir todo lo que se encontró, y mucho de lo que se encontró sustenta que el proceso electoral está viciado de nulidad”, afirmó el gerente de Ethical Hacking.

Una primera irregularidad observada por la misma firma fue el hecho de haber sido contratados sólo un mes antes de los comicios. Según Andrade, los vocales del TSE, debieron haber realizado el proceso de contratación de una empresa auditora, al menos cuatro meses antes.

   Dentro del informe oficial de la auditoría  informática, por ejemplo, está que el TSE “desanuló” actas de cómputo de Tarija. Como otras denuncias sobre el posible fraude, Andrade,  confirmó ayer que varias de esas irregularidades beneficiaron al MAS, partido del presidente Evo Morales.

  Entre otras de las falencias, se identificó que otro servidor, que no fue reportado para el control de  Ethical Hacking,  operó sin permisos. Además, los códigos fuentes que habían sido comprados por el TSE no estaban en su poder, sino en manos de Neotec, la empresa responsable del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP).

El reporte señala que a las 19:30 se detectó una cantidad de tráfico de internet excesivo desde una dirección IP desconocida “y no monitoreada”, servidor no identificado, Por otro lado, se presume que alrededor de 35.000  actas de cómputo fueron modificadas.

 Ante las graves acusaciones que pesaban ya sobre el proceso, la vocal  María Eugenia Choque, el 1 de noviembre, aseguró que el informe de Ethical Hacking “confirmaba que no había fraude”. Sin embargo, ayer, Andrade explicó que el informe de auditoría no se enfoca en esos términos, sino en el correcto funcionamiento del sistema informático.  
 

 

 

Más de
483
6