Toma del aeropuerto derivó en cancelaciones y retrasos

Las normas de seguridad primaria fueron violadas por la turba masista que ingresó a la terminal aérea. Expertos anticipan que la OACI enviará un memorándum.
viernes, 08 de noviembre de 2019 · 00:14

Página Siete / La Paz

 La toma del Aeropuerto Internacional de El Alto por manos de una turba del Movimiento Al Socialismo (MAS), el martes, ocasionó la suspensión de ocho vuelos internacionales, además de retrasos en el itinerario doméstico.

La aerolínea Avianca canceló ayer dos vuelos que tenían como destino la terminal aérea de La Paz, donde, desde la madrugada del lunes y hasta la noche del miércoles, hubo riñas por la crisis  luego de las elecciones.

La web de la empresa estatal Servicios de Aeropuertos de Bolivia SA (Sabsa) mostró la cancelación de un vuelo directo procedente de Bogotá y otro desde la ciudad ecuatoriana de Guayaquil con conexión en Lima.

El portal oficial de Avianca muestra, además, la cancelación de otros seis vuelos -entre el 6 y el 9 de noviembre- por el “paro nacional”. Todas las cancelaciones corresponden a vuelos de Bogotá (Colombia) a Santa Cruz.

Los vuelos programados para las rutas nacionales también se vieron afectados y terminaron con retrasos desde el lunes.

Esa noche, un grupo de masistas ingresaron por la fuerza a la terminal aérea para impedir la llegada del dirigente cívico cruceño Luis Fernando Camacho.

Con piedras, chicotes y palos, la militancia del partido de Evo Morales tomó el peaje de la terminal, quemó llantas e ingresó hasta la zona de embarque; el grupo cometió una serie de atropellos que pueden derivar en sanciones contra el aeropuerto.

“Lo que se ha hecho en el aeropuerto de El Alto invitaría a que la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) y la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) emitan un memorándum de llamada de atención al Gobierno, porque estamos hablando de un aeropuerto internacional”, dijo el experto en defensa y seguridad Samuel Montaño.

Pasajeros  ingresan al Aeropuerto Internacional de El Alto.

Además de Avianca, el profesional acotó que Lan Chile también tomó “muy en cuenta” la facilidad con la que se violaron las normas de seguridad primaria.

Asimismo, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), a través de su presidente, Jorge Valle, denunció que en la toma del aeropuerto se cometieron delitos tipificados en convenios internacionales, que pueden derivar en la cancelación de operaciones.

“Habría que concordar que hubo un atentado contra la seguridad de las operaciones aéreas. Se ha interceptado a la gente, los pilotos han tenido que entrar por otros lugares y hacer grandes esfuerzos para cumplir con los vuelos, se han atrasado vuelos, otros tuvieron que ser reprogramados (…). Realmente es inconcebible lo sucedido en un aeropuerto de rango internacional”, declaró.

El martes, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) emitió un comunicado, en el que minimizó los hechos violentos acaecidos en el aeropuerto, y descartó que la aeronavegación nacional sea sancionada.

 

El turismo empieza a sentir los efectos de los paros y bloqueos

Página Siete/ La Paz

El sector del turismo empezó a sentir los efectos de los paros y bloqueos en la disminución de la venta de pasajes hacia distintos destinos. Las empresas que ofrecen viajes y paquetes turísticos aseguraron que, pese a la rebaja en los precios de los pasajes, la demanda es muy baja y hay poca afluencia de gente.

Las marchas en las ciudades, el bloqueo de las carreteras, los enfrentamientos entre diferentes sectores sociales y la reciente toma del Aeropuerto Internacional de El Alto, donde una multitud de gente afín al Movimiento Al Socialismo (MAS) irrumpió en las instalaciones para evitar que el cívico cruceño, Luis Fernando Camacho llegue a la ciudad de La Paz, son algunas de las causales para que los turistas nacionales y extranjeros hayan optado por cancelar sus viajes.

Dos viajeros perjudicados por la toma del aeropuerto.

 “Ha rebajado (la venta) por los conflictos sociales desde que ha empezado. Los turistas mayormente investigan cómo está la situación en cada país antes de viajar, son los primeros en enterarse de los problemas; una vez que ya saben, no se atreven a venir. El turismo va a rebajar si esto empeora, ya nadie va a venir porque lo último que los turistas quieren son problemas sociales. Ellos vienen a relajarse, a pasear, ven estos problemas y ya no quieren porque es peligroso”, señala Vanesa, la encargada de la agencia  de turismo Vagary Adventure Travel.

Frente a los conflictos, las aerolíneas han optado por reducir los precios de sus pasajes, pero la demanda no va en aumento. La responsable de la agencia Wiñay Marka sostuvo que “los vuelos también han rebajado desde BOA, pero ni así, solo bolivianos viajan pero por trabajo o familia, pero no es mucho (...) los precios han bajado, a Cochabamba está a 218 bolivianos, a Santa Cruz a  453 bolivianos  pero no hay demanda”.

Respecto a los sucesos que se dieron en el aeropuerto, el gerente de la Cámara Boliviana de Hotelería, Jorge Fernández, manifestó que no deben repetirse porque eso “impactará terriblemente en el turismo, particularmente de la ciudad de La Paz”,  ya que lo más probable es  que las líneas aéreas dejen de  operar. “Nos preocupa mucho que no se generen las garantías de seguridad en el aeropuerto, el libre tránsito a las personas”, acotó.

 

 

Más de
1
4