La adenda al contrato con Brasil se firmará antes del 31 de diciembre

La venta de gas está garantizada, aunque la Planta de Bulo Bulo, paralizada desde el conflicto.
domingo, 01 de diciembre de 2019 · 00:18

 Fernando García T. / La Paz

La noche del jueves 14 de noviembre, la presidenta Jeanine Añez posesionó a Víctor Hugo Zamora como ministro de Hidrocarburos.

Sólo unas horas después de asumir el cargo, la autoridad tuvo que atender tres urgencias: garantizar la provisión de GLP, gasolina y diésel para las ciudades de La Paz y El Alto; reparar el gasoducto Carrasco-Cochabamba, y presentar la certificación real de las reservas de gas, al 31 de diciembre del año pasado.

En 13 días, se normalizó el abastecimiento de carburantes; el ducto que alimenta a las industrias de occidente comenzó a ser reparado y la certificación entregada por Sproule confirmó 8,95 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas, para que el Ministerio de Hidrocarburos negocie la adenda al contrato de compra-venta de energético con Brasil, antes de fin de año.

Sólo unas horas después de presentar la certificación de las reservas, Página Siete entrevistó al ministro Zamora, quien confirmó la extensión del negocio con el gobierno de Jair Bolsonaro, reconoció que la Planta de Bulo Bulo está paralizada y anunció que durante el periodo de transición, su despacho preparará información fidedigna del sector, para que el próximo Gobierno tome las decisiones necesarias.

¿En qué estado encontró el Ministerio de Hidrocarburos?

Hemos encontrado que no había una relación institucional entre el ministerio y YPFB, sino que había una relación personal entre el exministro (Luis Sánchez) y yacimientos, porque cuando se requería información a través de las unidades existía muy poca información.

Otro tema que nos preocupó fue la falta de información de los esquemas de representación del ministerio, en función de la especialización de cada viceministerio, dirección o unidad.

Pedimos la cantidad de reservas que tenemos porque debemos encarar un proceso de negociación con Brasil, pero la respuesta fue negativa de parte de los viceministerios, porque nos indicaron que nunca hubo una decisión de entregar esta información. Además, encontramos una gran cantidad de personal que nos parece que institucionalmente es exagerado para un ministerio que, al parecer, ha tenido un diseño institucional en un momento en que el Estado tenía una mayor cantidad de recursos. YPFB también, con mucha gente y privilegios que no coinciden con la realidad económica del Estado y de la gente.

¿Cómo están las reservas?

El informe que nos llegó ayer (el martes 26) establece una reserva real, probada de hidrocarburos que está en 8,95 TCF, eso significa que del anterior informe a ahora ha habido una reducción de las reservas.

¿Esa rebaja es razonable?

Habrá que investigar el porqué de esa disminución, pueden haber tres elementos atribuibles: descuido en el proceso de exploración, que es el que luego nos garantiza la reposición de reservas, porque después vienen los descubrimientos y la explotación para reponer esas reservas; puede haber existido estrategias de falsedades en la información, se puede haber utilizado información que no era real para tratar de definir una estrategia de negociación, o puede haber existido una mala información entregada por los responsables.

De cuál de ellos sospecha...

No puedo especular, hay que investigar lo que ocurrió.

 ¿Las reservas actuales sirven para la exportación y el abastecimiento del mercado interno?

Los 8,95 TCF sí alcanzan para encarar todo; primero los contratos con el exterior, porque tenemos la garantía de sostener, ahora con más certeza de que podemos enfrentar un negocio, los volúmenes que vamos a negociar son reales y no vamos a tener problemas de multas como existió en el pasado. Nuestro desafío es que en corto tiempo recuperemos reservas, tenemos por ahí procesos exploratorios exitosos que van a aportar al volumen de reservas, tenemos campos que están en proceso de incorporarse a la producción, con seguridad en poco tiempo estaremos dando buenas noticias.

¿Cabe la posibilidad de que la certificación que llegue en cinco meses dé menos de 8,95 TCF?

(Responde el viceministro de Exploración y Explotación, Carlos Alberto Torrico) En función a los resultados de los pozos exploratorios que se tiene ahora, estamos hablando de Aguaragüe Centro; Jaguar X6; Ñancahuazú, Sipotindi y Yarará, si los resultados son positivos, obviamente que habrá un incremento. En cuánto se incremente va a ser evaluado con la posterior certificación; existen algunos proyectos que están en vías de incorporarse para que puedan ser certificadas como reservas probadas.

¿Qué pasa con el contrato con Brasil? Existe la duda de si expiró, si Brasil tiene un monto pagado que le resta retirar, si habrá una prórroga... ¿Qué se debe esperar de esta relación?

Tenemos información muy clara sobre los volúmenes que vamos a adicionar fuera del contrato anterior. Es otro escenario y es la adenda que vamos a negociar; hasta el 31 de diciembre termina el contrato y debemos tener lista la adenda para continuar con el negocio con Brasil.

(Viceministro Torrico) En el tema del GSA (el contrato con Brasil), la energía pagada no retirada asciende más o menos a 40 millones de BTU, que en la conversión a volumen en función al ritmo de entrega se puede entregar en unos dos o tres meses, son datos aproximados.

Existe un volumen que resta por entregar, que todavía no ha sido pagado porque en ningún momento ha sido nominado, estamos hablando de unos 1,35 TCF que también dependiendo del ritmo de entrega y la negociación que se pueda cerrar, considerando los términos y condiciones en cuanto a precio y volumen, por ahí se entregará en 24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd), va a variar un par de años más, por eso es importante el tema de negociación de la adenda, de los 8,95 TCF que se tienen, que dan la confianza de conseguir mejores precios.

El anterior contrato tuvo una vigencia de 20 años. ¿En el escenario actual se puede pensar en un contrato a largo plazo?

Depende, lo que pasa es que ahora la competencia es gas contra gas, entonces, lo que hay que ver es cuáles son los competidores. El ministro (Zamora) también pudo ver que hay negociaciones con empresas privadas porque el mercado de Brasil se abrió, eso nos da mayor holgura. También hay un competidor, el LNG (Gas Natural Licuado), que hay que ver cómo se comporta en estos últimos tiempos.

¿Cuáles serán las características del nuevo trato con Brasil?

Adquiere otras características, ahora ya tenemos en escritorio al menos una decena de solicitudes de privados. En Brasil se abre una nueva oportunidad porque pareciera que esas solicitudes incluso podrán mejorar precio y condiciones (actuales).

El contrato con Brasil en algunos casos tenía situaciones complicadas porque nos generaba obligaciones contractuales con multas muy duras y con beneficios para el usuario que eran excepcionales. En cambio, en el momento que hagamos un contrato con el privado y con la experiencia de la negociación y con lo que ocurrió con el Estado brasileño, creo que vamos a entrar en mejores condiciones.

¿Cuándo se comenzará a negociar con Brasil?

Tenemos previsto hasta el 15 de diciembre prácticamente tener la agenda concluida, estamos intentando generar una reunión bilateral política y en paralelo estamos desarrollando los protocolos de trabajo, pero necesitamos contactarnos ojalá con el Presidente de Brasil, sino con el homólogo de la ANH.

Tendremos que buscar un mecanismo de trabajo para que nos den un criterio favorable y revertir el pensamiento de que con los conflictos no se podía negociar.

¿La adenda estará lista antes de que concluya su gestión?

Tiene que estar hasta antes de fin de este año, porque ese es el momento en que establece el contrato. En realidad es una adenda al contrato y es la que tiene que prepararse. El retiro de todo el gas de parte de Brasil se lo hará desde el día en que se compute.

¿Se evaluó la situación de la Planta de Bulo Bulo, a qué capacidad opera?

 Todavía no tenemos clara la información de Bulo Bulo por la emergencia que hubo (con el gasoducto Carrasco). Sabemos que ha sido replegado todo el recurso humano y que prácticamente en este momento está sin funcionar; no sé a qué capacidad operó, vamos a recibir la información, pero está prácticamente paralizada desde la crisis que vivió en el país. Antes de la crisis teníamos un stock de autonomía para cuatro días de cumplimiento de los contratos de exportación.

Lo que nos preocupaba era que el ducto Carrasco que alimentaba a la planta de Bulo Bulo, también estaba replegado y estaban en crisis tanto en materia prima como en producción misma de la planta.

Esos elementos ahora serán investigados y lo que incluso voy a pedir es una auditoría especial a todo el proceso de industrialización como la inversión en el Chaco y la Planta de Polipropileno.

¿Qué va a suceder con la subvención de los combustibles?, hay plantas para separar líquidos que tampoco operan por la falta de materia prima.

La subvención es un tema que nos hace escapar gran cantidad de divisas del Estado, porque compramos caro y vendemos barato y eso no es negocio para nadie, mucho menos para un Estado que decreció en sus ingresos.

Tenemos algunas alternativas para solucionar esto, la primera es la importación de crudo que luego vamos a refinar en el país, con eso vamos a ahorrar muchos recursos. Tenemos en este momento las refinerías operando al mínimo de su capacidad, en algunos casos están paradas.

Creo que ese tema nos permitirá mejorar la situación de la subvención, no sé si  nos nivelaremos al precio, pero con seguridad que la diferencia de subvención será mucho menor.

Sobre la Ley 3058 de Hidrocarburos, ¿existe el anteproyecto como lo decía el exminsitro Luis Sánchez?

No hay dicho anteproyecto de ley y lo que vamos a hacer es recomendar a la próxima gestión que haga una buena ley, que la actualice a la nueva Constitución Política del Estado. Nosotros, como Gobierno de transición, no tenemos tiempo y además sería irresponsable hablar de una ley tan importante. No vamos a llegar hasta ahí.

¿Cómo marcha la provisión de combustibles en La Paz?

Estamos en un 100% de provisión en La Paz y El Alto, aún falta trabajar con el sector industrial del occidente por el problema que hubo con el ducto de Carrasco, que es algo que ya se restablece y en siete días (plazo que vence el lunes 2) tendremos habilitado este gasoducto.

Sobre la nueva certificación de reservas que pidió el ministerio, ¿ya se tiene la empresa?

YPFB ya inició el proceso de convocatoria, hay trámites administrativos y en las siguientes semanas se dará a conocer los términos de adjudicación que serán publicadas para que se presenten las empresas.

 

HOJA DE VIDA

  • Autoridad  Víctor Hugo Zamora Castedo nació en Tarija, el 5 de diciembre de 1970.
  •  Estudios   Es ingeniero forestal con diplomado en Medio Ambiente y mención en Hidrocarburos.
  •  Carrera  Fue prefecto interino de Tarija, concejal de Cercado y diputado.
20