Aparicio acusa a comisionados de la CIDH de archivar casos durante 10 años

El embajador de Bolivia en la OEA dijo que nunca salieron informes de la CIDH por “casos de violación a los derechos humanos de Evo Morales”.
jueves, 12 de diciembre de 2019 · 19:41

Página Siete Digital / La Paz

El embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos, Jaime Aparicio acusó este jueves en la sesión extraordinaria llevada a cabo en Washington que anteriores comisionados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos archivaron casos de vulneraciones ocurridos en Bolivia durante 10 años.

“Tuvimos la mala suerte de que comisionados de la CIDH como (Paulo) Vanucci amigo personal del presidente Lula Da Silva y el comisionado Francisco Eguiguren del Perú archivaron todos los casos de Bolivia de los últimos 10 años, no hay un sólo caso que haya salido de Bolivia sobre las  violaciones del señor Evo Morales”, dijo Aparicio.

Además el embajador boliviano habló del informe de la CIDH, que calificó como “sesgado” debido a que no estudió la totalidad de lo ocurrido durante todos los conflictos que hubo en Bolivia, por esto dio a conocer que existen acuerdos para la llegada de esta comisión a investigar más a fondo lo ocurrido.

“Hoy (jueves) pedimos como gobierno boliviano una visita ´in loco´ de la CIDH que se pueda realizar cuando sea conveniente, la comisión no vino ni una vez antes porque Evo Morales nunca los invitó. En segundo lugar la canciller Karen Longanic firmó un acuerdo entre la CIDH y el gobierno para investigar los actos de violencia, esta comisión analizará lo que pasó desde septiembre hasta diciembre”, afirmó el representante boliviano.

También aclaró que se debe investigar todo el movimiento que surgió luego de las elecciones Generales del 20 de octubre, “el informe no dejará de lado esos maravillosos 21 días en que la sociedad boliviana derrotó una dictadura. Esos 21 días serán estudiados por todas las universidades del mundo, como el caso de una rebelión pacífica popular de todas las clases sociales y sobre todo la juventud contra un  gobierno que incendió el país, que violó la constitución dos veces y pretendió reelegirse ilegalmente y se burlo del voto”.

Aparicio destacó los símbolos que tuvo dicha rebelión para la renuncia del expresidente de Bolivia, “fue un acto maravilloso de rebelión civil, armado contra Evo Morales pero con dos armas muy poderosas, unas pititas y una carta de renuncia, esa carta y esa cuerda pequeña fueron los dos símbolos que acabaron con la dictadura en Bolivia”.

98
1