Gobierno descalifica el informe de CIDH y expertos identifican 10 “omisiones”

“Recibimos con mucho dolor el informe de la CIDH, porque lo hizo unilateralmente (...). Nos parece un informe totalmente sesgado, que no refleja la realidad”, indicó el ministro Arturo Murillo.
jueves, 12 de diciembre de 2019 · 01:10

Beatriz Layme  / La Paz

El Gobierno calificó de “inconsistente”, “injusto”,  “sesgado” y “unilateral”  el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), porque -afirman- no profundizó  en la violencia protagonizada por partidarios del MAS y porque no tomó en cuenta que el “génesis” de todo está en el  21F. Expertos, por otro lado, identificaron al menos 10 “omisiones” en el reporte. 

El martes, la CIDH difundió un informe preliminar de su visita. En el documento habla de “masacres” ocurridas en Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), pide  desarmar los grupos armados y además indica que urge una investigación internacional, entre otros detalles.  

La delegación emitió el reporte  tras su visita  a Bolivia. Estuvo desde el 22 al 25 de noviembre.

Para el embajador  de Bolivia ante las  Naciones Unidas, Rubén Darío Cuéllar,   el informe es “inconsistente”, porque no profundizó las muertes en Montero, los vejámenes que sufrieron universitarias ni los disparos a los mineros  de Potosí en  Vila Vila (carretera Oruro-La Paz).

“Enviamos evidencias suficientes de la actuación de grupos paraestatales y parapoliciales que venían sembrando violencia, muerte y un sin número de lo que fue la jornadas previas a la renuncia de Evo Morales”, afirmó el embajador, quien espera que la CIDH rectifique su postura, pues al no hacerlo “se podría interpretar que  no es objetiva”.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, calificó de “sesgado” el informe, porque el organismo internacional -aseguró- debió gestionar el reporte junto al Estado. “Recibimos con mucho dolor el informe de la CIDH, porque hizo unilateralmente (...). Nos parece un informe totalmente sesgado, que no refleja la realidad. Un informe que está favoreciendo solamente al narcoterrorismo, no está favoreciendo al pueblo de Bolivia”, lamentó.

En esa línea, Eddy Luis Franco, viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales,  sostuvo que el informe “es injusto”, porque no valoró “todo” lo que ocurrió.

La CIDH recomienda una investigación internacional. Frente a  ello, Franco dijo que la propuesta del Gobierno es que la Comisión que viabilizó la pacificación, integrada por la Unión Europea, la Iglesia Católica y las Naciones Unidas, acompañen  la investigación que lleva adelante el Ministerio Público.

El viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca, recordó a la CIDH  que el origen de la crisis en Bolivia tiene su génesis en el referendo del 21 de febrero de 2016, cuando la mayoría del  electorado  dijo “No” a la reelección, pero el MAS insistió con habilitar a Evo Morales como candidato. 

Con ese antecedente, Alanoca  lamentó que la CIDH, pese a insistentes denuncias por vulneración al voto, no se haya pronunciado aún. La autoridad anunció que el Gobierno presentará un “contrainforme”.

El MAS anunció un juicio de responsabilidades contra la presidenta Jeanine Añez, bajo el  amparo del informe preliminar que emitió la CIDH.

Analistas identificaron al menos 10 “omisiones”, entre las que están: el 21F, el “factor Evo” y el vacío de poder , entre otros.   

Las observaciones de los expertos

  • 1Referendo del 21F:   Marco Gandarillas, exdirector  del Cedib,  dijo que la CIDH no mencionó el origen de la crisis: el referendo del 21 de febrero de 2016. “El origen de la crisis data desde hace dos años, no desde el 21 de octubre, eso no consideró la CIDH”, afirmó.
  • 2 El factor Evo: Ante las movilizaciones  contra el fraude, el 26 de octubre, el entonces presidente Evo Morales afirmó: “Si quieren paro, no hay problema, lo vamos a acompañar con cerco en las ciudades para hacer respetar, a ver si aguantan”. El 20 de noviembre se difundió un video en el que una voz, que se atribuye a Morales,  dicta  la instrucción  de  un “cerco de verdad” para “dejar sin comida a las ciudades”. Para el jurista Arturo Yañez,  la CIDH no consideró esas declaraciones,  que “son prueba de la vulneración de derechos”.
  • 3 Caso Llanos: El informe de la CIDH establece que  Julio Llanos, sobreviviente de las dictaduras, fue golpeado el 29 de octubre “por dos personas que participaban en una marcha”.   Gandarillas lamentó que la Comisión no reporte que Llanos falleció “por la golpiza que sufrió en manos de seguidores del MAS”.
  •   4 No fue a Montero: El informe revela que la delegación de la CIDH visitó las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba y Sacaba. No viajó a Montero (Santa Cruz), donde -recordó el constitucionalista Williams Bascopé- el 30 de octubre  perdieron la vida Mario Salvatierra (55) y Marcelo Terrazas (41). El Comité Pro Santa Cruz los declaró “héroes” de la democracia.  
  •  5 El caso Vila Vila: Bascopé dijo que la CIDH no registra la magnitud y lo que en realidad sucedió en Vila Vila (carretera Oruro-La Paz). “La CIDH mencionó los francotiradores de Vila Vila, donde hirieron a varias personas cuando se dirigían a la sede de Gobierno”. La caravana partió el 9 de noviembre. En el informe se indica que las personas de la columna “habrían sido retenidas y torturadas” por “un grupo de particulares”, y que hasta  “hubo una situación de toma recíproca de rehenes de ambos grupos”.
  •   6 Vacío de poder: El informe no hace referencia al vacío de poder que hubo entre el  10 y el 12 de noviembre, provocado por   la renuncia de Evo Morales y las dimisiones de las  autoridades que estaban en la cadena de sucesión constitucional (todas del MAS).  En ese tiempo se generaron  los mayores actos vandálicos, subrayó el analista  Franklin Pareja.
  • 7 Caso Casimira Lema: El reporte de la CIDH no hace referencia a la quema de la vivienda de la periodista de TVU, Casimira Lema, el 11 de noviembre.  El presidente del Colegio de Abogados de Chuquisaca, Arturo Yañez, lamentó que no se haya considerado este hecho, dado que TVU  jugó un papel importante en la cobertura de los conflictos antes de la renuncia de Morales, y además reveló las primeras evidencias del fraude.
  • 8 Datos de la Defensoría: El informe de la CIDH se basa en datos que emitió la Defensoría del Pueblo, dirigida por Nadia Cruz, cuestionada por una supuesta afinidad al MAS. El 25 de noviembre, Cruz asistió al cabildo de cocaleros del Trópico de Cochabamba, convocado por el  dirigente Andrónico Rodríguez. 
  •  9 Presencia de FARC y extranjeros: Bascopé también dijo que la CIDH no contempló la presencia de miembros de las FARC (Facundo Moreno conocido como Camilo), de cubanos y de venezolanos que supuestamente tenían en su poder armas y mochilas llenas de dinero, para financiar el vandalismo que se desató tras  la dimisión de Morales. 
  • 10 Senkata: Pareja indicó que en el informe la CIDH se desentiende de los movilizados que “pretendieron dejar sin alimentos a toda una ciudad, volar una planta de gas, privarles de circular y adquirir alimentos.  En definitiva, esta comisión sólo vino a contar una historia distorsionada”.
59
175