Morales: No sólo fue golpe contra el indio sino contra el litio

El expresidente, ahora refugiado en Argentina, realiza un tour de medios y una conferencia de prensa.
martes, 17 de diciembre de 2019 · 10:33

Página Siete Digital


Evo Morales comenzó un tour mediático en Argentina. Estuvo en C5N, Página 12 y esta mañana dio una conferencia de prensa y reiteró que fue víctima de un "golpe de Estado" aunque aclaró que "no sólo fue golpe contra el indio sino contra el litio".


Según explicó, Estados Unidos estaría detrás del supuesto golpe porque no habría sido incluido en el proyecto de industrialización de ese recurso natural en el Salar de Uyuni. No dio más detalles de cómo se habría urdido ese complot, culpó a los opositores, comités cívicos, militares y policías por esas acciones supuestamente conspirativas.


En las entrevistas que dio a los medios de comunicación y en la conferencia de prensa de esta mañana, Morales no habló del fraude electoral consumado por el Tribunal Supremo Electoral, de sus órdenes para cercar las ciudades para que no pase comida y carburantes, de los ataques armados de sus seguidores en Montero y Challapata, de las arremetidas de los movimientos sociales a civiles en La Paz que derivaron en la muerte de Julio Llanos, un sobreviviente de las dictaduras militares.


Tampoco hizo referencia al referéndum del 21 de febrero de 2016 que determinó que no vuelva a postular a la presidencia en estas elecciones y  que no fue acatado por su gobierno, y que fue la chispa que encendió la indignación ciudadana que derivó en la renuncia del exmandatario boliviano.


"Me arrepentí de haber potenciado las Fuerzas Armadas" dijo en la rueda de prensa en referencia a los enfrentamientos entre las fuerzas del orden con seguidores de Morales en Senkata y Sacaba. Según dijo, cuando era Presidente, las equipó para que ayuden a la población civil en temas de inundación, desastres y ayuda humanitaria, pero le conmovió ver que los helicópteros fueron usados para "disparar" contra la población civil.


Se jactó de haber vencido muchos "golpes de Estado" desde 2006, cuando asumió la presidencia, pero que esta vez le agarraron desprevenido, "confiado" y culpó a las Fuerzas Armadas y la Policía por no haber alertada del supuesto complot a través de sus unidades de inteligencia.


Morales que ahora tiene la condición de refugiado político dijo que llegó de México "triste y destrozado" y que ahora está "fuerte y envalentonado", y aseguró una victoria de su partido en las próximas elecciones, aunque también advirtió que habría riesgo de fraude.


"Superé la trauma, mientras haya vida haré política de servicio, que es sacrificio para los más humildes" dijo el ahora jefe de campaña del MAS.

39
138