Desde “el Tipnis fue golpe” hasta “gané en primera vuelta”, entre las mentiras de Evo

Entre otras declaraciones, el expresidente dijo que hasta el día en que dimitió -10 de noviembre- no hubo ningún muerto a bala y reiteradamente enfatizó que hubo un “golpe de Estado” en su contra.
miércoles, 18 de diciembre de 2019 · 01:40

Página Siete / La Paz

En su primera rueda de prensa en Argentina, el expresidente Evo Morales dijo  al menos cuatro mentiras relacionadas con   la marcha del Tipnis (Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure), con su salida del poder,  con los resultados de las elecciones del 20 de octubre (20-O) y con las muertes del conflicto.

Tipnis, marcha para el golpe

A los pocos minutos de iniciar la conferencia, Morales dijo: “Recordarán la marcha supuestamente para defender el Tipnis, era una marcha para organizar el golpe de Estado el año 2011”. El exmandatario afirmó  que la caravana originaria  llegó hasta inmediaciones del Palacio de Gobierno gritando “Villarroel”,  en  referencia  al expresidente Gualberto Villarroel que murió colgado.

No obstante, lo que en realidad pasó fue que la columna  de indígenas emprendió la marcha en defensa del Tipnis en rechazo a la construcción de una carretera por medio de esa área protegida. La caravana  llegó a la sede de Gobierno en medio de aplausos, luego de ser reprimida  en la localidad de Chaparina, en 2011.

La movilización logró la promulgación de la Ley 180 de protección del Tipnis, que en su artículo tres prohibía expresamente que la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos o cualquier otra atravesara por la reserva ecológica. Seis años después, en 2017, la Ley 180 fue abrogada y en su lugar se aprobó la Ley 969.

Hubo un golpe de estado 

Luego, Morales  indicó  que hubo un supuesto golpe de Estado para sacarlo del Gobierno.  “Este golpe del imperio no sólo es un golpe al indio, es un golpe al litio”, sostuvo el exmandatario. 

Sin embargo, lo que en realidad pasó es que  el expresidente   renunció después de que se conociera el informe preliminar de la auditoría de la OEA a los comicios del 20-O. En el documento se estableció que había una serie de irregularidades  y se recomendó nuevos comicios con un nuevo Tribunal Supremo Electoral.  

Morales dimitió después de que  las Fuerzas Armadas, la Policía e incluso sectores aliados a su Gobierno, como la Central Obrera Boliviana (COB), le recomendaran dar un paso al costado. El exmandatario  anunció su renuncia en medio de una ola  de dimisiones  de legisladores y autoridades del Ejecutivo. 

Triunfo en primera vuelta

Después, Morales afirmó que ganó en primera ronda: “Hemos ganado en primera vuelta las elecciones. Por Constitución se gana las elecciones con más del 50% y si no con una diferencia del 10%”, aseguró.  

Morales minimizó las conclusiones  de los auditores de la OEA sobre las observaciones a las actas que presentaban inconsistencias. “Diremos que las 226 actas con irregularidades pasen a la derecha, igual hemos ganado en primera vuelta”, expresó.

El informe final de la auditoría OEA  concluyó que hubo “manipulación dolosa” en los ámbitos de las actas y en el procesamiento de los resultados. Morales fue  quien solicitó la auditoría  y acordó, además,   que el  resultado fuera  vinculante.

En ese documento se señala que resulta  improbable que Morales hubiera obtenido el 10% de diferencia para evitar una segunda vuelta.  “Es sobre la base de esta evidencia que se reitera la imposibilidad de validar los resultados de la elección de octubre”,   concluye  el informe. 

"Ni un muerto a bala"

 Luego,  Morales  afirmó que hasta el día en que dejó el poder  -renunció el 10 de noviembre- no hubo muertos por bala. “Hasta el día en que renuncié para que no haya maltratos a mis hermanas y hermanos, no hubo ni un muerto a bala”, sostuvo.

 No obstante, dos personas fallecieron por impactos de bala en Montero el 30 de octubre: Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas, que protestaban contra el fraude. Casi una semana después se registró la muerte de  Limbert Guzmán en Cochabamba, luego de que organizaciones afines al MAS  intentaran despejar  por la fuerza un bloqueo. 

En Argentina, Morales señaló que al no tener ningún proceso puede regresar al país. Al respecto la ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, dijo: “Lo estamos esperando, debe rendir cuentas a la justicia ordinaria por sedición”.

 

 

25
460