La UE concluye que el proceso de cómputo en Bolivia fue "caótico"

La Unión Europea presenta el informe final de la Misión Técnica de Expertas Electorales.
viernes, 20 de diciembre de 2019 · 10:27

Página Siete Digital


El informe final de la Misión Técnica de Expertas Electorales de la Unión Europea (UE) señala que el proceso de cómputo de votos fue "caótico" y recomienda mejorar la transparencia y la comunicación del Tribunal Supremo Electoral (TSE).


"El proceso de cómputo fue caótico y pareció deberse al empeño del TSE de proclamar los resultados presidenciales lo antes posible, independientemente de que hubiera errores e irregularidades" señala una parte del informe divulgado esta mañana. 


Éstas son algunas de los párrafos extraídos del resumen del informe.

 

"Las sospechas de fraude  desencadenaron protestas en todos los departamentos y estalló la  violencia en algunas zonas del país".

 

"La circunstancia que marcó las elecciones generales fue la controversia sobre la candidatura de Evo Morales que, junto con su partido el Movimiento al Socialismo (MAS), ignoró los resultados del referéndum de 2016 para abolir los límites constitucionales al mandato presidencial. La polémica decisión del Tribunal Constitucional de 2017, que declaró inconstitucionales los límites al mandato presidencial, permitió a Morales competir por cuarta vez consecutiva. Esta decisión ocasionó un intenso debate político y fue ampliamente criticada, debido a que había una percepción generalizada de que Morales era reacio a renunciar al poder".

 

"Las elecciones se caracterizaron por un temor extendido previo de que se cometiera fraude y finalmente por las numerosas denuncias de fraude tras la jornada electoral"

 

"La confianza en la imparcialidad del TSE fue muy baja, al ser percibido como una institución sujeta al control político. Sin embargo, el TSE hizo poco por restablecer la confianza: no adoptó medidas contra el flagrante uso ilícito de los recursos del estado durante la campaña, bloqueó la publicación de una encuesta de opinión  desfavorable para Morales, y se demoró en explicar los incrementos inusuales del padrón nacional y de países donde tradicionalmente el MAS tiene mayor apoyo".

 

"En el último año, se produjeron abundantes renuncias y despidos incluyendo a tres vocales y altos cargos del TSE, lo que incrementó la sensación de una progresiva politización y pérdida de capacidad técnica del TSE".

 

"La Ley de Organizaciones Políticas de 2018 introdujo la democracia interna en los partidos y en enero de 2019 se celebraron por primera vez elecciones primarias presidenciales. Sin embargo, estas primarias se planificaron precipitadamente y los nueve candidatos presidenciales participaron sin competencia alguna. Los candidatos de la oposición especularon que el verdadero motivo para su celebración residía en tratar de legitimar la controvertida candidatura de Morales".

 

"La oposición no pudo unirse en torno a un único candidato, y concurrieron un total de ocho competidores, con Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana como principal candidato de la oposición, seguido por Chi Hyun Chung del Partido Demócrata Cristiano y Oscar Ortiz de Bolivia Dice No. El sistema de elección de senadores y diputados desincentiva las alianzas en la contienda presidencial".

 

"La campaña fue de perfil bajo y se desarrolló de forma generalmente pacífica. Los incendios masivos en la región de Chiquitanía y la lenta respuesta del gobierno cambiaron la dinámica de la campaña. Estos eventos, sumados a otros conflictos políticos, contribuyeron a la proliferación de manifestaciones en todo el país, incluyendo la celebración de cabildos que protestaron por la candidatura de Morales, exigieron elecciones transparentes, acordaron combatir el fraude electoral y rechazar una posible victoria de Morales. El gobierno reaccionó ante las diversas protestas acusando a los cabildos de intentar desestabilizar el proceso democrático. Aunque se incrementaron las tensiones, no hubo incidentes graves, excepto un enfrentamiento durante un mitin de Morales en Potosí el 12 de octubre, en el que al menos siete personas resultaron heridas".

 

"La característica más destacable de la campaña fue la ausencia de equidad en la competencia, debido a los limitados recursos disponibles por la oposición en contraste con los vastos recursos del estado movilizados por el MAS, en particular los medios de comunicación estatales, las obras públicas y los funcionarios del estado. Muchos sectores de la sociedad comentaron sobre la pasividad del TSE en relación con los presuntos incumplimientos de las reglas de campaña".

 

"A pesar de las numerosas denuncias, es sorprendente que solo hubiera un caso significativo donde se aplicara una sanción, que se ejecutó cinco meses después de que se produjera la infracción. Este caso implicó al presidente Morales que fue denunciado por prometer obras públicas a cambio de voto".

 

"La jornada electoral transcurrió de forma pacífica, a pesar de algún incidente aislado, y con una alta participación de los electores. En general, los jurados electorales demostraron tener un buen conocimiento de los procedimientos de votación. Sin embargo, un gran número de actas electorales evidenciaron irregularidades, que pudieron deberse a carencias en la capacitación de los jurados o a manipulaciones deliberadas. Hubo más de 250 observadores internacionales, entre ellos los integrantes de una amplia misión de observación de la OEA. Cabe señalar la ausencia de observadores nacionales, aunque varias iniciativas de la sociedad civil supervisaron el proceso de recuento, dado que este fue público".

 

"En la noche electoral, el TSE anunció resultados preliminares para las elecciones presidenciales con el 83,8 por ciento de los votos procesados en el sistema de transmisión de resultados preliminares (TREP). Los resultados arrojaban una diferencia del 7,87 por ciento entre Morales y Mesa. Si los resultados hubieran seguido esta pauta, se habría celebrado una segunda vuelta".

 

"Inmediatamente después de este anuncio, el TSE ordenó de forma incomprensible y alarmante interrumpir el TREP. El 21 de octubre, el TREP se reanudó súbitamente y en cuestión de minutos la ventaja de Morales superó el 10 por ciento, que en caso de confirmarse evitaba una segunda vuelta".

 

"La decisión del TSE de interrumpir el TREP generó una gran preocupación entre los interlocutores, que temían que el gobierno hubiera intervenido para detener el proceso con miras a manipular los resultados. A esto se sumaron varios incidentes que acrecentaron la desconfianza, como el hallazgo de cientos de cajas de material electoral en una casa particular de Potosí".

 

"La misión de expertos electorales de la Unión Europea (MEE-UE) considera que las decisiones del TSE, combinadas con la ausencia de explicaciones sobre sus decisiones y el cambio de tendencia, dañaron irrevocablemente la confianza en el proceso de cómputo de resultados".

 

"El 25 de octubre, el TSE dio a conocer los resultados finales de la contienda presidencial, con un 47,08 por ciento de los votos para Morales y un 36,51 por ciento para Mesa. El TSE declaró a Morales ganador en primera vuelta con una diferencia del 10,57 por ciento con respecto a Mesa. Si un candidato tiene más del 40 por ciento de los votos con una diferencia de al menos 10 puntos con el segundo candidato, resulta vencedor en primera vuelta. Los resultados finales para la Asamblea Legislativa mostraron que el MAS obtuvo una mayoría absoluta en ambas cámaras, perdiendo la mayoría de dos tercios que tenía en las legislaturas anteriores".

 

"Muchas personas expresaron su preocupación por la integridad y precisión de los resultados finales. La MEE-UE observó numerosos errores e irregularidades en las actas electorales. Entre estos figuraban actas electorales con un número inusualmente elevado de votos nulos, votos en blanco y una participación del cien por ciento de los electores en una serie de mesas electorales".

 

"También comprobó que varias actas deberían haber sido anuladas. Aunque estos problemas se originaron en las mesas de sufragio, el TSE y los TED hicieron dejación de su responsabilidad de verificar las actas y decidir con criterios legales sobre su validez. El proceso de cómputo fue caótico y pareció deberse al empeño del TSE de proclamar los resultados presidenciales lo antes posible, independientemente de que hubiera errores e irregularidades".

 

"Las sospechas de fraude desencadenaron protestas en todos los departamentos y estalló la violencia en algunas zonas del país".

 

"Tras las numerosas denuncias de fraude, la OEA llevó a cabo, por invitación del gobierno, una auditoría de los resultados. El Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia confirmó que los resultados de la auditoría serían vinculantes".

 

"Varios Estados miembros de la UE y de la OEA apoyaron y acompañaron el proceso de auditoría. El equipo de auditoría, integrado por 36 personas, llegó al país el 30 de octubre. El Secretario General de la OEA anunció las conclusiones preliminares de la auditoría el 10 de noviembre. La OEA concluyó que la primera vuelta debía ser anulada y que deberían celebrarse nuevas elecciones. El mismo día, la Alta Representante de la UE emitió una declaración en la que reiteró que es necesario celebrar unas elecciones nuevas y oportunas con una autoridad electoral renovada para restablecer la confianza y la credibilidad en el sistema democrático boliviano. Cuatro vocales del TSE y 34 de los TED fueron detenidos y, en el momento de redactar este informe, estaban siendo investigados penalmente".

 

"Tras una ola de renuncias en el seno del gobierno y la sugerencia del jefe de las fuerzas armadas, Morales renunció en la tarde del 10 de noviembre. Morales se había pronunciado esa misma mañana sobre la necesidad de celebrar nuevas elecciones con un nuevo TSE. Morales denunció que había sido víctima de un golpe de estado, pero a su vez el Secretario General de la OEA manifestó que Morales había pretendido perpetrar un autogolpe. El 12 de noviembre Morales viajó a México donde se le concedió asilo político. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos informó que las protestas se saldaron con más de setecientos heridos y hubo que lamentar la muerte de veinticinco personas. Los periodistas comenzaron a ser blanco de ataques y no pudieron realizar la cobertura completa de los eventos". 

 

 

"La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, desplegó una misión de vigilancia de los derechos humanos en Bolivia el 11 de noviembre".

 

"Dadas las deficiencias evidenciadas en estas elecciones, la MEE-UE ha identificado varias recomendaciones prioritarias y viables que aconseja sean implementadas antes de las elecciones de 2020. Las recomendaciones prioritarias incluyen: prohibir todo uso ilícito de recursos del estado en la campaña, mejorar el sistema de justicia electoral, mejorar la transparencia y la comunicación del TSE, adoptar medidas para combatir las noticias falsas y la desinformación, establecer criterios más claros para la revisión de las actas electorales, permitir los recuentos, mejorar el proceso de resultados preliminares y promover la participación de los observadores nacionales". 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

162
9