Denuncian a Gill por “toma de medios” en favor de Evo Morales

Carmen Eva Gonzales afirmó que usaron varios “mecanismos de extorsión”.
sábado, 28 de diciembre de 2019 · 01:05

 Página Siete  / La Paz

La senadora de Unidad Demócrata (UD) Carmen Eva González presentó ante el Ministerio Público una denuncia contra el empresario paraguayo-venezolano  Carlos Gill. Solicitó su captura y lo señaló por la supuesta toma de varios medios de comunicación para favorecer al gobierno del expresidente Evo Morales.

En conferencia de prensa,  la legisladora indicó ayer que la demanda  contra Gill y el buffet de abogados Salazar, que fue cercano a Morales y al exvicepresidente Álvaro García Linera, se planteará por los delitos de enriquecimiento ilícito y organización criminal.

“He presentado una denuncia  contra el empresario venezolano Carlos Gill por la toma de medios de comunicación, la toma y atentado y afectación a medios de comunicación y a propietarios de medios de comunicación nacionales”, indicó. 

Acusó al buffet “Salazar”  por constituirse en una organización criminal que -sostuvo- participó en la elaboración de convenios y contratos que afectaron a medios  y que además se extorsionó  y chantajeó a sus propietarios.

La senadora precisó que los medios que fueron tomados y  afectados por el empresario venezolano y ese buffet de abogados son ATB, PAT, La Razón y  Extra, entre otros. “Han sido tomados para uso y beneficio del gobierno de Evo Morales Ayma    a cambio de contratos por más de 1.000 millones de dólares y eso ha sido una afectación al Estado”, señaló.

Gonzales dijo que  los “mecanismos de extorsión” estaban conformados por operadores del  Servicio de Impuestos Nacionales, el Ministerio de Trabajo, la Aduana Nacional,  la Fiscalía General y el Órgano Judicial.     Para la legisladora, Gill pretendía construir “la red de medios de comunicación más grande y poderosa” afín al gobierno del MAS.

 Entre los denunciados figuran  el presidente del directorio de ATB, Marcelo Hurtado; el representante legal de PAT, José Luis Valencia;  el supuesto chofer de Hurtado, Nicolás Aguilera Apaza; el trabajador de PAT Rosendo Mendoza Gutiérrez;  el contador del mismo medio    Gabriel Espejo y el periodista Jaime Iturri.

La  pasada semana, el empresario salió al frente de las acusaciones  y en una entrevista con el periodista Carlos Valverde aseguró  que no tiene ninguna relación con Morales. Sin embargo, admitió que  sí tuvo contacto con García Linera, a quien calificó como  “el  operador o gerente del país” en la anterior gestión.

 En esa entrevista, confirmó que tiene “proyectos” vinculados a la empresa Mi Teleférico y ratificó que posee  acciones en el diario La Razón y  en las  ferroviarias Oriental y Andina, pero calificó de  “leyendas” varias versiones  sobre su actividad económica en Bolivia. Afirmó que solo tiene “cinco operaciones” financieras. Aseguró que todos los  contratos fueron firmados entre privados y que   ningún causó daño al Estado.

 

 

82
124