EEUU pide a Argentina que Evo “no abuse” de su estatus de refugiado

La Casa Rosada pidió a Morales abstenerse de hacer declaraciones políticas cuando solicitó su refugio, pero luego dijo que tenía libertad de expresión al ser considerado como uno de sus ciudadanos.
sábado, 28 de diciembre de 2019 · 01:30

Erika Segales /La Paz 

La ministra consejera  de Estados Unidos (EEUU) en Argentina, Mary Kay Carlson, y el consejero político, Chris Andino, presentaron ayer una queja formal ante el canciller Felipe Solá en busca que Evo Morales “no abuse de su estatus en Argentina”.   Los diplomáticos hicieron un llamado a la Casa Rosada para que sea un “buen vecino” y apoye la democracia boliviana.    

 “Hacemos un llamado a Argentina para que sea un buen vecino al apoyar la democracia boliviana y llamamos a la administración de Alberto Fernández a trabajar para garantizar que Evo Morales no abuse de su estatus en Argentina”, es lo que los diplomáticos de EEUU les habría  dicho a sus pares de Argentina,  informó  Infobae. 

 En la reunión que se realizó en la Casa Rosada también estuvieron presentes el secretario de Asuntos Estratégicos de Argentina, Gustavo Béliz, y el futuro embajador ante la Casa Blanca, Jorge Argüello. Sin embargo, en la delegación estadounidense estuvo ausente el embajador norteamericano Edward Prado. 

Morales llegó a Argentina desde México el 12 de diciembre. Tras arribar, inició el trámite de refugio. En esa oportunidad,  el canciller   Solá informó que le  solicitó al exmandatario no hacer declaraciones políticas mientras permanezca en ese país. Sin embargo, al día siguiente  Morales  arremetió  contra el gobierno de Jeanine Añez.

Luego de la controversia generada por la publicación del expresidente boliviano, Santiago Cafiero, jefe de Gabinete del presidente Alberto Fernández, manifestó  que la condición de refugiado le daba a Morales los derechos de un ciudadano argentino  y que por ello tenía libertad de expresión. “Evo Morales tiene la libertad de decir lo que quiera porque es un refugiado”, aseveró Cafiero.

El 17 de diciembre, el exmandatario  realizó su primera rueda de prensa en la que dijo al menos cuatro mentiras relacionadas con la marcha del Tipnis, el supuesto golpe de Estado del que dijo fue víctima  y los muertos en la crisis de octubre y noviembre recientes.

El 23 de diciembre, Morales inauguró una obra por teléfono,  como si aún fuera Presidente,  en el municipio tarijeño de Entre Ríos. Para mañana convocó a dirigentes  a una reunión de planificación en Argentina.

 Al respecto,  el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, manifestó que la presencia  de Morales en Argentina es un problema para ese país, que le permite hacer política en calidad de refugiado. 

“Creo que el problema lo tiene el Gobierno de Argentina, que está permitiendo hacer política a un desesperado refugiado, que busca protagonismo”, manifestó Murillo. 

El actual Gobierno de Bolivia hizo una consulta al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados para establecer si Morales puede hacer declaraciones políticas.

 

 

160
29