Agentes españoles justifican operativo en residencia de embajadora mexicana

La Cancillería boliviana señaló el personal diplomático y de seguridad de la delegación española no tenían la autorización para portar armas de fuego ni usar objetos que cubran el rostro.
domingo, 29 de diciembre de 2019 · 18:45

Página Siete Digital

Tras el incidente diplomático ocurrido el viernes entre Bolivia y España, el Grupo Especial de Operaciones (GEO) del país europeo  a través de una cuenta de Twitter atribuida a ese grupo de operaciones especiales de la Policía española defendió la legalidad de que sus efectivos porten armas de fuego y que utilicen capuchas que cubran sus rostros.

El grupo español, mediante una cuenta de Twitter, hizo referencia al Reglamento de Ley 400 (de Bolivia) de control de armas de fuego, munición, explosivos y otros materiales relacionados. En artículo 93 señala que el Ministerio de Defensa debe otorgar (previo trámite) una "autorización de internación y porte temporal de armas de fuego (...) a Misiones Diplomáticas, Organismos Internacionales y Delegaciones Oficiales con fines de seguridad acreditando la titularidad del responsable de la portación".

Sin embargo, la canciller boliviana, Karen Longaric, aseguró que el personal diplomático y de seguridad de la delegación española no tenían la autorización para portar armas dentro del país. Además, en el inciso cuatro del artículo señala que la misión diplomática debe comunicar a Cancillería la salida del personal autorizado para el porte temporal del arma de fuego.

"Resumiendo; ¿Es legal que porten armas en el ejercicio de sus funciones? Sí", dijo el GEO mediante una publicación en su cuenta de Twitter. "¿Puede un equipo de seguridad emplear atuendos que oculten su identidad? Afirmativo", escribió.

Sin embargo, la Ley citada por el grupo español no hace referencia al uso de objetos que cubran el rostro de los efectivos de seguridad de las delegaciones diplomáticas.

El grupo especial dijo que el uso de capuchas es legal. "Su identidad la determina su número de carné profesional no su rostro", escribió. También aseguró que el uso de capuchas forma parte de las medidas de autoprotección, impide que se reconozca fácilmente a sus miembros fuera de servicio y que estos puedan ser objeto de seguimientos, secuestros o chantajes.

Por su parte, Longaric aseveró el día de incidente que los españoles tampoco tenían autorización para usar atuendos que oculten su identidad y denunció abuso de privilegios y atropello a la soberanía del país.

"Estos actos contravienen las más fundamentales prácticas diplomáticas y vulneran el principio de inviolabilidad, considerando además que utilizaron vehículos con placas diplomáticas asignadas a la embajada haciendo un mal uso de las inmunidades, de los privilegios y de las garantías que el Estado reconoce y otorga a cualquier misión diplomática acreditada al país", dijo la canciller en una conferencia de prensa.

Para finalizar, el GEO cerró el hilo de su tuit con una conclusión: "Ha sido fantástico el numerito de #Bolivia para evitar que nadie más se acerque a la Embajada de México". Cabe recordar que seis funcionarios de la embajada española regresaron ayer a su país, tras el incidente del pasado viernes que involucró a México, España y Bolivia.

Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, 18 de abril de 1961

El GEO también recordó los Artículos 3, 25 y 26 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que señala las funciones específicas de una misión diplomática. 

17
244