España enviará una misión para aclarar el impase diplomático

Según El País, los encapuchados que intentaron ingresar a la embajada de México son miembros del Grupo Especial de Operaciones de la Policía española.
domingo, 29 de diciembre de 2019 · 00:04

Página Siete y Agencias  / La Paz y Madrid

El Ministerio español de Asuntos Exteriores anunció que enviará una misión  para investigar la denuncia de Bolivia contra la Embajada de España por cometer, según las autoridades bolivianas, atropellos contra su soberanía a causa de un incidente con la Policía que custodia una sede diplomática de México en La Paz. El grupo delegado estará encabezado por un funcionario de la Inspección General de Servicios. 

“El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación desea aclarar que el objeto de la visita realizada por la Encargada de Negocios de España era exclusivamente de cortesía y niega rotundamente que pudiera tener como objeto facilitar la salida de las personas que se encuentran asiladas en aquellas dependencias”, dijo  ayer la Cancillería española en un comunicado. 

Anunció también que la canciller española en funciones, Margarita Robles,  comparecerá públicamente en el Congreso de los Diputados “cuando la investigación haya sido completada y sus resultados analizados”.

La Cancillería boliviana denunció el viernes  que encapuchados españoles intentaron ingresar clandestinamente en la sede diplomática mexicana en La Paz, donde están refugiados exministros y otras   autoridades y del gobierno del expresidente Evo Morales.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha rechazado la denuncia de Bolivia contra la Embajada de España.

Según el diario español El País, esos “encapuchados” pertenecen al Grupo Especial de Operaciones (GEO) del Cuerpo Nacional de Policía de España.

La página web de GEO indica que  “las operaciones en las que interviene son aquellas que otros policías no pueden realizar debido  a su alta peligrosidad o las que exigen una especial cualificación”. Entre estas operaciones figuran la “liberación de personas secuestradas o tomadas como rehenes y la reducción de integrantes de bandas terroristas, grupos armados, o delincuentes peligrosos”, entre otras.

 Ayer, el ministro de Gobierno,  Arturo Murillo, dijo que “ese personal de la Embajada de España debe  dejar el país”. “Voy a sugerir a la canciller Karen Longaric que expulse a esas personas, no al personal de la Embajada, sino a esos encapuchados; han cometido una agresión contra el país y estaban armados. Hace mucho tiempo que dejamos de ser una colonia de España”, declaró Murillo.

El delegado ante la comunidad internacional del Gobierno interino de Bolivia, Jorge Tuto Quiroga, pidió al presidente en funciones del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, que “asuma su responsabilidad” por el incidente.

“Hubo orden, asuma su responsabilidad, usted como jefe del Gobierno de España”, expresó Quiroga y agregó  que Sánchez está “co-gobernando con Podemos”, partido al que calificó de “agitadores académicos” que quieren venir a Bolivia a hacer “colonialismo de complicidad criminal”.

   Mientras tanto, el Comando Departamental de la Policía reforzó ayer la seguridad en inmediaciones de la residencia de México en La Paz. Más de 50 efectivos custodian los alrededores del inmueble, ubicado en el barrio de La Rinconada.

También realizan vigilias permanentes en el lugar las plataformas ciudadanas “para que el exministro Juan Ramón Quintana no huya del país”.
 

PP y Vox piden al Gobierno explicar incidente

El Partido Popular (PP) y Vox, partidos opositores españoles, anunciaron ayer  que solicitarán al Gobierno que explique en el Congreso de los Diputados los hechos ocurridos durante la visita de la encargada de negocios  de España, Cristina Borreguero, a la Embajadora de México en Bolivia.

El vicesecretario de Participación del PP, Jaime de Olano, anunció ayer  que su partido solicitará la comparecencia de la ministra de Exteriores en funciones de España, Margarita Robles, en el Congreso para que “explique el incidente de Bolivia con diplomáticos españoles” ante la denuncia de la Canciller boliviana.

“Debe explicar este incidente, del que conocemos pocos detalles, pero creemos que los españoles necesitan saber a qué se dedica su cuerpo diplomático en cualquier país y si las noticias que se están publicando dicen la verdad”, declaró Olano.

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, dijo, a través de su cuenta de Twitter que exigirán respuestas en el Parlamento, tras calificar el incidente de “gravísimo”. “Lo que ha pasado en La Paz es gravísimo. A la espera de más detalles todo indica que Zapatero nos ha metido ya en el Foro de Sao Paulo. ¿Trataba la Embajada de España de ayudar a huir a asesinos y narcos cómplices de Morales? Exigiremos respuestas en el Parlamento”, escribió Abascal.

Punto de vista
erick Kuhn  Diplomático de carrera

“  Han violado los privilegios”

Se trata de una violación total de las inmunidades y privilegios que se otorgan a los funcionarios diplomáticos. Efectivamente no se puede revisar un automóvil diplomático   ; sin embargo es privilegio    de todo funcionario diplomático, de acuerdo a lo que establece la Convención de Viena de 1971, que pueden conducir en el país donde se encuentran designados   , pero eso no significa que no tengan que identificarse.

 El uso de armas y de pasamontañas es totalmente ilegal; son actitudes totalmente ilícitas y es una violación a la Convención.

Obviamente la Cancillería española ha indicado que investigará; pero eso puede ser un desliz de la Encargada de Negocios de España, pueden argüir que se trataba de ladrones; por eso todo funcionario diplomático debe identificarse.    Si lo requiere un policía, tiene la obligación de identificarse. No pueden circular con pasamontañas, y menos con armas.

¿Que fue una visita de cortesía? ¿Y por qué había personas encapuchadas y armadas? No era un escolta. Nunca se ha dado que funcionarios diplomáticos circulen con armas y con gente encapuchada; no corresponde porque se trata de la soberanía nacional; dentro de las misiones diplomáticas se establece la seguridad; las embajadas tienen personal de seguridad de su país; fuera de los muros de las embajadas o las residencias, no pueden portar armas.

La misma Embajada ha pedido, en el caso de México, resguardo; después no pueden decir “nos están acosando porque hay demasiado resguardo”.  Ya se está investigando sobre la base de las pruebas y se tendrá que procesar a los funcionarios y seguramente se los convocará a su país    para que se les apliquen las sanciones. 

Sorprende la denuncia de México de que se han violado las normas de derecho internacional. Ningún oficial policial boliviano ha ingresado ni a la Embajada ni a la residencia.

 

37
2