Evo anuncia que el MAS definirá su binomio el 19 de enero en Buenos Aires

Morales, además dijo que tiene intenciones de votar en Cochabamba, Bolivia, en las nuevas elecciones.
domingo, 29 de diciembre de 2019 · 19:21

Infobae / Buenos Aires

“El candidato aún no está aprobado pero estamos primeros en todas las encuestas sin tener candidato”, se jactó el ex mandatario boliviano Evo Morales durante la conferencia de prensa en el hotel Bauen de Buenos Aires. Las declaraciones llegaron varias horas después de lo previsto, luego de que las deliberaciones con los dirigentes del MAS que llegaron a la Argentina para el encuentro se alargaran. Finalmente, informó que la fórmula presidencial se conocerá el 19 de enero, en un acto también en la capital argentina.

La fecha y el lugar son los datos nuevos. Se sabía que hoy no se conocerían los nombres pero se especulaba con que los anuncios se harían en un acto masivo en la frontera con Bolivia. “Me recomendaron que no lo hiciéramos allí”, dijo sin especificar quién le aconsejó que desistiera.

Morales, además dijo que tiene intenciones de votar en Cochabamba, Bolivia, en las nuevas elecciones, lo que significa que planea volver a su país en los próximos meses.

Franco Fafasuli

El ex mandatario boliviano aseguró que estos no son tiempos de reformas partidarias, sino “de fortalecimiento”. Y aseguró que el MAS "está unido”. Con esta declaración intentó despejar dudas sobre la crisis interna que varios sectores de su partido hicieron pública en las últimas horas. De hecho, el acto de hoy pretendía ser multitudinario, pero la asistencia no fue tan masiva como Morales esperaba ya que sectores sociales de El Alto, el bastión de la agrupación, y organizaciones campesinas de La Paz y Chuquisaca resolvieron no viajar a la Argentina.

La presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, Eva Copa, representante de El Alto, declinó la invitación porque así lo decidieron sus bases. “Yo vengo de El Alto y El Alto ha definido no asistir porque van a definir sus candidaturas desde sus bases, desde sus organizaciones, analizando perfiles y llegando a consensos”, dijo en diálogo con el periódico boliviano Página Siete. Copa fue blanco de insultos por parte de dirigentes sociales bolivianos basados en Buenos Aires que hoy acudieron al lugar.

Los campesions de Chuquisaca también desistieron. El ex dirigente de la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca, Román Barrón, expresó: “Las cosas se arreglan en Bolivia y entre nosotros, no desde otro país”. Además, tampoco viajaron de la Federación de Maestros Rurales, los legisladores del “ala oprimida” del MAS, conformada por las diputadas Concepción Ortiz, de los Yungas de La Paz; y Clery Vargas, representante de El Alto.

Para Morales, las divisiones dentro del MAS son una tergiversación mediática, porque sólo invitaron a los líderes departamentales. Detalló que asistieron ocho y que el noveno llegará esta noche.

Franco Fafasuli

Finalmente, informó que el 22 de enero presentará ante la comunidad boliviana en Buenos Aires un informe de sus 14 años de gobierno.

Las declinaciones suceden luego de que funcionarios de la Embajada de Estados Unidos presentarán al canciller argentino una protesta formal por las actividades políticas que está desarrollando Morales en la Argentina. Sobre ese tema, dejó en claro que el acuerdo con el Gobierno de Alberto Fernández es sólo para asuntos argentinos, no para bolivianos. “Tengo derecho a opinar de mi país”, afirmó.

Durante la conferencia de prensa, Morales volvió a insistir con que su gobierno fue víctima de un golpe de Estado y sostuvo que no cometió fraude. “Usaron el término fraude para un golpe”, aseguró al tiempo que denunció que la auditoría de la OEA “es un informe a medias”. El ex mandatario pidió, una vez más, la creación de una comisión de la verdad para investigar los hechos que terminaron con su renuncia el 10 de noviembre pasado.

La crisis política en Bolivia se desató tras las elecciones presidenciales del 20 de octubre, en las que Morales proclamó su victoria pero la oposición denunció un “fraude gigantesco”. La Organización de Estados Americanos concluyó en su informe final que en los comicios hubo “manipulación dolosa” y “parcialidad”, así como “irregularidades graves” como la “falta de resguardo de las actas” y la pérdida de “material sensible”. Morales dimitió 10 de noviembre y huyó a México en medio de la presión de las protestas y de la falta de apoyo de Policía y Fuerzas Armadas. Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, asumió como presidente interina para llenar el vacío de poder dejado por el antiguo mandatario y la renuncia de otros altos cargos.

Bolivia se prepara ahora para celebrar unas nuevas elecciones en las que ni Morales ni su vicepresidente, Álvaro García Linera, podrán participar, conforme al acuerdo al que su partido y los partidos de la antigua oposición llegaron en el Congreso. El nuevo Tribunal Supremo Electoral tiene hasta el 6 de enero para fijar la fecha, que se cree será entre mayo y junio del año próximo.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

30
123