Presencia del MAS sume a la UMSS en crisis y confrontación

El problema no solo es por el MAS, sino que se suma la renuncia y el posterior retorno del rector y la suspensión de clases que generó un déficit económico.
domingo, 29 de diciembre de 2019 · 00:04

María Mena M./ Cochabamba

La Universidad Mayor de San Simón (UMSS) está sumergida -desde las  anuladas elecciones generales del 20 de octubre- en una profunda crisis. Hay una confrontación interna por la presencia de universitarios militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de otros partidos que  obstaculizan la institucionalidad. El rector es el principal observado.

“Hay diversidad de pensamientos e intereses políticos dentro de la universidad. Sí hay una fuerte presencia del MAS; un ejemplo claro es el ataque que sufrió Marco Pumari cuando nos visitó. Pero, sobre todo, los que atacaron eran gente externa”, afirmó Wilber Mejía, ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL) de la UMSS.

      
Pumari  causó conflictos  a su llegada.
Foto:APG

Igualmente, para el rector de la UMSS, Juan Ríos, no es novedosa la presencia de fuerzas políticas al interior de la casa de estudios, sobre todo del MAS y del Movimiento Demócrata Social, actual partido gobernante en la Alcaldía cochabambina.

“Evidentemente el MAS tiene una fuerza importante (dentro de la universidad). Antes de las elecciones tuvo presencia porque tenía un candidato de la propia universidad. Yo creo que después le sigue  Demócratas y con menor representación están los trotskistas”, explicó Ríos.

Pero esta crisis no solo se debe a la presencia del MAS o de otros partidos que generan una confrontación; sino también a la renuncia de su rector Juan Ríos, su posterior retractación y a la suspensión de actividades académicas en los días de conflictos. Estos aspectos  generaron división al interior y un déficit de 12 millones de bolivianos por recursos de coparticipación.

Universitarios masistas

Página Siete visitó la casa superior de estudios de Cochabamba y habló con  universitarios de diferentes carreras. Relataron su percepción y la situación actual de la UMSS. Están convencidos que aunque el MAS ya no está en el Gobierno, sus militantes aún tienen influencia y  poder dentro  de la universidad.

María  cursa el cuarto semestre de la carrera de Comunicación Social. Relató que en su grupo hay más de 20 compañeros que son del MAS y que antes de los conflictos,  la invitaban a participar de reuniones de “líderes universitarios”. Éstas se realizaban  en  la sede de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico, frente a la plazuela Busch, a unos pasos de la universidad.

La noche del 8 de noviembre el edificio de la Coordinadora fue quemado y saqueado por grupos de jóvenes contrarios al MAS. Desde ese día, esa infraestructura está abandonada.

“Me daba curiosidad saber de qué hablaban. Se reunían seguido a cualquier hora. Pero nunca me animé, me daba temor”, dijo María. Aseguró  que esas reuniones continúan y que algunas se hacen dentro de  la universidad.

 
Los estudiantes  se encuentran divididos y confrontados.
Foto: APG

Walter, de la carrera de Administración de Empresas, relató  que durante el conflicto se reunieron entre varios en la casa de un compañero militante del MAS. Allí coordinaban cómo y con que armas desbloquear.

“Creo que me buscaron porque tengo una moto. Querían hacer quedar mal a los motoqueros y lo consiguieron. Una vez salí con ellos, pero luego me desanimé porque a uno de mis amigos la Policía lo detuvo”, contó.

Al volver a clases, varios de sus “compañeros masistas” no volvieron a dirigirle la palabra. Lo  acusaron de ser un “infiltrado”.

El 12 de diciembre, cuando  Pumari llegó al campus universitario para dar una charla, Walter vio a sus compañeros del MAS participar en los enfrentamientos que se desataron. “El MAS aún tiene poder y mucha presencia  y así va a seguir por mucho tiempo. No se les puede contradecir en nada porque o si no se las agarran con uno”, añadió.

 Renuncia y “oportunismo” del rector

“Durante dos semanas -posterior a las elecciones- he sido víctima de amenazas y de acoso por grupos irregulares. Pintarrajearon mi muro, vinieron motociclistas con bates con el afán de amedrentar”, es una de las explicaciones que dio el rector de la UMSS, Juan Ríos, para justificar su renuncia el pasado 10 de noviembre. La suya fue parte de la ola de  dimisiones de ministros y  autoridades.

Sin embargo, 10 días después retiró su carta de renuncia que estaba dirigida al Consejo Universitario y argumentó  que actuó bajo presión, amenazas y en resguardo de la “seguridad e integridad de su familia”. Pero, su actitud fue calificada de “doble moral” por algunos universitarios quienes critican  su inclinación “ciega y oportunista” al MAS en desmedro de los intereses y el bienestar de los universitarios.

“Ya estoy a punto de culminar mis estudios y no deja de sorprenderme la actitud del rector. Es una persona acostumbrada al poder y que sirve a los intereses del MAS. Tuvo la oportunidad de retirarse con la cabeza en alto pero no lo hizo. Más bien se aferra a un cargo temporal”, afirmó Rolando, estudiante de último año  de Derecho.

“No es de ahora ni luego de las elecciones generales que pedimos la renuncia del rector. Esto ya viene de tiempo. Tiene una doble moral porque primero renuncia y luego se retracta. Se ve claramente que sirve al MAS. Es un oportunista”, protestó Claudia de  Ciencias Políticas.

Para el ejecutivo de la FUL, Wilber Mejía, la Federación continuará exigiendo la renuncia de Ríos porque en reiteradas oportunidades mostró una postura política. “Que se haya retractado dice mucho de  Ríos y de la clase de persona que es ”, dijo Mejía.

El rector se defendió y aseguró que retiró su renuncia a petición de un número considerable de docentes, trabajadores y universitarios que le pedían  no “descabezar la institución” ni afectar la continuidad de su gestión.
 

Más  denuncias 

  • Docentes  URUS Cochabamba denunció a Juan Ríos por el nombramiento ilegal de 100 docentes en el proceso de titularización.
  • Cargos  Denuncian la  contratación ilegal de 330 funcionarios con conexión al MAS.
  • Ejército  En agosto pasado, Ríos ofreció al entonces presidente de Bolivia, Evo Morales, un “ejército” de universitarios y docentes mostrando claramente si inclinación política.
  • Compromiso   Para Ríos, sus declaraciones fueron malinterpretadas. Dijo que en la UMSS hay jóvenes comprometidos con el MAS.
  • Transparencia  El Viceministerio de Transparencia asegura que la suspensión de clases no fue autorizada por el Consejo Universitario, por ello docentes y administrativos sigan percibiendo sueldos.

San Simón atraviesa déficit de Bs 12 millones por  los conflictos

Hasta noviembre de 2018 la UMSS hizo una recaudación de 30 millones de bolivianos, pero tras la convulsión y conflictos políticos-sociales tras las elecciones generales, las recaudaciones en noviembre de este año fueron aproximadamente de 18 millones de dólares. Hay un déficit económico de 12 millones de bolivianos.

“Es lógico el déficit. Fueron 21 días que no hubo movimiento ni actividad económica en el departamento y el país. Y una de las fuentes económicas que nosotros tenemos como universidad pública son las recaudaciones por coparticipación”, afirmó el rector de la UMSS, Juan Ríos.

Precisó que el 100% de los recursos por coparticipación va destinado al pago de sueldos y aguinaldos del plantel docente y administrativo de la casa superior de estudios. Para cubrir este déficit  y cumplir con las obligaciones laborales se “prestaron” de otras “fuentes de ingreso”.

 Ríos indicó que la vicerrectora María Esther Pozo sostuvo reuniones con el Ministerio de Economía y logró el compromiso de cubrir esos recursos faltantes.

“Esperamos terminar esta gestión sin mayores traumas (económicos) esperando que se recuperen los recursos por coparticipación”, añadió Ríos.

Extensión del calendario

Los conflictos  no solo dañaron la economía de San Simón, sino también  la continuidad universitaria por lo que se tuvo que modificar el calendario académico, para evitar observaciones de la Contraloría General del Estado.

La UMSS paralizó actividades por 17 días y para reponer ese tiempo el calendario se extendió hasta el 11 de enero de 2020. Pero con esta medida solo se recupera 11 días de clases y actividades laborales. Los días faltantes serán repuestos con las vacaciones de los docentes y administrativos.

Esta última decisión fue rechazada por ambos grupos – porque consideran que es una decisión “arbitraria e impositiva” que va en contra de sus derechos laborales.

Criticaron que mientras Ríos renunció y luego se retractó,  inmediatamente decidió  tomar vacaciones a su “libre voluntad”. Mientras que  ellos, los docentes y administrativos, no puedan decidir sobre la fecha de sus vacaciones.

Ríos, en medio de los conflictos -el 10 de noviembre- presentó su renuncia al cargo de rector de la UMSS, pero días después se retractó de su decisión. Luego de retirar su carta de renuncia del Consejo Universitario tomó una semana de vacaciones.

Para el ejecutivo de la FUL Wilber Mejía era necesario modificar el calendario académico ya que existía el riesgo de sanciones por parte de la Contraloría. Además, esa decisión fue tomada en consenso con el Consejo Universitario, aseguró.

“Si durante los conflictos no se  cerraba la universidad, todo la infraestructura   se iba a convertir en un campo de batalla donde iba a existir destrozos”, dijo el representante estudiantil.

Dijo que los estudiantes, mediante el Consejo Universitario, fueron los que decidieron la suspensión de las clases porque todo estaba bloqueado y había muchos enfrentamientos. “El Consejo decidió reponer los días no trabajados para evitar sanciones”, dijo Mejía.
 

el MAS en la san simón

  peleas
 Ataque al líder cívico Pumari


El 5 de diciembre, durante la visita del líder potosino Marco Pumari a la UMSS, se registró hechos de violencia entre universitarios que apoyaban la presencia de Pumari y estudiantes afines al Movimiento Al Socialismo que lo rechazaban. 
El campus de la Facultad de Ingeniería se convirtió en un campo de batalla. La Policía tuvo que  usar agentes químicos para dispersar a los involucrados. Ese hecho puso en evidencia la presencia activa del MAS en la universidad estatal.

proceso
Justicia demanda penalmente a Ríos


El Ministerio de Justicia denunció penalmente a Ríos por tres delitos: incumplimiento de deberes, daño económico y conducta antieconómica. La denuncia se debe a faltas administrativas cometidas al retractarse de su renuncia, las vacaciones que tomó y la suspensión de clases.

4
39