Tuto: “Desenmascararé ante el mundo al mitómano de Evo”

“Debemos hacer una pitita nacional, pues una pitita salvó la democracia”, dijo el expresidente, que fue designado vocero internacional por Jeanine Añez.
miércoles, 04 de diciembre de 2019 · 00:20

Beatriz Layme  / La Paz

El expresidente Jorge Tuto Quiroga, flamante delegado ante la comunidad internacional designado por la mandataria Jeanine Añez, afirmó que en sus nuevas funciones se encargará de desenmascarar al “mitómano”  Evo Morales.

La designación de Quiroga provocó la rápida reacción del  exmandatario y líder cocalero que permanece asilado en México.  Mediante su cuenta de Twitter, Evo Morales señaló que la presidenta Jeanine Añez “no se equivoca” al designar a Tuto como  vocero de su gobierno ya que -sostuvo- “es un experto defensor de las dictaduras”.

“Una excelente decisión porque (Tuto) es un experto defensor de las dictaduras. Fue vicepresidente del dictador Hugo Banzer Suárez y un experto represor del pueblo”, publicó Morales.

En entrevista con Página Siete, Tuto Quiroga aseguró que   explicará  paso a paso que en Bolivia no se gestó un golpe de Estado como sostiene Morales.

Señor Quiroga, ¿cuál es la misión específica que cumplirá?

Este no es un cargo, es un encargo de la Presidenta constitucional Añez, a quien conozco hace mucho tiempo, pues fue parte de la brigada de valientes asambleístas de la Constituyente que vivió un ambiente hostil.

Desde hace años vengo realizando este trabajo: denunciar la dictadura en Bolivia, Venezuela y Cuba.   Nunca pensé que íbamos a liberar Bolivia antes que Venezuela,  soy franco. Yo me dedicaba a ayudar a Venezuela porque de ahí vienen nuestros padres, Simón Bolívar, y pensaba que Venezuela debía ayudar a la “hija predilecta”. Resulta que  terminó al revés. 

Haré lo que he venido haciendo estos últimos 14 años. Ahora con una línea más clara, de explicar al mundo, a los países de América Latina y Europa, que Evo Morales es un mitómano. Se dirá: aquí no hubo un golpe, hubo una sucesión constitucional producto de una indignación popular  joven, movilizada en todo el país, con el fin de que Bolivia no sea una nueva Cuba.

¿Evo Morales aún  tiene credibilidad internacional?

Cada vez mucho menos, pero, no cabe duda, tiene un megáfono muy grande, cortesía del Gobierno de México. Es el boliviano más conocido de la historia y ello también tiene desventajas, porque aquí sabemos que  es un mitómano y vamos a desenmascararlo ante el mundo.

¿En qué países incidirá más?

Aprendí en el mundo de la política la persuasión de la democracia, no existe un mundo de ciencia, existe una corriente mayoritaria. Estoy seguro que se va a lograr ¿dónde? En América Latina y la Unión Europea.

¿Coordinará acciones con la canciller, Karen Longaric, o trabajará de forma independiente?

Tenemos una canciller que es extremadamente competente. Personalmente, nunca antes estuve tan orgullosos de que una mujer sea mi Presidente y otra la canciller. Habrá que hacer la tarea diplomática, pero esta batalla es política y mediática, lo sé porque hace 14 años la voy librando.
 

¿Para esta nueva misión requerirá personal de apoyo?

Lo que necesitamos es el informe final de la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA), porque es un elemento determinante. ¿Para qué? Para que no quede duda  de que Evo Morales es el fraudulento más grande de la historia de América Latina, que dejó pequeño a Nicolás Maduro. Ese informe saldrá en estos días.   

Usted fue uno de pocos que respaldó la auditoría de la OEA, ¿por qué?

Me quedé solito respaldando la auditoría de la OEA. Espero que quienes la criticaban, como el Conade, que pedían que  se vaya la misión de auditores, tengan la hidalguía de reconocer que se equivocaron, pues esa auditoría fue la que precipitó la salida de Evo Morales. 

Por ello pedí al diputado  Gonzalo Barrientos que presente su denuncia sobre el fraude caligráfico y es que con una sola letra llenaron las actas de las zonas rurales. También pedí a Carlos Mesa y Óscar Ortiz que presenten las actas, había renuencia porque pensaban que estaban validando la auditoría. Insistí, comprendieron   y entregaron las actas.   

¿Por qué ayudó a Evo Morales a salir de Bolivia?

 Evo Morales, después de renunciar, lo único que quería era salir del país. Su entorno más cercano pedía que lo dejen escapar a México, cosa que con mucho gusto lo hice, pues eso consolidaba la renuncia, el abandono de funciones, la dejación del cargo. 

Así termina la tiranía de 14 años y Jeanine Añez asume amparada en la jurisprudencia 003/2001, que establece que la sucesión es ipso facto.

¿Gente del MAS le pidió personalmente que ayude a Morales?

Fue la senadora Adriana Salvatierra  quien me pidió que salvara a Evo. Si ella se niega, aquí tengo los chats para demostrar sus ruegos para salvar a Evo.  Morales condicionó a través de Salvatierra, dijo que viabilizará la sucesión si se le permitía  salir del Bolivia, pero yo sabía que con Evo en el Chapare no se daría la sucesión, así que le ayudamos.  

¿Por qué considera que Evo Morales decidió asilarse en México y no en Cuba o Venezuela?

Porque sabe que su amigo Nicolás Maduro se viene abajo. No Cuba, porque hubiera sido más descarado, hubiera sido claro que es un satélite de sus afanes políticos. En Nicaragua, Daniel Ortega también tiene los días contados. Lo único que le quedaba era  México.

El cívico Luis Fernando Camacho anuncia su postulación a la presidencia, ¿qué criterio tiene sobre esa decisión?

Antes de esta fiebre de ver qué oveja o con qué pareja y con qué sigla, debemos terminar de hacer justicia. 

Agradezco a la gente que tuvo un rol preponderante,  pero esta lucha es de 14 años y sería muy injusto no hacer justicia con la familia de Roger Pinto, de José María Bakovic, cuyos familiares   aún afrontan juicios y tienen las cuentas congeladas. Que vuelva Leopoldo Fernández a su tierra, Pando, que Branko Marinkovic retorne a Bolivia, que Gualberto Cusi tenga el mejor seguro médico, que las familias  del Tipnis estén seguras que no van a atravesar su parque. 

Esta lucha es de varios y por 14 años, por tanto, terminemos de hacer justicia.

Ahora ¿qué queda por hacer?

Lo que aprendí es que no hay que equivocarse al final, mis amigos en Venezuela se equivocaron cuando Hugo Chávez renunció en 2002 y conformaron un gobierno cívico, empresarial y militar. Tres días de gloria en el Palacio de Miraflores y luego  17 años de ignominia. Chávez volvió y  se quedó.   

El pensar que la tarea ha concluido es una ingenuidad enorme y yo no voy a cometer ese error. El MAS tiene derecho a postular  democráticamente a sus candidatos, pero el tirano no puede volver. 

En Nicaragua pensaron que sacaron a Ortega, pero éste retornó a sus más de 80 años, pasó lo mismo en Argentina, el 10 de diciembre retorna Cristina Kirchner con Alberto Fernández.

Lo peor será decir: “Ya se fue Evo Morales y terminó todo”. No es así, si no consolidamos la recuperación de la democracia y libertad, con una postura clara de visión país estamos incubando un posible retorno de los tiranos y ahí si nos aplican la Cuba para siempre.

¿Está de acuerdo formar un solo frente y candidato único? 

Primero se tiene que trabajar una propuesta antes de ver quiénes serán los candidatos.     ¿Qué vamos a hacer por el país, cómo vamos a garantizar un país que resista el contraataque furibundo? Eso vamos a lograr todos juntos, nos tenemos que amarrar con una cuerda, tenemos que hacer una pitita nacional, pues fue una pitita que salvó la democracia del país.

 

 

163
12