Exfiscal del caso Fondioc denuncia a Guerrero, Blanco y al presidente del TCP

El exfiscal relató los entretelones jurídicos y políticos en torno a la detención de Nemecia Achacollo por el caso Fondo Indígena.
jueves, 05 de diciembre de 2019 · 00:57

Carlos Quisbert  / La Paz

Mensajes de texto, llamadas, amenazas de destitución y encarcelamiento, presiones que implican al expresidente Evo Morales, son algunos de los entretelones políticos y jurídicos en torno a la detención de la exministra Nemecia Achacollo, por el caso del Fondo Indígena, revelados por el exfiscal anticorrupción Ánghelo Saravia. 

Los detalles figuran en la denuncia que Saravia presentó ayer ante la Fiscalía. En el documento, afirma que uno de los abogados de Achacollo le insinuó que se debía favorecer a la exministra porque de por medio había   “un peladingo de dos años y usted sabe hijo de quién es”.

Saravia acusó   al exfiscal general Ramiro Guerrero, al exfiscal departamental de La Paz Edwin Blanco y al actual presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Paul Franco, por uso indebido de influencias e incumplimiento de deberes. En su denuncia, también asegura que esas tres personas influenciaron  en la investigación que realizaba por   la compra de repuestos con sobreprecio para aviones del TAM, caso en el que estaban implicados   los excomandantes de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Luis Trigo (2007) y Gonzalo Durán (2015).   “En el caso TAM, Ramiro Guerrero ordenó que no se cumpla con la ley y no se cite a Gonzalo Durán”, señala parte de la denuncia. 

Asimismo, afirma que Paul Franco ordenó modificar la imputación que Saravia había redactado  y eliminó el cargo de  favorecimiento al enriquecimiento ilícito, con el fin de no implicar a más autoridades del MAS.

 Luego de que se concretó la aprehensión de la exministra -la primera fue  anulada  el 21 de julio de 2016-, Saravia relata que  en la  audiencia cautelar  Franco le envió  mensajes de texto para  indicarle  que no pida el encarcelamiento de Achacollo. Luego de varios mensajes que no había atendido, finalmente obedece la instrucción de pedir la detención en la cárcel de Miraflores de La Paz,  “porque en Palmasola (Santa Cruz) la van a matar”, decían los textos.

  “(Los) hostigamientos se hallan en los mensajes de texto, en mi celular y número de Entel. (Son) testigos el exjuez Enrique Morales, mi exasistente Richard Conde, los investigadores y otros”, afirma el exfiscal. En otra parte del documento  señaló que un abogado de Achacollo, antes de la aprehensión él pidió que le adelante las preguntas que le iba a realizar a su cliente, lo que fue rechazado por Saravia.

“Como respuesta (el abogado de Achacollo) me indicó: ‘No se olvide que existe un peladingo de dos años y usted sabe hijo de quién es’. Lo  ignoré”, sostuvo. Del mismo modo, afirmó que tanto Guerrero como su asistente le indicaron que el entonces presidente Evo Morales presionaba en favor de Achacollo.

 Saravia estuvo detenido en el penal de San Pedro y afronta dos juicios, ambos  instaurados  luego de su destitución, uno de ellos por supuesta extorsión a dos exclientes. Afirma que los casos le fueron abiertos en represalia.

 
Página Siete consultó al TCP por la versión de Franco, pero no hubo respuesta. 

La denuncia completa está en wwwpaginasiete.bo.
 

 

133
2