Verifican daños en Senkata y detenidos reafirman inocencia

En la inspección ocular, los 7 imputados no pudieron dar su versión a la Fiscalía.
viernes, 06 de diciembre de 2019 · 01:06

Carlos Quisbert  / La Paz

La Fiscalía realizó ayer la inspección técnica ocular (ITO) del ataque a la planta de almacenaje de  hidrocarburos de Senkata. Siete de los detenidos estuvieron presentes,  sus familiares denunciaron aprehensiones injustas y aseguraron que  los procesados son inocentes,   pues -sostienen- no estuvieron presentes el momento de los disturbios.
 

 El 19 de noviembre, la Planta de YPFB de Senkata  sufrió el ataque de una turba de militantes del MAS que destruyeron partes del muro perimetral; según la investigación, también quemaron dos vehículos y robaron 500 garrafas. Por este hecho, siete personas fueron detenidas y acusadas por terrorismo, sedición e instigación a delinquir, entre otros delitos.

De acuerdo a la información oficial, los disturbios se dieron cuando grupos  armados con dinamitas reaccionaron después del operativo policial-militar, que  hasta las 12:00 había logrado la salida de cisternas con gasolina y diésel, además de  camiones de gas licuado. Los manifestantes que bloqueaban la distribución de  carburantes a La Paz  exigían  el retorno de Evo Morales, quien había renunciado a la Presidencia el 10 de noviembre.  

    “A mí los policías me sacaron del Hospital Holandés, estaba internado porque me lastimé  la cabeza en mi trabajo de albañil. Una doctora nos insultó y denunció a la Policía sin motivo. A jalones me sacaron y me metieron a un auto particular directo a pegarme. Nos llevaron al Regimiento III, nos han torturado”, es la versión de Alian Alberto Barra, de 19 años.

El detenido afirma que fue confundido con manifestantes heridos y señalado como colombiano, venezolano o cubano, por el color oscuro de su piel. “Yo he nacido en Beni, esa doctora me decía que era delincuente, que quería matar a todos los alteños. Yo vivo en la zona  Cristal I (Senkata)”, aseguró Barra. 

El joven asistió  a la inspección  enmanillado, como Teófilo Moya, de 20 años, quien también dijo que fue golpeado por  policías, confundido con un vándalo. Sostuvo que  fue arrestado  lejos de la Planta de Senkata.

    Ninguno pudo dar ayer su versión. Sus familiares aseguraron que en la ITO los mantuvieron de pie  y sin hablar, mientras el fiscal del caso -Rubén Cruz- hacía el recorrido por los sectores dañados en la planta.

Distintas   versiones

  •  Padres Ismael Blanco y Luciano Guarchi, padres de otros dos detenidos, vecinos de Senkata,  también denunciaron que sus hijos fueron aprehendidos de forma injustificada. 
  •  Panadero Mariela Quino, esposa de un panadero, también acusado, afirma que ese día su esposo fue detenido sólo por ir a ver si ya estaban vendiendo gas, que necesitaban para su negocio.
3
34