Adriana Salvatierra: “Ser mujer y joven, eso requiere más o menos un doble esfuerzo”

La Presidenta del Senado cree que si falla, la gente creerá que los jóvenes no son capaces.
domingo, 03 de febrero de 2019 · 00:10

Página Siete/ La Paz

Adriana Salvatierra es la cuarta mujer en asumir el cargo de Presidenta del Senado y la más joven de la historia de Bolivia en llegar a ese sitial; quizá porque antes el requisito para postular a una senaturía era tener 30 años cumplidos, o quizá, también, porque los tiempos han cambiado.

A sus 29 años, Salvatierra cree que su mayor desafío es demostrar que, siendo mujer y joven, es capaz de cumplir adecuadamente las responsabilidades que le encomendaron. Asegura que para eso hay que esforzarse el doble. Puntual recibe a Página Siete en su despacho para hablar de su nombramiento, de su incursión en la política, de los derechos de las mujeres, de la candidatura de Evo Morales y hasta de la crisis del TSE. 

¿Cuáles son sus desafíos al asumir el tercer cargo más importante en Bolivia?

Suena fuerte, ¿ no? Este año tenemos varios elementos en cuanto a legislación. Es diferente ser senadora en el pleno, que ser senadora presidiendo una comisión, y algo mucho más fuerte, con  más carga laboral, con mucha más responsabilidad, y asumiendo incluso otro rol y otro comportamiento desde la presidencia del Senado. Cuando asumí les planteé a los parlamentarios que el debate sea político, ideológico, pero que no sobrepase a lo personal. En torno a los desafíos legislativos, ahora estamos en los trabajos técnicos de dos leyes importantes que creo que van a marcar la agenda  de los dos primeros meses: el proyecto de ley de implementación del Sistema Único de Salud y la Abreviación Procesal Penal.

¿Cómo va a ser el estilo de su gestión?

Es una gestión que debe enfocarse en cumplir los desafíos trazados y las expectativas, porque ser mujer y joven, eso requiere más o menos un doble esfuerzo para demostrar que uno está a la altura de las responsabilidades asignadas.

¿Existe eso de que hay que demostrar el doble?

Siento que existen expectativas que tienen que quedar satisfechas. Yo sé que si fallo, esto puede significar que la gente tenga una percepción de que una joven no está a la altura de las responsabilidades. Eso me presiona, me afecta, pero también creo que es el trabajo sacrificado lo que puede permitir romper esos estigmas con los cuales uno ingresa por tener ciertas características biológicas.

Más allá de la presencia numérica de la mujer en la política, se cuestiona la calidad de la representación. ¿Qué opina usted?

Más que la calidad, cada persona tiene un marco teórico para ver el mundo, la vida, los derechos humanos, el avance de género. Que seas mujer no quiere decir que seas feminista, y eso lo vemos en la Asamblea, pero también es correcto, es la sociedad que tenemos. El caso de Bolivia (en cuanto a representación femenina en el Legislativo) es único, es segundo en el mundo después de Ruanda, ahora en competencia con Cuba, es único, y eso se da cuando existe una revolución, cuando afectas estructuras, cuando afectas concepciones del Estado que antes tenían una lógica patriarcal. Eso se traduce en una representación numérica, en la que no necesariamente todas las mujeres serán feministas, pero creo que no deja de ser una conquista democrática en este proceso de cambio que además es producto de la lucha de los movimientos feministas.

Pese a eso, Bolivia figura entre los países más violentos contra las mujeres y el acoso político sigue siendo fuerte. ¿Qué ha fallado entonces?

Es producto de una mujer diferente, que interpela, que discute y que disputa espacios de representación, y cuando disputa espacios de representación se reducen los espacios de representación masculina y es víctima de violencia política. O es la mujer que ya no depende económicamente del marido, que trabaja y que se siente libre de ejercer en plenitud todos sus derechos y eso al hombre le incomoda, le molesta. En una sociedad donde existen transformaciones profundas es comprensible que existan estos elementos y eso no es justificado, es un elemento a combatir.

Sin embargo, hay algunas expresiones machistas del propio Presidente y de otras figuras del oficialismo. ¿Qué hacen ustedes, las mujeres del MAS, o cómo reflexionan sobre ese machismo?

Hay un principio y es que “por tus hechos finalmente te conocen”.  No fue en el gobierno de Mesa, no fue en el gobierno de Goni, no fue en el gobierno de Jaime Paz, no fue en el gobierno de Tuto  donde se avanzó de forma tan profunda en representación paritaria. El presidente Morales promulgó el subsidio universal, construyó las condiciones en la normativa para que hoy día el 43% de las mujeres tengan acceso a la tierra, que antes no sucedía, y se constitucionalizó el principio de equidad y paridad. Por supuesto que esto lo hablamos dentro de nuestras estructuras partidarias, y por supuesto que también las mujeres del MAS combatimos esto frontalmente. Ha  habido compañeras nuestras que han salido al frente para decir que no estamos de acuerdo, pero eso no es solamente en el MAS, lo tienes también en UD, en PDC, es propio de una lógica de construcción masculina del poder.

¿Usted se declara feminista?

Sí.

Y en función a eso, ¿cuál va a ser el sello que va a dejar en cuanto a las reivindicaciones de las mujeres? Por ejemplo, ¿se  restituirá la reforma del Código Penal para ampliar las causales del aborto legal?

En el Código del Sistema Penal lo que más generó polémica fueron todos los tipos penales;  en cambio, ahora solamente vamos a obrar la parte procesal, en el que se abre la posibilidad de que en una sola jurisdicción se resuelvan todos los casos. Por ejemplo, una mujer casada, con dos hijos, que fue víctima de violencia y que se quiere separar, tiene que denunciar la violencia y llega a un juez en materia penal; para determinar la custodia de los hijos, en materia familiar, y después va por la distribución de los bienes. Hay una revictimización de una mujer que tiene que peregrinar en diferentes instancias. Sería interesante que un mismo juez le resuelva absolutamente todos los problemas a una mujer que es víctima de violencia. Y lo otro es que creemos que debemos fiscalizar de forma mucho más próxima y efectiva casos que han sido emblemáticos. Vamos a ver la posibilidad de que se generen comisiones de seguimiento para casos y que se tome una posición pública al respecto.

¿Cómo va a ser la relación con el Ejecutivo? Normalmente se cree que el Ejecutivo decide todo. ¿Usted va a seguir esa línea?

Mi partido está en función de gobierno y mi deber  es que exista coordinación entre los órganos del Estado. De hecho, en el procedimiento, si la ley no tiene como origen el Ejecutivo debe pasar en consulta al Ministerio porque tiene que probarse la viabilidad. No tendría sentido que yo legisle sin coordinar con el Ejecutivo o que legisle en algo que sea inaplicable.

¿Cuál es su evaluación de las elecciones primarias?

Fue un primer ejercicio democrático que se convierte en un hito irreversible en torno a derechos conquistados para los militantes de los partidos políticos y la democratización de la toma de decisiones. Yo creo que debe existir satisfacción por parte nuestra porque este primer ejercicio democrático superó las cifras de países donde ya están institucionalizadas las elecciones primarias.

El Presidente y el Vicepresidente tenían expectativas mayores. ¿No cree que la imagen del Presidente está siendo lastimada por esta insistencia de postular a un cuarto mandato?

La insistencia de participar en elecciones es de todos los candidatos que estaban antes de Evo Morales y que hoy día quieren volver a presentarse. El tema de fondo es que la disputa de modelos todavía sigue vigente y  los liderazgos de esos modelos efectivamente van a continuar dentro de la discusión colectiva. Hablar de desgaste creo que es muy suelto de análisis, muy flojo, muy poco profundo. Tenemos muchos logros y también probablemente tengamos elementos que deban ser observados, revisados. Considero que nosotros hemos tenido expectativas demasiado altas, producto de nuestras victorias electorales en 13 años y dentro de la opinión pública se naturaliza un estándar de votación bastante alto, pero por ser nuestra primera experiencia podemos tener resultados diferentes y tenemos que hacer un proceso de evaluación, por supuesto.

Precisamente por eso, ¿no cree que el MAS debería promover nuevos liderazgos? ¿Por qué únicamente Evo Morales?

Yo creo que esa pregunta  debería ser para todos los partidos políticos, porque después de 13 años se siguen presentando los mismos.

A los otros partidos igual les hacemos esa pregunta.

Yo les invito a mirar de forma un poco más profunda en las estructuras, más allá de los binomios presidenciables, que podemos discutirlo. El liderazgo de Evo Morales es un factor de cohesión por lo que representa como sujeto político, la capacidad que tiene de articulación, por los principios de anticolonialismo, anticapitalismo, antiimperialismo. Miremos un poquito más hacia abajo. Nosotros tenemos dos tercios, 25 (senadores) de 36 son nuestros, de los cuales  la única que repetía legislatura era Nélida Sifuentes, que ya no está. En la bancada de oposición, Mirtha Arce ya repite legislatura, Jeanine Áñez ya repite legislatura, Carmen Eva Gonzales ya repite legislatura, Oscar Ortiz es su segunda vez como senador, María Elva Pinckert es su segunda vez como senadora, Carlos Pablo Klinsky era diputado y ahora es senador, Arturo Murillo fue diputado y ahora es senador. Entre los jóvenes, María Lourdes Landívar, que es la suplente de Oscar Ortiz, tiene 34 años. En cambio, en nuestra lista teníamos a Ester Torrico que fue senadora que ahora se trasladó a otras funciones, Mónica Copa, Giovani Alfonsín, Henry Chávez de Tarija, Anderson Cáceres, estaba yo, ya somos siete. Eso es el MAS, donde hay procesos de regeneración de nuevos cuadros políticos, pero  por supuesto que estos cuadros políticos de juventudes nos sentimos identificados con Evo y creemos que Evo debería presentarse en un proceso electoral en igualdad de condiciones como todos los candidatos.

El argumento que maneja la oposición es que se ha violado la CPE para habilitar la candidatura de Evo y Álvaro. ¿Qué puede decir al respecto?

Que lo único que va a pasar en las elecciones de octubre es que Evo Morales va a participar, que no tenemos por qué hablar de otra cosa que no sea de un derecho a participar como otro ciudadano, como ya ha sucedido en Honduras, en Costa Rica, que hay jurisprudencia también en Nicaragua al respecto. Si nosotros creyéramos que la institucionalidad del Estad   o independiente de quien esté a la cabeza va a continuar no tendría sentido disputar una elección. Disputamos un proceso electoral porque detrás de eso hay un proceso político y porque ese proyecto político es antagónico a lo que buscan las otras candidaturas.

¿Usted cree que si sale elegida otra persona van a desmoronar todo lo avanzado?

Solamente en la representación. Cuántos indígenas ves al lado de Carlos Mesa, cuál es la representación parlamentaria de Unidad Demócrata, cuántas polleras puso Unidad Demócrata en este Parlamento. Nosotros tuvimos a la primera diputada ayorea, al primer diputado chiquitano. Eso es con Evo porque ahorita la oposición tampoco lo pone en práctica, tampoco genera mecanismos de inclusión. Comparemos, la representación parlamentaria actual de la oposición sigue siendo señorial.

Hay una presión fuerte sobre el Tribunal Supremo Electoral, incluso el Presidente dijo que tiene dudas de una manipulación. ¿Qué se va a hacer con estos vocales tan cuestionados? ¿Se los va a cambiar?

No, si hemos manifestado observaciones es porque a muchos les pasó, hubo gente que se inscribió en el libro y probablemente su inscripción fue depurada por un mal registro, por una mala letra ilegible. Esa gente está molesta porque no fue a votar, como mi mamá, que no pudo votar. Entonces, es correcto que nosotros planteemos una observación al respecto y esto no significa poner en duda la estructura del Órgano Electoral, no significa poner en duda el trabajo institucional que ellos hacen, estamos observando errores en concreto y eso no implica una presión. Respecto a la renuncia de la vocal Dunia Sandoval, es una profesional a la cual siempre he respetado, una profesional cruceña. Ella tendrá los motivos, pero una golondrina no hace primavera y la renuncia de una vocal no desinstitucionaliza un órgano, que no solamente está compuesto por sala plena. Este caso en concreto no va a producir ningún efecto legal porque existe el quórum correspondiente.

Pero, las observaciones se las va a procesar o van a quedar ahí no más.

Tenemos el deber de responderle a la gente, entonces necesitamos una respuesta oficial de eso, y eso no implica desde ningún punto de vista poner en duda la institucionalidad.

¿Usted va a hacer campaña este año?

Por supuesto, yo soy militante. En esencia tendría que distribuirme los tiempos, probablemente tenga menos vida, pero sí, yo soy compañera.


Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

23
111