Indígenas qhara qhara, a un paso de su destino final: La Paz

Exigen al Gobierno que respete el derecho de propiedad de sus tierras comunitarias y ancestrales. Esperan reunirse con las autoridades.
domingo, 17 de marzo de 2019 · 00:00

Beatriz Layme / La Paz

Después de 39  días de caminata desde Sucre,  los indígenas de la nación Qhara Qhara llegaron ayer a El Alto.  Este lunes prevén ingresar a la ciudad de La Paz para  exigir al Gobierno    que respete el derecho de propiedad de sus tierras comunitarias y ancestrales.

Mujeres y hombres, notablemente agotados, ingresaron a la ciudad de El Alto por la avenida 6 de Marzo hasta un galpón que está en la calle 8. Ahí pasaron la noche. Hoy tienen previsto avanzar a la Ceja para definir su ingreso a la sede de Gobierno. 

 “Dependiendo del clima ingresaremos a la ciudad de La Paz, si llueve el lunes, nuestro ingreso se postergará hasta el martes”, informó a Página Siete el  exkuraka  Samuel Flores, quien espera que el Gobierno reflexione y muestren voluntad política para que  atienda su demanda, el respeto  a los derechos históricos y ancestrales que garantiza la Constitución Política del Estado y las leyes aprobadas.

La marcha de la nación Qhara Qhara se dio frente a la actitud del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) que le negó titular sus Tierras Comunitarias de Origen (TCO) y prefirió entregar “sin observaciones” a las comunidades afines al MAS.

“Esta es una marcha histórica,  valerosa”, dijo Flores, quien informó que en los 39 días de caminata  afrontaron problemas, la falta de alimento y lugar para pernoctar, pero gracias al apoyo de otras organizaciones indígenas y sectores sociales continuaron con su medida de presión.

  En todo su recorrido su principal alimento fue el maíz y trigo, con el que las mujeres y hombres prepararon el desayuno y el almuerzo. “A veces se cocinaba sopa de arroz, de desayuno un api”, cuenta Flores, quien dijo que en vez de un pan consumían pito de cebada.

 En la noche descansaban sobre algunas colchas, cartón y bolsas plásticas. “Encima nos cubríamos con algunas frazadas y bolsas plásticas. Fue una dura situación, pero todo ese sacrifico es en defensa de nuestros derechos como indígenas”, manifestó el tata Mario Chincha, quien anunció que su ingreso a La Paz se reforzará con la participación de otras organizaciones.

Más de
21