Sudamérica lanza el bloque Prosur y excluye a Venezuela

La declaración expresa la voluntad de “construir y consolidar un espacio regional de cooperación para avanzar hacia una integración más efectiva”.
sábado, 23 de marzo de 2019 · 00:59

AFP y EFE  / Santiago

Los mandatarios de Chile, Colombia, Argentina, Brasil, Ecuador, Perú y Paraguay lanzaron ayer en Santiago la primera piedra de PROSUR, un nuevo bloque regional que pretende reemplazar a Unasur, y del que está excluido Venezuela. 

La declaración final fue firmada por los siete presidentes que asistieron a la cumbre, más un representante de Guyana. 

 Los vicecancilleres de Bolivia, Carmen Almendras;  de Uruguay, Ariel Bergamino; y el embajador de Surinam en Cuba, Édgar Armaketo, no firmaron por haber participado en calidad de observadores, pero seguirán presentes en todas las instancias próximas de diálogo.

“Ha sido un buen día para la colaboración, el diálogo, el entendimiento y la integración en América del Sur, porque desde hacía más de cinco años los presidentes de América del Sur no habíamos tenido la oportunidad de reunirnos”, dijo el presidente chileno Sebastián Piñera, tras la firma de la declaración que da inicio al proceso de constitución del Foro para el Progreso de América del Sur (PROSUR). 

 El nuevo foro será “un lugar de encuentro y de diálogo, abierto a todos los países de América del Sur y sin ideologías”, agregó el mandatario chileno, impulsor del nuevo bloque junto a su homólogo colombiano, Iván Duque. 

PROSUR, que nace bajo el alero de la ola conservadora que ha sacudido a la región,  pretende reemplazar a la agónica Unasur, nacida hace una década en pleno auge de los gobiernos de izquierda en Sudamérica. 

El nuevo espacio se implementará gradualmente y tendrá “una estructura flexible, liviana, no costosa, con reglas de funcionamiento claras y con un mecanismo ágil de toma de decisiones que permita avanzar a Sudamérica en entendimientos y programas concretos de integración en función de los intereses comunes de los Estados y de acuerdo a sus propias realidades nacionales”. 

Dentro de los requisitos “esenciales” para participar en este espacio están “la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los poderes del Estado, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la soberanía e integridad territorial de los Estados, con respeto al derecho internacional”, lo que excluye a Venezuela, cuyo gobierno de Nicolás Maduro ha sido declarado ilegítimo por los presidentes firmantes. 

En la antesala, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, había rechazado la creación de este nuevo foro porque,  a su juicio, comete los mismos “errores” de Unasur, que nació con “una finalidad ideológica”. 

 Venezuela, presente

Aunque ausente, Venezuela ha estado muy presente en el Palacio de la Moneda, sede de la presidencia chilena, donde a lo largo de la mañana tuvo lugar el encuentro. 

En las horas previas al foro, el presidente colombiano Iván Duque reveló que conversó con Piñera y otros mandatarios de la región sobre la posibilidad de dar asilo a militares desertores del gobierno de Maduro, con la idea de que se genere “un efecto dominó” para que gran parte de las tropas dejen de apoyar al gobernante venezolano.  

“Es un tema que lo hemos venido conversando con varios países después de los hechos del 23 de febrero”, dijo Duque en una entrevista con Canal 13, en referencia al fallido intento de varios mandatarios, entre ellos Piñera, de ingresar ayuda humanitaria a Venezuela a través de la ciudad de Cúcuta.   

“El mensaje más fuerte es invitarlos (a los militares) a que esa movida que están haciendo en favor de la democracia la hagan en territorio venezolano, y permita generar un ‘efecto dominó’, donde tengamos un movimiento masivo de las tropas que ya no reconozcan a Maduro”, agregó el mandatario colombiano. 

Según Duque, hasta ahora su país ha recibido a unos 1.200 militares venezolanos desertores.

Unasur queda reducido a 5 países 

El año pasado, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Perú y Paraguay anunciaron que suspendían su participación en Unasur. La semana pasada se sumó el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien pidió además la devolución del edificio que alberga la secretaría general, financiada y donada por Quito durante el gobierno del  presidente izquierdista Rafael Correa. 

De esta forma, Unasur, que en principio estaba integrado por 12 naciones, está reducido a un grupo de cinco: Bolivia, Guyana, Surinam, Venezuela y Uruguay.

El continente ha sido escenario de diferentes intentos de integración propiciados o abortados por algún factor o nación en discordia y de los que PROSUR es el último, que fuera lanzado ayer  por siete países.

7 presidentes respaldan Prosur 

A la cita de ayer en Santiago, en el palacio Presidencial de La Moneda, asistieron el mandatario de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, junto al presidente de Argentina, Mauricio Macri; de Perú, Martín Vizcarra; de Paraguay, Mario Abdo; de Ecuador, Lenín Moreno;  y de Colombia, además del anfitrión, Piñera. 

 La declaración, firmada en la sede del Gobierno de Chile, el palacio de La Moneda, expresa la voluntad de “construir y consolidar un espacio regional de coordinación y cooperación, sin exclusiones, para avanzar hacia una integración más efectiva” que contribuya al “crecimiento, progreso y desarrollo” de los países de Suramérica. Esta voluntad se articulará en un nuevo “espacio de diálogo y colaboración”.

La izquierda arremete contra Jair

El izquierdista Frente Amplio de Chile instó al presidente Sebastián Piñera a declarar persona non grata al mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, responsable de un “discurso de odio” que alienta la discriminación, y cuestionó que el nacimiento de un nuevo foro regional tenga al ultraderechista entre sus líderes. 

El bloque de izquierda, que tiene entre sus líderes a jóvenes políticos que lideraron en 2011 la revuelta estudiantil de Chile, entregó una carta con su petición en el palacio presidencial de La Moneda. “Bolsonaro no sólo ha hecho una apología de la tortura mediante sus discursos de odio, instando a la violencia y la discriminación, son que además busca retroceder en décadas de conquistas sociales”, señala el documento.

Los  organismos

  • Integración La OEA, el organismo panamericano más sólido, con sede en Washington, fue fundado en 1948 por 21 países y actualmente lo conforman 35; la CAN tiene su origen en el Pacto Andino, fundado en 1969 por Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Chile; Mercosur, fundado en 1991 mediante el Tratado de Asunción por parte de Paraguay, Uruguay, Brasil y Argentina; el ALCA es el más ambicioso y frustrado proceso de integración americana, con el horizonte de tener consolidado en 2005 el mercado más grande del mundo; y  ALBA, creada en 2004 bajo los auspicios de   Hugo Chávez.
265
15