El documental El Robo tiene ocho errores de producción

El periodista Rafael Archondo hizo un recuento de las fallas que los productores de la cinta dejaron pasar, desde nombres, hasta imprecisiones en los hechos.
domingo, 28 de abril de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

El robo: cuando las leyes se escribían en inglés, el documental que le costó al Estado 783 mil bolivianos, tiene al menos ocho errores y observaciones que no pasaron desapercibidos para el periodista y actual catedrático de la Universidad de Puebla, Rafael Archondo.

Esta producción, basada en la investigación presentada por la Asamblea Legislativa sobre el proceso de privatización de 212 empresas de Bolivia en el periodo 1985-2005, estuvo en el “ojo de la tormenta” luego de conocerse que fue producida por la empresa mexicana Neurona Consulting, que es auditada por la Contraloría General del Estado por ocho contratos que consiguió en el país por 12,4 millones de bolivianos, reportó ANF.

A través de un sucinto análisis publicado en su página de Facebook “La H Parlante”, Archondo describió parte de las escenas del documental, estrenado el 22 de abril en la Cinemateca Boliviana de La Paz, y luego planteó sus observaciones que pasan desde la equivocación en nombres hasta la confusión en la mención de los cargos.

Archondo indicó que este tipo de errores ocurren cuando los trabajos de este tipo son “poco rigurosos” y cuentan con una “mala calidad de la información”. Asimismo, señaló que como su producción fue financiada con dinero del Estado “son errores que no se pueden permitir”.

“Es un video de propaganda, sólo reconoce una forma de pensar”, señaló Archondo sobre “el principal defecto” del documental”, el cual  es no contar con la contraparte porque “no se incluye la voz de los acusados”.

La primera observación de Archondo tiene que ver con el nombre de la empresa con la que operó Raúl Garáfulic, quien se llamaba Prisa y no “Brisa”, como se menciona en la producción.

En segundo lugar, en 1985 MNR y ADN no votaron juntos para hacer presidente a Víctor Paz Estenssoro, sino que lo hicieron el MNR y el MIR.

El tercer error está en que Ivo Kuljis no fue ni ministro de Gobierno ni de Finanzas, sino de Desarrollo Económico.

Archondo cuestiona, en cuarto lugar, que Alfonso Revollo haya tenido un hermano trabajando en Shell, ya que ese sólo hecho “es un dato inútil”, declaró.

Sobre la “enajenación”, la quinta falla detectada en la película tiene que ver con que Comsur haya sido vendida a la suiza Glencore, lo cual “no es indicio de enajenación alguna”.

El sexto error de la producción es que no haya encontrado una foto de Antonio Sánchez de Lozada, excontralor del Estado y hermano de Goni, falla que Archondo calificó de “vergüenza”.

“Que Fernando Salazar haya sido parte de los directorios de las capitalizadas no es cuestionable” y una de las investigadoras confundió Empresa Transportadora de Energía con TDH.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

152
13