Franclin, Elsner y Damián: de rebeldes a perseguidos

lunes, 29 de abril de 2019 · 00:41

ANF / La Paz

Franclin Gutiérrez, Elsner Larrazábal y Damián Condori son tres líderes cívico-sindicales que fueron detenidos y enviados a la cárcel, acusados por delitos penales que aseguran no haber cometido.

Atravesaron el umbral del penal de San Pedro y ese día se convirtió en el peor de sus vidas, está en su memoria como si hubiera sido ayer. Damián Condori, Elsner Larrazábal y Franclin Gutiérrez comparten una desdicha en común: haber sido detenidos y enviados a la cárcel.

Les privaron de su libertad encerrándolos entre cuatro paredes, lo más doloroso alejados de sus familias; convivieron entre cientos de detenidos preventivos sin justicia, los menos con condena por delitos de asesinato, narcotráfico, violaciones y robos.

Damián estuvo detenido durante dos años y dos días por el caso del desfalco millonario del Fondo Indígena y Larrazábal seis meses y cinco días, en el sector de la Posta por los conflictos en Achacachi en 2017.

 Mientras que Franclin hace más de siete meses permanece en Chonchocorito, el sector donde están los internos considerados más peligrosos. Estar alejado de su familia y la muerte de su hijo menor son las dos circunstancias que quiebran el espíritu del dirigente cocalero.

Al menos ocho contradicciones e imprecisiones existen en las sindicaciones del Ministerio Público en contra del líder cocalero de los Yungas.

Para el Gobierno son delitos comunes los que han cometido, pero los líderes desbaratan esa teoría mostrando pruebas y presentando testigos.   Ni el Ministerio Público,  tildado de ser el instrumento de “persecución”, ni la justicia sometida al Ejecutivo han valorado los documentos presentados como prueba de su inocencia, denuncian los tres acusados.

10
136