Viceministro Cáceres alquilaba su hostal a una alcaldía del MAS

“El Zar antidroga” arrendó su hostal Habana Las Cocas al gobierno municipal de Villa Tunari, que le pagó $us 2.500 dólares. Hay registro de dos contratos.
domingo, 12 de mayo de 2019 · 00:00

Página Siete / La Paz

Dos contratos, que figuran en los registros del Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), evidencian que el viceministro  de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, arrendaba su hostal Habana Las Cocas de Villa Tunari a la Alcaldía que lleva el mismo nombre, bastión del MAS.

A esos documentos -fechados en 2007 y  2008- se suman publicaciones periodísticas de esos años que informaron que el Gobierno Autónomo Municipal de Villa Tunari arrendó durante 14 meses el hotel de Cáceres, quien ya era autoridad del Ejecutivo. Pagó 2.500 dólares al mes, es decir un monto total de 35.000 dólares.

De acuerdo al periodista y abogado Andrés Gómez, quien evidenció esos pagos en su columna Tinku verbal, “a la vista hay un negocio incestuoso. Cáceres hizo negocios con el Estado en su condición de empleado del Estado”.

 Hace dos semanas, el viceministro  Felipe Cáceres aseguró que su patrimonio es  producto “de su  trabajo de 23 años como funcionario público”. El patrimonio total  de la autoridad asciende a 9,2 millones de bolivianos, según consta en la declaración jurada de bienes y rentas a la Contraloría General del Estado. 

Los contratos en el Sicoes

En noviembre 2007, el Gobierno Autónomo Municipal de Villa Tunari publicó en el Sicoes la primera contratación por concepto de arrendamiento, por dos meses, del hostal de propiedad de Felipe Ladislao Cáceres García, de profesión mecánico, según el formulario 400 de adjudicación.

    En septiembre de 2008 se publicó un segundo contrato edil, esta vez por seis meses, por alquiler del hostal del viceminsitro. En ninguno de los registros  figuran los contratos ni hay documento de conformidad de los servicios contratados.

Pero la Alcaldía de Villa Tunari arrendó el  hostal Habana Las Cocas por  al menos 14 meses, tiempo que demandó la construcción del nuevo edificio edil, según declaró el entonces alcalde Feliciano Mamani.

“Mamani explicó que, para evaluar las ofertas, ‘hemos cotizado cuatro hoteles, de los cuales la más barata fue la de Felipe Cáceres, por eso hemos alquilado con 2.500 dólares mensuales su hotel’”, informó el periódico Los Tiempos el 19 de abril de 2008

El hotel que alojó a Evo

El hostal Habana Las Cocas está ubicado en el corazón de Villa Tunari, aledaño al mercado y a  menos de dos cuadras de la plaza principal. De acuerdo a su página, tiene 20 habitaciones, piscina y ofrece todos los servicios.

El hostal es propiedad de Felipe Cáceres, cercano a Evo Morales desde que ambos eran dirigentes de las Seis Federaciones de Productores de Coca del Trópico de Cochabamba. Fue alcalde de Villa Tunari por dos gestiones consecutivas, antes de ser nombrado  Viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas el 30 de enero de 2006, cargo que desempeña hasta la fecha.

El hotel del denominado “Zar antidroga” albergó al presidente Morales. Hay constancia de ello, por ejemplo, en las elecciones de 2009 cuando Evo votó en la chapareña Villa 14 de Septiembre.

 La crónica de esa fecha publicada por el corresponsal de la agencia France Press sostiene: “Lejos de la comodidad de un hotel de cinco estrellas, Morales se hospedó  en un hotel de uno de sus amigos, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, llamado Habana Las Cocas”.

En  el registro de Fundaempresa la mátricula del  hostal figura como “no actualizada”.

Los millones del zar

El patrimonio  de Cáceres asciende a  9.251.814,84 bolivianos. Es mayor que el del Presidente,  (2.522.787  bolivianos) y del Vicepresidente (1.899.925 bolivianos), reveló la agencia ANF.

Al respecto, el zar antidrogas sostuvo:  “Soy el funcionario público de este proceso de cambio, yo diría del instrumento político, porque vengo desempeñándome en la función pública 23 años. (Me) pongo en total disposición ante cualquier investigación”.

La  CPE prohíbe a los servidores públicos firmar contratos o realizar negocios con la administración pública directa, indirectamente o en representación de tercera persona.

14
594

Otras Noticias