En nueve años, Cárdenas justificó los actos de racismo del MAS y atacó a la oposición

¿Qué hizo Cárdenas en nueve años de gestión? Algunos opinan que nada.
martes, 14 de mayo de 2019 · 11:39

María Carballo / La Paz

“Indio Aymara en ejercicio”, Educador popular, licenciado en Ciencias Jurídicas (Universidad Aquino, Oruro), académico e investigador en constitucionalismo y pueblos indígenas y padrastro de la hija del presidente Evo morales, Evaliz. Se trata de Félix Cárdenas Aguilar, oriundo de Oruro, quien hasta ayer fue viceministro de Descolonización. 

Estuvo en el cargo durante nueve años y sorpresivamente fue destituido de su cargo para ser remplazado por Cancio Mamani, el jefe de la Unidad de Antropología y Promoción de Saberes y Conocimientos Ancestrales de ese viceministerio. Su renuncia se dio después que Página Siete publicó que su esposa y madre de Evaliz, Francisca Alvarado, es dueña de una emisora radial en Oruro y suscribió contratos con la estatal YPFB. 

¿Qué hizo Cárdenas en nueve años de gestión? Algunos opinan que nada. "En nueve años, el pueblo boliviano (sí, tú) pagó a Félix Cárdenas alrededor de Bs 1.620.000. ¿Produjo algo? Nada. La descolonización, un fracaso", escribió el periodista Andrés Gómez.

El exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas publicó en su cuenta de Twitter una crítica similar: "No supo qué era descolonización, pueblos indígenas, interculturalidad ni democracia. Sólo balbuceos de fundamentalismo étnico. Lo mismo q su sucesor y el gobMAS".

El diputado Rafael Quispe acusó a Cárdenas de haber ejercido sus funciones con discriminación y racismo contra la oposición y ser muy permisible con el partido de gobierno MAS. “El señor Cárdenas, a todos los opositores que contradecíamos o nos poníamos  en contra del Presidente o ministros, nos abría procesos, pero era muy tolerante con las opiniones del MAS”, dijo el parlamentario a radio Fides.

Su "política" y defensa al Gobierno

En noviembre de 2018, el Cárdenas, descartó que iba a procesar a un albañil que fue detenido por gritar "Bolivia dijo No" cuando el presidente Morales salía de un acto en Potosí. Este incidente marca un punto de equilibrio que se opaca por las siguientes acciones que asumió Cárdenas.

El 12 de octubre de 2017, pese a los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, Cárdenas dijo que rechazar la reelección de Morales es un "acto de racismo" contra un indígena.  

Un año después, el 21 de febrero de 2018, se realizó una marcha para reclamar el respeto al referéndum del 21 de febrero de 2016 y Cárdenas marchó con el rostro cubierto junto a un grupo que marchaba a favor del MAS. Discutió con una mujer que le recriminó y para obligarla a callarse, le jaló el sombrero y le dijo: "ya carambas". 

Pese a que opositores pidieron su renuncia, Cárdenas no dimitió de su cargo y no fue posible iniciarle un proceso por racismo y discriminación porque paradójicamente el proceso debía ventilarse en el Viceministerio que dirigía.  
Cárdenas después fue el defensor de los indígenas chiquitanos, quienes denunciaron en septiembre de 2018 haber sido agredidos por plataformas que marchaban en contra de la reelección de Morales.   

En octubre, en Santa Cruz se registró un hecho que también molestó a Cárdenas. Una mujer escupió al vicepresidente Álvaro García Linera cuando éste visitó un hospital. El viceministro demoró tres días para anunciar un proceso contra la mujer. 

Un año después, en enero, Cárdenas anunció que se presentará ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) una denuncia contra Brasil por “racismo de Estado”. Esto porque el diputado estatal brasileño Rodrigo Amorim, quien es parte del partido de Jair Bolsonaro, manifestó que “a quien le gusten los indios, que se vaya a Bolivia, que además de ser comunista, sigue presidida por un indio”.

Sus justificaciones

Asimismo justificó las polémicas declaraciones del dirigente cocalero Leonardo Loza, quien en un acto público ofreció la compañía de mujeres a un ministro. Opinó que fue un chiste picante, usual en el tiempo de la Anata (festividad ligada al ciclo de producción agrícola), que no fue entendido por las personas que no conocen de la cultura andina.

“Es el tiempo del juego, de lo picante, de lo atrevido, pero no creo que sea algo que él piensa permanentemente”, afirmó.

Sus ataques

En agosto de 2017,  respondió a los opositores que rechazaron la aprobación de la Ley 266 que quita la intangibilidad al TIPNIS. "Lo único intangible,  lo único que no se mueve, es el cerebro de los opositores”, dijo entonces.

Sus preocupaciones

Por otro lado, Cárdenas manifestó preocupación por temas no relevantes, según cuestionaron algunos sectores. 
En octubre del año pasado, calificó la fiesta de Halloween como "un serio atentado a la construcción de nuestra sociedad y de nuestra identidad".

Y en abril de este año, recomendó no usar expresiones con la palabra “negro y negra” en los relatos deportivos, porque asumiría como “algo malo” e interpretado como racismo o discriminación. Los periodistas consideran que el pronunciamiento de la autoridad es “exagerado”.

2
177